Ciudad, Coronavirus

Dolor malvinero

Al deceso del ex combatiente Abel Paré en Rosario se sumó el de Juan Carlos Romero en Reconquista

Romero era ambulancista en Fortín Olmos y tocaba en el grupo musical Los Olmeños; sus compañeros lo despidieron este miércoles en el norte provincial. Paré era albañil y trabajaba como ascensorista en el Monumento. Historias de sobrevivientes de la guerra de Malvinas que no pudieron superar el covid


Romero vivía en Fortín Olmos, donde era ambulancista del Sies

Abel Paré era de Esquina, la ciudad correntina en la que también nació don Diego Maradona. Con 18 años viajó más de 3 mil kilómetros para defender la Patria en Malvinas, en abril del 82. Sobrevivió a la guerra y se mudó a Rosario, donde murió el mes pasado, con covid. Trabajaba como ascensorista del Monumento a la Bandera y sus compañeros le rindieron homenaje el pasado 6 de noviembre, al cumplirse 200 años de la primera vez que se izaba una Enseña Patria en las Islas del sur. Su familia también recibió un reconocimiento de toda la comunidad rosarina, de parte del intendente Pablo Javkin. Pocos días después, este miércoles 11, los malvineros tuvieron otra noticia dolorosa: la muerte de Juan Carlos Romero, chofer del Sies en el Samco de la localidad de Fortín Olmos y otro de los que había podido salir con vida del combate con los ingleses, pero no pudo ganarle a la pandemia.

Foto: Rodrigo Miró
En el acto por los 200 años del izamiento de la Bandera en Malvinas hubo homenaje a Paré.

Leonardo, uno de los hijos de Paré, habló con El Ciudadano y contó la historia de su padre: “Mi viejo siempre se ganó el mango con sacrificio. Empezó como carpintero y después fue albañil. Para la armadura y encofrado con madera se daba mucha maña; después empezó a levantar paredes. Aprendía muy rápido todo y eso que había hecho hasta cuarto grado. A lo último, también sabía hacer discos de arado, soldaba muy bien. A su casa la levantó de cero, acá en el barrio La Cerámica. Yo me acuerdo que volvía a las cinco de la tarde del trabajo y se ponía a construir. Ahí viven ahora mi mamá, con mis dos hermanos, todavía”.

Paré no hablaba mucho de la guerra, pero a veces en reuniones familiares, en la sobremesa, contaba alguna anécdota: “Una vez contó que cuando estaban prisioneros de los ingleses se les cayó una caja con granadas al lado del pie y un compañero suyo voló. También decía de todo lo que habían pasado, que habían carneado ovejas por el hambre, o cómo se las rebuscaban para conseguir algún cigarro. Otro recuerdo que me impactó fue el de que tenían que orinarse encima para tener menos frío. Muchos de los que fueron con él, a la vuelta, se suicidaron”.

Como sus compañeros ex combatientes, Paré participó de campañas para ayudar a los que más lo necesitan. “En noches de frío siempre iban a preparar algún guiso, este año también con la pandemia. Otra vez me acuerdo que contó de cuando fueron al barrio Toba a enseñar a construir la casa a los vecinos. Lo que más le gustaba de entrecasa era hacer un asado en familia, que fue lo primero que se hizo cuando pudo cobrar la pensión. Y, cuando había joda, era el primero para bailar unos lindos chamamés y gritar un sapucay. Eso lo voy a tener presente siempre”.

En los últimos años, Paré quiso terminar la escuela. Pudo hacer hasta sexto grado en un Eempa, pero no llegó a culminar la primaria, por los tiempos de trabajo. Hasta 2004 fue albañil y después logró un puesto en la boletería del Monumento. Por eso, el día del homenaje, el intendente Javkin dijo: “Hoy saludamos a Abel, compañero por partida doble. Como ex combatiente al que todos reconocemos por su valor y el haber luchado por la Patria y también como compañero municipal. Era uno de los nuestros”. La bandera argentina estuvo a media asta cuando se supo de su fallecimiento, en los últimos días de octubre. Esa misma Enseña Patria fue regalada por el municipio a su familia.

Romero, ambulancista en Fortín Olmos

Y en la madrugada de este miércoles 11 se sumó al dolor malvinero la noticia del fallecimiento de Juan Carlos Romero, que se desempeñaba como chofer del Sies en el Samco de Fortín Olmos, en el departamento Vera. Como Paré, otro ex combatiente que pudo sobrevivir a la guerra, pero no a la pandemia.

En el hospital de Reconquista, donde murió, sus ex compañeros de Malvinas y trabajadores de la salud lo despidieron haciendo sonar sirenas de las ambulancias, entre aplausos. Romero también integraba en este tiempo el grupo musical Los Olmeños.

 

Comentarios