El Hincha, Newell's Old Boys

Copa Sudamericana

Aguerre, con dos atajadas decisivas, la figura de Newell’s en la igualdad ante Goianiense

Tuvo dos atajadas decisivas. Una en el primer tiempo frente a un remate a quemarropa de Gomes y otra en el complemento frente a un remate de Dudú


Aguerre 6. Tuvo dos atajadas decisivas. Una en el primer tiempo frente a un remate a quemarropa de Gomes y otra en el complemento frente a un remate de Dudú.

Calcaterra 5. Firme en defensa, en especial en el juego aéreo, luego pasó al mediocampo, supuesto natural.

Lema 5,5. Está recuperando su nivel de 2019. Bien en los cierres, sacó mucho de arriba y abajo y estuvo cerca de anotar con un cabezazo que por alguna razón buscó un compañero en lugar del arco.

Cabral 4. El más inseguro de la defensa, salió mal varias veces y cometió varias faltas innecesarias.

Cacciabue 5. Se lo notó cansado por el trajín de partidos y no pudo desequilibrar en ataque. Luego pasó al medio y estuvo más cómodo.

Pérez 5,5. Muy claro con la pelota, le dio pausas necesarias al partido. No encontró compañeros en ofensiva para lastimar con algún pase profundo.

Sforza 5. Muy prolijo. Cumplió con el pedido de Burgos para el cerrojo del mediocampo y quitó muchas pelotas.

Negri 5. Otro que está sintiendo el esfuerzo. Pasó al ataque cuando pudo y se animó con un par de remates desde afuera.

Rodríguez 5. Sufre jugando de nueve, aunque por momentos bajó a buscar la pelota y buscó que Newell’s jugara un poco.

Cingolani 5. Más preocupado por la marca que explotar su velocidad.

Marcioni 4. Corrió mucho, pero estuvo muy impreciso con la pelota y desperdició varios ataques en la primera parte.

Llano 5. Tuvo un par de salidas complicadas apenas ingresó, pero salvó sobre la línea lo que era la derrota leprosa.

Scocco 5. Ingresó con el equipo muy atrás y apenas tuvo una chance para rematar al arco.

Giani. Voluntarioso, marcó más de lo que intentó atacar.

Nadalín. Burgos lo utiliza como stopper y no desentona.

Sordo. Un rato en la cancha con el mensaje claro: dejar la vida en cada pelota.

Comentarios