Política

Un modelo a tener en cuenta

Alberto Fernández se reunió en Portugal con el primer ministro, Antonio Costa

Fue en el Palacio de Sao Bento, sede del Parlamento asentado en Lisboa. Hablaron sobre la situación de sus dos países y el futuro del acuerdo Mercosur - Unión Europea. La coalición que consiguió armar el portugués, y sus políticas, son una singularidad exitosa


El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, se reunió en la mañana de este viernes con el primer ministro de Portugal, Antonio Costa, en el Palacio de Sao Bento, sede del Parlamento asentado en Lisboa. Allí conversaron sobre la experiencia portuguesa y la situación Argentina. Fernández señaló la necesidad de trabajar junto a España para concretar el acuerdo entre la Unión Europea y Mercosur.

Fernández mantuvo el encuentro en Lisboa tras cerrar una agenda de tres días en España. El argentino y Costa conversaron durante una hora y media.

El ex jefe de Gabinete subrayó la “necesidad de trabajar junto a España para concretar el acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur”, anunciado a finales de julio, pero que todavía debe materializarse. A fernández lo acompañaron su virtual vocero Felipe Solá y Miguel Cuberero, ex secretario de Turismo bonaerense. También, el ex candidato chileno Marco Enríquez Ominami.

António Costa, líder del Partido Socialista de Portugal, es considerado un modelo a seguir por el resto de líderes socialdemócratas europeos, ya que gobierna en solitario desde fines de 2015 con el apoyo de comunistas, verdes y el Bloco de Esquerda, un partido cercano a los españoles de Podemos.

Con esa coalición que nadie imaginaba, el primer ministro construyó una convergencia de centro izquierda similar a la que aspira el socialista español Pedro Sánchez para mantenerse al frente del Ejecutivo de España. Sánchez fue el anfitrión previo de Fernández en su breve gira europea.

Un ejemplo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“El gobierno portugués es un ejemplo para los socialdemócratas europeos con los que queremos estrechar lazos”, remarcaron desde el entorno de Fernández. Coincidieron en que Costa hizo posible la materialización de una “alternativa a las políticas de austeridad neoliberales” para los portugueses, sin sumar enemigos en un mundo volcado discursivamente al “libre mercado”.

Un perfil similar busca el argentino, a quien muchos de sus interlocutores europeos trataron más que como candidato, como presidente electo. En España, antes de cruzar a Portugal, Fernández cenó con representantes de influyentes empresas españolas.

El conductor de la coalición opositora busca el respaldo de grandes empresas potenciales inversoras en la Argentina y sectores de la banca europea. “Un proyecto político que genera entusiasmo y cuenta con respaldo social sólido” es atractivo para la inversión, creen sus colaboradores.

Telefónica, Iberia, Grupo Chemo y representantes de la banca BBVA, entre otros, escucharon al candidato del Frente de Todos en la noche del jueves. Antes, había estado con la presidenta del Banco Santander, Ana Botín.

Fernández tiene previsto regresar este mismo viernes a Madrid, tomarse un día de descanso y regresar a la Argentina el domingo.

 

Comentarios