Edición Impresa, Le ponen la firma

Reflexiones

Ahora, consenso para que no se le escape de nuevo el gas

El gobierno nacional expuso anteayer en Casa Rosada ante jefes de bloque del Senado el nuevo cuadro tarifario con un aumento promedio de 203 por ciento para usuarios residenciales.


El gobierno nacional expuso anteayer en Casa Rosada ante jefes de bloque del Senado el nuevo cuadro tarifario con un aumento promedio de 203 por ciento para usuarios residenciales. El encuentro, organizado por la vicepresidenta Gabriela Michetti, fue encabezado por el ministro de Energía, Juan José Aranguren, su par de Interior, Rogelio Frigerio, y el vicejefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui, para buscar consensos políticos de cara a la audiencia pública del viernes 16. “Vinimos a escuchar”, fue la única manifestación del jefe de los senadores del PJ, Miguel Pichetto.

El peronismo senatorial, alineado con los gobernadores del PJ, no adelantará un diagnóstico hasta que se presente la propuesta formal en el marco de la audiencia pública. Hacen bien: Federico Pinedo patinó el último lunes con declaraciones en falso al asegurar, por la mañana, que el tope de 203 por ciento de aumento promedio en la tarifa de gas se haría extensiva a pymes, empresas y comercios. El oficialismo debió salir a desmentirlo por la tarde y ratificar que las modificaciones tarifarias continúan tal cual fueron explicadas por el ministro de Energía. Desde el despacho de Pinedo explicaron que el malentendido se produjo con un periodista de la agencia oficial que reprodujo de manera errónea sus declaraciones.

Aranguren había ratificado que en el caso de las pymes se mantendría la propuesta inicial de un tope de incremento del 500 por ciento, porque el fallo de la Corte Suprema sólo volteó el tarifazo para usuarios residenciales. El desliz de Pinedo tuvo cierta lógica: el presidente provisional del Senado abandonó la sensible reunión sobre tarifas antes de término junto con la puntana Liliana Negre de Alonso para retornar al Congreso y participar de un encuentro con un puñado de parlamentarios de Armenia.

La reunión con los senadores comenzó pasadas las 14, al término del encuentro que Aranguren mantuvo con legisladores nacionales de Cambiemos, también encabezados por el dúo Michetti-Pinedo. Junto con Pichetto, participaron Juan Manuel Abal Medina, Pedro Guastavino, Omar Perotti, Rodolfo Urtubey, Guillermo Pereyra, Carlos Alberto Caserio, Alfredo Luenzo, Jaime Linares, María Odarda, Fernando Solanas, Daniel Lovera, Marina Riofrío, María de la Rosa, José Mayans y Liliana Negre de Alonso. Al término de ese encuentro, la vicepresidenta destacó que el aumento del gas será “más gradual y menor” que en la iniciativa rechazada por la Corte Suprema de Justicia.

“También contiene todo lo que vamos a ir haciendo de acá a 2019 en la mayor parte de las provincias y hasta 2022 para la Patagonia para llegar al no subsidio de las tarifas de gas”, agregó Michetti. El peronismo optó por el mutismo.

Los senadores PJ reconocían fuera de micrófono como un avance el nuevo cuadro tarifario, al menos en comparación con el tope anterior de 400 por ciento para hogares residenciales. Después del ida y vuelta de Pinedo, ahora la batalla política se trasladará a las tarifas que deberán afrontar pymes, empresas y comercios.

El encuentro se concretó en el Salón Norte de Casa de Gobierno y al final de la exposición hubo dos preguntas de los legisladores vinculadas a los plazos para dejar sin subsidios a la Patagonia y a la situación específica de la provincia de Formosa.

Fue una jornada frenética entre Casa Rosada y el Ministerio de Energía, que se extendió desde las 11.30 hasta cerca de las 21. El día comenzó con legisladores y autoridades del radicalismo, principal aliado del PRO en Cambiemos, que se reunieron con Aranguren para analizar el nuevo esquema tarifario. “Sincerar gradualmente las tarifas de gas y bajar el precio de las naftas y el gasoil hasta eliminar los subsidios a las empresas petroleras”, fueron los ejes de la propuesta presentada a Aranguren por la UCR en el encuentro desarrollado en el Palacio de Hacienda y que incluyó a legisladores de Cambiemos, del PRO y de la Coalición Cívica. José María del Corral, titular del Comité Nacional de la UCR, le entregó a Aranguren un documento donde se sugiere “establecer criterios que tiendan a sincerar tarifas que estén manifiestamente atrasadas y disminuir el precio del crudo en boca de pozo, claramente sobrevaluado”. La postura del radicalismo es que ambas acciones deberían implementarse en forma gradual, con criterios de equidad social y geográfica.

También fueron recibidos por Aranguren los diputados Liliana Schwindt (Frente Renovador), Alicia Ciciliani (Socialismo) y Néstor Pitrola (Partido Obrero).

Comentarios