Edición Impresa, Política

Ahora la UCR quiere la asignación por ley

El titular del radicalismo había dicho que la ayuda promueve el juego y la droga.

Luego de que el presidente del comité nacional de la UCR, el senador Ernesto Sanz, asegurara que su aplicación había traído aparejado el aumento del consumo de drogas y del juego, el radicalismo decidió sumarse al resto de las fuerzas políticas que impulsan la aplicación por ley de la Asignación Universal por Hijo, que el gobierno nacional creó a fines del año pasado por decreto.

Así lo anunció ayer el jefe del bloque de senadores de la UCR, Gerardo Morales, para quien una ley ayudaría a “salir de la focalización de pobres buenos contra pobres malos”.

Al disertar en un encuentro sobre políticas sociales organizado por la UCR en el Senado, el legislador explicó: “Ahora nuestro desafío es mejorar la Asignación Universal por Hijo”, que fue implementada por decreto por el gobierno nacional, hoy cubre a unos 3,5 millones de chicos y permitió reducir drásticamente la indigencia y también los índices de pobreza.

“En base a otras iniciativas que ya hemos presentado y con nuevos proyectos que presentaremos próximamente junto a otras fuerzas políticas, nos proponemos debatir estos temas en la nueva agenda parlamentaria a partir de la idea del gobierno”, señaló el senador jujeño.

En tanto, el diputado nacional Ricardo Gil Lavedra sostuvo que “la asignación, llamada universal, si bien es bienvenida, hay que considerarla como una prestación que supone una cuestión insuficiente y discriminatoria”.

“No abarca el programa a todos los que debiera, tiene limitaciones y condicionalidades”, aseguró el radical, ya que –a su entender– “sigue impregnada de las mismas políticas focalizadas, es asistencialista, discrecional y arbitraria”.

Gil Lavedra no brindó argumentos acerca de sus sentencias, habida cuenta de que el plan barrió con la discrecionalidad y el clientelismo puesto que no se tramita ante un puntero político sino en la Ansés, y con la sola presentación del documento de identidad.

Según sostuvo el diputdo, “hay una obligación constitucional de poder dictar medidas que aseguren un mínimo de igualdad, y permitan salir de la pobreza extrema”.

“La responsabilidad de los legisladores en ese sentido es hacer a la asignación realmente universal dando el contenido de derecho que corresponde a los ciudadanos”, resaltó Gil Lavedra.

De esta forma, los legisladores radicales se sumaron a la movida parlamentaria que impulsa la oposición por distintos frentes, con el objetivo de establecer la asignación por ley y también introducir algunos cambios en su naturaleza.

El Peronismo Federal que comanda Felipe Solá tiene un proyecto en el que se plantea ampliar la asignación a los menores que concurran a escuela de gestión privada con subvención estatal. El bloque Nuevo Encuentro de Martín Sabbatella también quiere extender el subsidio, pero a los hijos de los trabajadores autónomos o monotributistas que perciban ingresos mensuales por debajo de los 4 mil pesos.

Comentarios