Ciudad

Animal casi mítico

Aguará Guazú: monumento natural de Santa Fe en peligro de extinción y suelto por las calles

En los últimos días se encontraron en Las Colonias, San Cristóbal y en Rosario. El que fue hallado en la zona norte de la ciudad falleció. Los otros fueron rescatados. Desde Mundo Aparte atribuyen la aparición de diferentes especies a la pandemia, a los incendios y a la bajante del río Paraná


El aguará guazú parece un perro de patas largas o un zorro grande. Puede medir 80 centímetros y tiene un hocico largo color negro como sus patas. El lomo es de color rojizo. Son animales carnívoros y absolutamente inofensivos. En las últimas semanas se encontraron algunos ejemplares perdidos y desorientados. Se encuentran en peligro de extinción y fueron declarados monumentos naturales de Santa Fe. Margarita Arestiqui trabaja hace más de 15 años en el refugio Mundo Aparte y en diálogo con El Ciudadano  relató que hasta el momento nunca tuvieron una especie en el centro de rehabilitación ya que no es el hábitat de ellos. Sin embargo, el pasado 30 de mayo un aguará guazú apareció en Almafuerte y avenida Sabin. Lamentablemente falleció cuando iba ser trasladado al Imusa.

“El pasado 2 de mayo un trabajador del country Kentucky ( barrio cerrado ubicado en Funes) nos llamó para avisarnos que había visto un aguará guazú por la zona. Le preguntamos si no sería un zorro que suele haber muchos por Funes, Roldán o Pérez, pero él estaba seguro de lo que había visto”, relata Margarita al recordar ese llamado, Pero no sólo lo había visto aquel hombre, sino otras cinco personas más. A partir de ese dato se desprende la creencia que se trataría del mismo aguará guazú que fue hallado el pasado 30 de mayo en la zona norte de Rosario. “Debió ser el mismo, ya que el country delimita con el arroyo Ludueña y es muy probable que el animal haya llegado por los márgenes del río hasta Travesía”, describió.

El ejemplar del también llamado lobo de crin estaba en Almafuerte al 1600 y fue descubierto por personal policial. Falleció cuando lo llevaban al Imusa en un vehículo de Defensa Civil.

Murió el aguará guazú que hallaron herido en la zona norte de Rosario, a metros de avenida Alberdi

Hay al menos otros dos aguarás que corrieron otra suerte: uno fue hallado y rescatado en un campo cercano a la comuna de Sarmiento, en el departamento Las Colonias del centro santafesino. Margarita explicó que tuvo contacto con las personas que cuidan del animal. Se encuentra atado para poder alimentarlo antes de intentar lograr su liberación.  “Estaba embichado, lo curaron, se lo ve bien y debemos darle una oportunidad y devolverlo a la naturaleza”, dijo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En el departamento de San Cristóbal la Policía de Santa Fe relató a través de la cuenta de Twitter que rescataron a un aguará en una vivienda y lo liberaron en la zona de bajos submeridionales.

Casi míticos

“Los aguará guazú  son animales casi míticos”, aseguró Arestiqui  y siguió: “Han sido cazado de forma indiscriminada por el hombre porque estaban mal asociados al lobizón”.

Son carnívoros, pero también comen frutas y además son fundamentales en el ciclo de la naturaleza ya que se alimentan de roedores y otras plagas. “Estos animales son inofensivos, jamás atacarían ya que por naturaleza le temen al ser humano”, aseguró la mujer que trabaja en el refugio Mundo Aparte.

Los aguará guazú están en peligro de extinción.  Es un cánido autóctono de las regiones de espesuras y pastizales del Chaco boreal paraguayo, Chaco argentino, y la llanura beniana de Bolivia, las pampas del Heath en Perú,​ así como en la cuenca de los ríos Paraguay y Paraná, en Sudamérica.

En Santa Fe se distribuyen principalmente en el centro norte de la provincia, teniendo mayor presencia en los bajos submeridionales. Debido a su caza indescriminada, la pérdida de hábitat y los accidentes en las rutas se encuentran protegidos por la Ley Provincial de fauna Nº 4.830 y fueron declarados en 2003 Monumento Natural desde el año 2003 mediante la Ley Provincial Nº 12.182.

Oso melero

De la misma zona de donde se encuentran los aguarás guazú habitan los osos meleros. Sin embargo también se dejó ver uno de ellos en el departamento San Cristóbal en Santa Fe a fines de mayo de este 2020. Son parecidos a los osos homigueros por su largo hocico y su larga lengua pegajosa que utilizan para recogen los alimentos.

“Son animales pocos vistos, de hábitos nocturnos, absolutamente endentados y eran animales sagrados por los pueblos originarios de la zona”, sostuvo Margarita Arestiqui.

En el refugio Mundo Aparte tuvieron dos osas meleras: madre e hija. Rosarito y Rocío que habían sido trasladadas del zoológico de Rosario hace más de 13 años.

Teorías sobre sus apariciones

Los efectos del coronavirus son materia de estudio al día de hoy. Poco se sabe del virus, pero una manera eficaz de que no se propague es la cuarentena. Debido al aislamiento obligatorio se cree que hay más “bichos” circulando en las ciudades. Está teoría también se vincula a la aparición de los aguarás guazú así como del oso melero y hasta de un yacaré en las islas frente a la ciudad de Rosario.

Para Margarita y sus colegas también el tema de los incendios y la preocupante bajada del río Paraná pueden ser causantes de estas simpáticas, pero alarmantes apariciones. “Salen de su nicho ecológico y se encuentran perdidos”, aseguró en relación a los chiflones, gallinetas y otras especies que también circularon desorientadas.

“En el caso del aguará guazú que encontraron en Rosario también se baraja la teoría que puede haber estado en cautiverio y haber huido, al no ser de la zona es muy raro que aparezcan por acá”, concluyó Margarita.

Mundo Aparte

Mundo Aparte  funciona desde el 2000 en Sorrento 1595. Es un lugar donde habitan animales de la región rescatados.

En el refugio hay 70 especies de animales: entre aves rapases, aguará pope, pumas, lechuzas de campanario, lechuzas vizcacheras, lechuzón orejudo, zorros, entre otros animales.

Margarita Arestiqui que forma parte del equipo explicó que en caso de ver algún animal se recomienda  dar aviso a cualquier persona especializada. “A Defensa Civil, a nosotros, a todo agente que tenga manejo de la fauna”, señaló.

Comentarios