Coronavirus, Política

Anuncio oficial

Alberto Fernández extendió la cuarentena hasta el 7 de junio y advirtió que aumentarán los casos

Poco después de que el Ministerio de Salud difundiera los datos de nuevos contagios y fallecidos por coronavirus, el primer mandatario sostuvo que “en estos 14 días que pasaron el 87% de los nuevos casos fueron en el Área Metropolitana de Buenos Aires”


El presidente Alberto Fernández extendió el aislamiento preventivo, social y obligatorio hasta el 7 de junio inclusive, aunque esta vez se ocupó de distinguir con mayor nitidez la situación de Capital Federal y Gran Buenos Aires con la de resto del país. Fernández resaltó que la tasa de duplicación de los casos, que en la anterior extensión del aislamiento estaba en 25,1 días, pasó a 33,7 días. Pero también aclaró que estos números se logran exceptuando del cálculo el Amba y que, de contarlo, la tasa baja a 13,4 días. Con esto dejó en claro la diferencia entre la zona del país donde los casos se dispararon y el resto, donde casi no hay casos nuevos. De todas maneras, en la posterior conferencia de prensa citó el caso de Rosario, y pidió “no apurarse”, porque la ciudad “venía sin casos y sumó cuatro por un transportista que viajó a Buenos Aires”.

Entre los distritos más complicados agregó a Chaco, Córdoba y Río Negro, en especial la ciudad de Bariloche. El presidente también hizo eje en el lugar de la explosión de casos: los barrios populares o asentamientos precarios. En ese punto, dijo que los casos detectados subieron porque “sabemos dónde está” el virus y les pidió a los vecinos de esos barrios que “estén tranquilos, porque vamos a poner todos nuestros esfuerzos en ellos”. También admitió que habrá marcha atrás en la flexibilización de Capital Federal y Gran Buenos Aires.

El presidente resaltó que del total de casos confirmados acumulados, el 87,5% se concentra en ciudad de Buenos Aires y 40 municipios del Gran Buenos Aires. Y que en los lugares donde vive el 42% de la población no hubo casos en los últimos 14 días.

“La idea que tenemos es abordar el problema exactamente allí donde está”, dijo Fernández y explico que hay “una concentración del conflicto muy clara en los barrios populares”. Por eso dijo, “concentraremos toda nuestra atención y nuestro esfuerzo en esos barrios”.

Fernández reconoció la dificultad que entraña la lucha contra el virus en esos lugares, donde muchos tienen miedo a perder sus viviendas precarias. “Quiero hablarle a ese vecino, porque ve que la infección golpea en la puerta de su casa, quiero que esté tranquilo, porque vamos a poner todos nuestros esfuerzos en ellos. Les pido que acepten la recomendación médica, porque sé que les cuesta dejar su casa, vamos a cuidar que no corra riesgo su casa, los vamos a cuidar en su salud, y también en el día después”, aclaró.

También reconoció que “los casos van a subir, porque ahora sabemos dónde esté el virus, por eso nos es más fácil encontrarlo, porque el testeo lo hacemos allí donde está el virus, es parte de lo que esperábamos que ocurra, lo que no tenemos que hacer es perder la calma”.

“Esto no debe alarmarnos, es parte de lo que esperábamos que ocurra. Sino ustedes tendrían que decir ¿para qué pusieron tantas camas, compraron respiradores, hicieron hospitales?. Porque esto iba a ocurrir., está ocurriendo. No tenemos que perder la calma. A los vecinos de esos barrios tengan la certeza que vamos a trabajar juntos para estar cerca de ustedes ayudándolos. Vamos a seguir con el monitoreo diario de la situación epidemiológica”.

 

Lo logrado hasta ahora

“Los resultados son interesantes, no solamente porque hemos logrado garantizar la atención sanitaria de cualquier argentino que lo requiera, sino también porque en un gran número de provincias la actividad económica se recuperó por encima del 80%”, dijo el presidente a manera de balance de lo conseguido hasta ahora como fruto de la cuarentena. Y destacó que “el día de ayer (por el viernes) en 19 provincias no hubo ningún caso”.

