Ciudad

Terror en el río

Al menos cuatro personas fueron atacadas por palometas en la Rambla Catalunya

Fin de semana extra large y con un clima que amerita refrescarse en el Paraná. Por la bajada del río, aumentó la presencia de los ejemplares en el agua. Además hubo un caso de picadura de raya


Varios bañistas que se refrescaban el pasado fin de semana en las agua del Río Paraná en la costa norte de Rosario sufrieron heridas provocadas por palometas, ante lo cual especialistas advirtieron a la población y pidieron tener “precaución”.

Al menos cuatro personas fueron atacadas en la zona de la Rambla Catalunya por ejemplares de Serrasalmus marginatus, que dejaron mordeduras en manos y pies.

“Es la época del año en la que la que la palometa desova y aumenta el número de ejemplares que tiene cada cardumen. Y este año coincide con una bajante en el Río Paraná”, explicó el referente del Sindicato de Guardavidas de Rosario Rogelio Gramajo en declaraciones a Radio 2 de Rosario.

También advirtió sobre “la imprudencia de las personas que ingresan en aguas del Río Paraná en lugares no habilitados”.

En el mismo sentido se expresó el director del Acuario Río Paraná de Rosario, Andrés Sciara, que recomendó a los bañistas que “estén atentos, tengan precaución y si observan alguna actividad rara abandonen el agua”.

“Es difícil predecir cuándo va a ocurrir un ataque de palometas, porque es un comportamiento animal”, añadió el experto en diálogo con TN.

Respecto a la bajante en el Río Paraná, Sciara señaló que al haber menos agua los ejemplares de esta especie se concentran y eso provoca que hay más posibilidad de un incidente.

A la vez, también recomendó recurrir a “atención médica primaria” en caso de sufrir alguna mordedura de Serrasalmus marginatus.

Esta especie tiene similitudes con las pirañas, se trasladan en cardúmenes y prefieren las zonas de aguas bajas para alimentarse.

Asimismo, un joven también resultó herido en la zona de la Rambla Catalunya por una picadura de raya, ya que el bañista no se percató de la presencia del animal en el agua y la pisó, por lo que instintivamente el ejemplar lo atacó con su cola.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios