Política

Alberto Fernández apunta a relanzar su gobierno y hay borrador de nuevo gabinete

Será promediando el verano, cuando se conozcan los indicadores económicos del último trimestre, que evidencian una leve recuperación tras el desastre de la pandemia y la primera etapa de la vacunación con la Sputnik V esté concluyendo


Por: Mauro Federico / Dataclave.com.ar 

El 2020 se despide con muchas penas y muy pocas glorias. Tras nueve meses de hacer equilibrio con una pandemia que no dio respiro, el gobierno prepara una batería de medidas para fortalecer una recuperación que se torna imprescindible.

Simultáneamente, el plan es presentar una renovación en el gabinete nacional con incorporaciones y recambios que permitan “refrescar la gestión”, sumando nuevos integrantes y reacomodando otros en distintas funciones.

Entre los modificaciones al organigrama -previstas para mediados de febrero- se destaca un “enroque” pensado para enfrentar la gran disputa que tiene el Ejecutivo con el Poder Judicial: Eduardo “Wado” De Pedro, actualmente a cargo de la cartera de Interior y uno de los ministros preferidos de Cristina Kirchner, reemplazaría a Marcela Losardo en el ministerio de Justicia, mientras que la ex socia en el estudio jurídico de Alberto Fernández pasaría a ocupar la Secretaría General de la Presidencia.

Relanzamiento
La mayor parte de los analistas coinciden en que las perspectivas para el 2021 son buenas, luego de un semestre para el olvido, con indicadores negativos en casi todos los rubros socio-económicos.

Pero el Presidente pretende aprovechar la mejoría que evidencian los números del último trimestre y el auspicioso escenario que presenta el inicio de la vacunación masiva contra el coronavirus para efectuar un relanzamiento de su gobierno.

“Todo indica que vamos a tener un crecimiento y una recuperación fuerte en 2021, y tenemos que trabajar para terminar de tranquilizar la economía y dejar de lado la locura de la inestabilidad, esa sensación de no saber qué va a pasar mañana para poder tener un horizonte de proyección claro”, afirmó el presidente a la revista Gente en una entrevista exclusiva que se conocerá este jueves.

En el reportaje –aún inédito- el presidente se muestra optimista respecto a las perspectivas para el próximo año. “La economía se va a ir recuperando de la mano de la tranquilidad sanitaria y vamos a empezar a crecer, siempre que paremos la locura y trabajemos unidos”, sostuvo el mandatario.

“En el Presupuesto para el año que viene se duplica la inversión en obra pública, la inversión en salud crece, al igual que la educativa, en ciencia y tecnología y, por supuesto, la inversión social, no hay previsto ningún otro ajuste que no sea el que realizaremos sobre los intereses de la deuda, que no vamos pagar”, explicó Fernández.

Boletos (picados), pases y abonos
Durante el mes de febrero estará en pleno despliegue el operativo nacional para inmunizar a la población con la vacuna rusa, cuyo primer lote se espera en las próximas semanas. Para esas fechas el INDEC dará a conocer los indicadores correspondientes a octubre-noviembre-diciembre de 2020 que –como todos suponen- mostrarán la incipiente recuperación de la economía post-pandemia.

“Ese será el momento indicado para presentar las iniciativas que marcarán la impronta de 2021 y también para hacer los cambios que estamos terminando de definir”, confió a Data Clave una alta fuente gubernamental.

Aunque ningún funcionario lo admita públicamente, a fines de la semana pasada circuló por los despachos principales de la Casa Rosada un borrador con los nombres que se sumarán al gabinete nacional y los “enroques” que se producirán dentro del organigrama ministerial.

El “paper” –al que Data Clave accedió en exclusivo- permite una primera aproximación al nuevo cuadro de colaboradores que en las próximas semanas, definirá el presidente, con la anuencia de su vicepresidenta:

– Felipe Solá –cuestionado por su reciente “gaffe” diplomático en el que “inventó” el contenido de una conversación entre el presidente argentino y el electo Joe Biden- abandonaría la Cancillería. Sin embargo, no volvería a su casa, sino que retornaría a la arena electoral como candidato a legislador nacional por la provincia de Buenos Aires, lista en la que ocuparía un lugar “de relevancia”.

– Al Palacio San Martín iría Jorge Argüello, un hombre de la máxima confianza presidencial, que actualmente encabeza la estratégica embajada nacional en los Estados Unidos. “Una clara señal para acallar las voces de quienes pregonan un alejamiento de Washington y un acercamiento a (Nicolás) Maduro, algo que claramente Jorge no representa”, explicó una fuente del servicio exterior.

– Para no descuidar ese sitial diplomático tan importante, al frente de la representación argentina en Norteamérica quedaría otro dirigente cercano al presidente: el actual embajador en Uruguay, Alberto Iribarne, factótum del reciente acercamiento con el presidente Luis Lacalle Pou, y de muy buenos vínculos con el establishment económico

– En medio del debate por la Reforma Judicial que el oficialismo prevé encarar durante las sesiones extraordinarias convocadas por el Ejecutivo, Losardo dejaría el ministerio de Justicia y pasaría a la Secretaría General de la Presidencia, en reemplazo de Julio Vitobello quien se ocuparía del área de Ceremonial de la Presidencia.

– El sillón caliente que deja Losardo sería ocupado por el “preferido” de Cristina: “Wado” de Pedro, quien supo integrar el Consejo de la Magistratura cuando era diputado nacional y es considerado como un dirigente que siempre prioriza la búsqueda de consensos. La jugada es, claramente, la más osada de este recambio ya que le otorgaría a un dirigente que responde a la más acérrima enemiga del Poder Judicial, la responsabilidad de manejar el ministerio de Justicia.

– La cartera política quedaría en manos de otro hombre de la “liga de intendentes” que mantiene óptimas relaciones con el Presidente: el actual intendente de Hurlingham Juan Horacio “Juanchi” Zabaleta, que juega un papel muy importante en los equilibrios imprescindibles dentro del justicialismo bonaerense.

– Los destinos de otros dos ministros aparecen con un signo de interrogación: la titular de la cartera de Seguridad Sabina Frederic y el responsable de Palacio Pizzurno Nicolás Trotta no estarían contemplados en el renovado gabinete 2021.

No habría cambios en las cabezas de Economía y Producción que, en la evaluación de gestión, “cumplieron con los objetivos propuestos y tienen por delante una tarea muy importante en la reconstrucción de la matriz productiva del país”, apuntó una de las fuentes consultadas por Data Clave. Sin embargo, no se descartan modificaciones en la estructura de la Secretaría de Comercio Interior, actualmente a cargo de la economista Paula Español.

“Alberto tiene este organigrama sobre su escritorio y seguramente haya modificaciones de acá hasta febrero, pero la idea es potenciar el gabinete con las incorporaciones y los reacomodamientos de funcionarios, sin dejar de reconocer la labor de quienes pusieron todo durante este primer año de gestión tan desgastante”, concluyó el informante. Solo el tiempo confirmará –o no- lo que este borrador anticipa. Habrá que esperar.

Comentarios