El primer mandatario resaltó que “la cantidad de casos confirmados cada 100,000 habitantes, 24,3, es una tasa de incidencia muy baja, una situación muy controlada”, al igual que la baja cantidad de fallecidos en relación a otros países es “porque generamos muchos centros de salud y todos los que requirieron atención sanitaria pudo ser atendido, y este es un logro de la cuarentena”.

“Acá no ha pasado como en otros lugares del mundo donde debía optarse entre atender a uno o al otro. Esto es un logro también de la cuarentena, porque nosotros hoy en día, la tasa de ocupación de camas de terapia intensiva por infección de coronavirus es de alrededor de 5%. En los lugares que más se ha desarrollado esa tasa crece un poco pero está muy lejos de esta plenamente ocupado”, explicó. Y resaltó: “Esto también es un éxito de la cuarentena, porque mientras hicimos cuarentena pudimos ir ordenando el sistema de salud”.

Como en cada extensión de cuarentena, habló del tiempo de duplicación de los contagios: “Se duplicaba cada 25 días, hoy es cada 33, si no contamos el Amba, porque el Amba, por la densidad demográfica cambia todo”. Contando al Amba, la tasa baja a 13,4.

Al referirse al diálogo que tuvo horas antes con gobernadores de las provincias más afectadas, dijo: “Cambiamos opiniones y pudimos ver que a todos nos está pasando más o menos lo mismo: en los lugares de más concentración urbana, barrios populares, es donde cuando llega el virus la multiplicación es mucho mayor”.

 

Apoyo del Estado

Sobre la continuidad de las políticas de apoyo económico a los distintos sectores afectados por la pandemia, dijo: “No vamos a escatimar esfuerzos del Estado para seguir ayudando. El IFE, que está destinado a 9 millones de personas, ya fue cobrado por 6 millones de personas y estamos trabajando para que reciban un segundo IFE. Otras 400.000 personas se anotaron para recibir préstamos para monotributistas y autónomos y 210.000 ya tienen acreditados esos montos en sus tarjetas. Debimos imprimir 53 mil tarjetas nuevas para que puedan destinarse esos montos. ATP alcanzó a 2.400.000 trabajadores que vieron el dinero depositado por el Estado en sus cuentas. El 93% de esas empresas tienen menos de 25 empleados y las empresas que accedieron a ese crédito no pueden distribuir utilidades, comprar acciones, realizar operaciones en el mercado de contado con liqui ni en paraísos fiscales; son compromisos que asumen para recibir la asistencia. El 60% de los que trabajan en empresas que recibieron este programa ganan un salario bruto menor a 50 mil pesos, con lo cual estamos muy contentos”.

Prórroga y cambios

En el final de su mensaje al país, el presidente dijo que la cuarentena se prorrogará “hasta el 7 de junio inclusive” y pidió “seguir trabajando juntos como hasta ahora”.

Y también habló sobre una marcha atrás en las condiciones del aislamiento para Capital y Gran Buenos Aires. “Trabajamos junto con Axel (Kicillof) también para acotar el ingreso de gente a Caba, eso que llamamos el transporte interjurisdiccional entre el GBA y CABA. Todos los que tienen hoy un permiso va a caducar en zona metropolitana. Deberán inscribirse nuevamente. Vamos a volver al punto de origen que es que solo pueden ingresar los trabajadores que presten servicios esenciales. Eso significa volver un poco atrás. Les pido que tomemos conciencia de lo que siempre les digo: estamos haciendo las cosas bien y a todos y a todas les doy las gracias, pero queda mucho por delante”.

Y concluyó: “Hemos logrado en un tiempo difícil de la Argentina hundirnos en el trabajo por la mejor causa que es cuidar la salud de la gente, así que les pido que no aflojen, sigan trabajando. Sepan los que están en las zonas más carenciadas que ahora los últimos serán los primeros, de ellos vamos a ocuparnos más que de nadie porque son los que más están necesitando nuestro auxilio”.

Comentarios