País, Últimas

Aerolíneas volvió a la “A”

El presidente del organismo internacional del transporte aéreo elogió la tarea del gobierno argentino para recuperar la línea de bandera, ordenar la deuda adquirida en manos privadas y reinsertarla en el sistema.

El presidente de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (Iata), Giovanni Bisigniani, elogió el trabajo realizado por el gobierno nacional y los directivos de Aerolíneas Argentinas para poder reingresar, después de diez años, a las filas de la entidad internacional del mercado aerocomercial.

“Lo que han hecho en estos últimos años ha sido casi un milagro porque la situación era verdaderamente difícil”, afirmó el directivo.

Bisigniani, junto al presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde, fue recibido el viernes pasado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la Quinta de Olivos, donde se anunció el reingreso de Aerolíneas a la Iata.

“El hecho de que hayan regresado ahora a Iata es muy significativo, porque le permite a la empresa por un lado empezar a tener una política comercial más agresiva, y por otro una identificación de calidad, porque Iata es un sistema financiero que le permite pasar de una categoría B una categoría A”, afirmó el directivo.

El dirigente, que preside la Iata desde 2001 tras los atentados registrados en Nueva York, dijo que en estos años se cambiaron los procesos de la actividad.

“Sacamos los boletos y hemos hecho una serie de acciones que posibilitaron a las compañías ahorrar 54 mil millones de dólares en 9 años”, detalló.

No obstante, Bisigniani reconoció que “en los últimos diez años las compañías perdieron 50 mil millones de dólares” tras los atentados a las Torres Gemelas y la crisis financiera internacional.

“Es un momento muy difícil para el mundo del transporte aéreo. El año pasado habían comenzado a darse algunos resultados positivos para las compañías pero la situación actual por la crisis con el precio del petróleo, puede ser el inicio de algunos cierres de negocios de algunas de las empresas”, agregó.

Dijo que el precio del combustible explica más del 30 por ciento de la operación y que esta situación hizo que se bajaran “en más de 1.000 millones de dólares las perspectivas de beneficios para este año”.

En su opinión, hoy el mercado aerocomercial con más posibilidades es Asia-Pacífico: “El mercado Asia-Pacífico es el que hoy tiene más posibilidades de crecer. Actualmente representa el 26 por ciento del mercado mundial y en 2014 representará el 30 por ciento. Es el mercado que crece más rápido en los sectores de carga y pasajeros”.

“El año pasado China inauguró veinte aeropuertos para 20 millones de personas y hay otros veinte en construcción para los próximos cinco años”, abundó el directivo.

En cuanto a América latina, dijo: “Hay compañías que son líderes mundiales. Hoy hay cinco grandes compañías en el mundo, la primera es Air China, seguida por Singapur Airlines y la tercera es una latinoamericana: Lan/Tam”.

En su opinión, las aerolíneas de la región deben seguir adelante, para mejorar su calidad de servicio, e ir viendo cuáles son las grandes compañías para asociarse.

Aerolíneas era miembro de la entidad desde 1950 pero fue excluida del clearing de Iata en junio de 2001, por deudas cercanas a los 60 millones de dólares contraídas cuando la operación de la compañía estaba en manos privadas.

A partir de 2009, Iata convino con el gobierno argentino que se llegase a acuerdos con las empresas con las que Aerolíneas tenía deudas, y una vez que éstas informaron que no tenían reclamos pendientes la entidad internacional volvió a incluirla en sus pantallas y sistemas de reservas del mundo.

Este reingreso simplifica para los usuarios los procesos de viaje y transporte, y permite gozar de costos más bajos; y en el caso de las Aerolíneas permite que operen de manera segura, eficiente y económica, bajo reglas definidas.

Iata administra unos 300 mil millones de dólares anuales y manejó un total de 2.400 millones de dólares “cash” de todas sus afiliadas en los últimos diez años.

Comentarios