Edición Impresa, Política

Economía regional

Advierten por el incremento de las importaciones

“Las situaciones más graves las están viviendo los fabricantes de línea blanca, los productores avícolas y de carne de cerdo, las cristalerías, los fabricantes de plásticos y en los últimos días vimos también la locura que significa importar frutilla”, advirtió Alejandro Taborda, presidente de la Unión Industrial de Santa Fe.


“Si el gobierno nacional no pone atención en las importaciones, la situación será tremendamente grave”. La advertencia la hizo ayer el presidente de la Unión Industrial de Santa Fe, Alejandro Taborda, quien además señaló que “las economías regionales están sufriendo un duro ataque” ante el ingreso masivo de bienes y alimentos que se producen en la provincia.

Según Taborda, “las situaciones más graves las están viviendo los fabricantes de línea blanca, los productores avícolas y de carne de cerdo, las cristalerías, los fabricantes de plásticos y en los últimos días vimos también la locura que significa importar frutilla”.

Las críticas del titular de la Unión Industrial de Santa Fe se enmarcan en los tres informes difundidos en las últimas semanas por el Observatorio de Importaciones que llevan adelante el Ministerio de la Producción de la provincia y la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe).

“Nosotros hemos recibido un apoyo muy grande del Ministerio de la Producción de Santa Fe. Si el gobierno nacional no pone atención en las importaciones, la situación será tremendamente grave porque las economías regionales están sufriendo un duro ataque”, amplió Taborda. Según el dirigente industrial, las explicaciones de la Nación le apuntan al gobierno kirchnerista por sus políticas restrictivas: “Ellos dicen que esto ocurrió por la cantidad de licencias de importación que estaban esperando aprobación desde el gobierno anterior. Dicen que aprobaron todas para descomprimir la situación. Los importadores compraron muchísimo porque vieron que les aprobaban todo. Según el gobierno nacional, ahora van a controlar más las importaciones. Pero el daño ya está hecho”.

En sintonía con su para nacional, Taborda también indicó: “China no es una economía de mercado. Una empresa china no paga nuestros sueldos ni nuestras tarifas. Y también tenemos el problema del sobre stock que hay en Brasil por su propia recesión. Otra cuestión es el tema del flete. Tanto brasileros como chinos bonifican el costo del flete”.

Comentarios