Gremiales

Democracia sindical

Alberto Botto fue reelecto al frente de Luz y Fuerza

En los comicios votaron más del 93 por ciento del padrón y la Azul y Blanca obtuvo el 95 por ciento de los votos válidos


Democracia sindical. El actual Secretario General del Sindicato de Luz y Fuerza Rosario, Alberto Botto fue reelecto al frente de su gremio por el 95 ciento de los votos válidos.

En efecto, sobre un padrón de algo más de 2800 trabajadoras y trabajadores casi 2600 eligieron la agrupación Azul y Blanca para que conduzca el gremio por los próximos cuatro años.

Es preciso recordar que Botto es, además, el Secretario General del Movimiento Sindical Rosario (MSR) que integran, entre otros, el Sindicato de Docentes Particulares (Sadop), la Asociación Bancaria y el Sindicato del Correo.

Como sea, en un proceso electoral ejemplar, con una prolija organización y un alto y entusiasta nivel de participación, las trabajadoras y trabajadores eligieron por cuatro años más sus autoridades en un año de extremada complejidad para el movimiento obrero.

En ese marco, las elecciones se desarrollaron en la sede principal del gremio en Rosario (con 11 mesas) y en las seccionales del interior de la rovincia de Santa Fe de San Lorenzo, Carcarañá, Firmat, Casilda, Villa Constitución, Villa Gobernador Gálvez y Santa Teresa (una mesa cada una).

En enero pasado, cuando la junta electoral convocó a las elecciones gremiales “comenzó un amplio proceso de discusión y debate para construir un instrumento electoral que contenga a todas y a todos, pero que al mismo tiempo responda de manera irrenunciable a los derechos laborales que tanto costaron conseguir en la historia del movimiento obrero”, disparó contundente Botto, dando cuenta del porqué de la existencia de la construcción de una sola lista.

El análisis no es menor. El  planteo político sindical de la agrupación Azul y Blanca no deja dudas.

Entre los puntos para destacar está “asegurar la soberanía energética en el territorio provincial”, “garantizar la permanencia de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) en manos del estado provincial” y “proteger e incentivar el desarrollo del sector cooperativo por su rol social trascendental”.

Como se observa, el pronunciamiento excede largamente las reivindicaciones economicistas, vitales claro, pero se adentra en aspectos estratégicos que indudablemente encajan con un modelo de país que nada tiene que ver con el actual.

Tras el escrutinio, Botto, quien asumirá su segundo mandato el próximo 1 de mayo señaló: “Estamos más que satisfechos con lo hecho hasta ahora. Recorrimos todos los sectores de trabajo y hemos hablado con muchos compañeros y compañeras. La agrupación Azul y Blanca siempre garantiza una lista de unidad dentro de nuestro gremio. Eso nos fortalece mucho institucionalmente y organizativamente, porque no son momentos para andar dividiéndose”.

Y agregó: “Vamos a trabajar por las fuentes de trabajo. Más allá del color político, es el compromiso que asumimos hoy con todos los compañeros y compañeras”.

En relación al presente de las trabajadoras y trabajadores lucifuercistas Botto planteó que “hablando estrictamente de la situación de Luz y Fuerza, la disminución que hubo de Pymes y de fábricas en el país nos ha generado una baja en el consumo y eso provoca una problemática de recaudación. Todo está conectado con todo. Y por supuesto que la quita de subsidios a la venta de energía causa aún más problemas tanto para nosotros como para el usuario, a quien le siguen castigando brutalmente el bolsillo”.

“Recordemos que el aumento de la energía del enero de 2016 a enero de este año fue demás del 6 mil por ciento en el sector residencial  y más del 2.500 por ciento para la industria y el comercio. No hay error. Es un proyecto de destrucción para favorecer a los amigos del gobierno nacional”.

Como sea, a la hora de festejar el amplio triunfo (se registraron sólo 16 votos en blanco) estuvo presente el secretario general de la Federación Argentina de los Trabajadores de Luz y Fuerza, Guillermo Moser, quien saludó a los militante y aseguró que “debemos marcar un norte en el que nuestra bandera principal sea la fuente de trabajo”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios