Ciudad

Violencia de género

Acusó a su ex de atacarla e incendiarle la casa

Este martes, Miriam pidió ayuda porque se quedó sin lugar donde vivir. Su atacante, dijo, violó una orden de restricción, se metió en la humilde vivienda, la golpeó, la tajeó y provocó un incendio. A la mujer y a sus hijos no les quedó nada. Ropa y muebles terminaron incinerados


Miriam dormía la madrugada de este martes en su casa de la planta alta de Palestina al 1600, en la zona norte de la ciudad, cuando su ex pareja, que tenía una orden judicial de restricción de acercamiento, la despertó a los golpes mientras la tajeaba con un cuchillo. El hombre trepó por la ventana y así ingresó a la vivienda en donde la atacó. El tío de la mujer intervino para defenderla, y en esas circunstancias, el intruso, de 34 años y padre de uno de sus hijos de la víctima, prendió fuego a la casa. Las llamas se propagaron rápido y las pérdidas materiales fueron totales.

“Me despertó a los golpes, no entendía nada, me golpeaba por todos lados, me tajeó en la panza y me revoleaba con lo que tenía a mano, hasta me tiró con un televisor”, contó angustiada la mujer al móvil de El Tres.

Miriam repetía que fue una casualidad que su tío estuviera en la casa, porque viaja seguido por trabajo. Cuando su ex pareja la despertó a los golpes, empezó a gritar pidiendo ayuda y su familiar la ayudó. “Justo anoche (por la madrugada de este martes) sólo estaba con mi hija de 14 años. Tengo cinco chicos y los más pequeños, de dos y cuatro años, se habían quedado a dormir en la casa de otra de mis hijas, si no, no sé qué hubiera pasado”, dijo.

La mujer contó que luego de la agresión a golpes de puño llamó cuatro veces a la Policía pero no llegó ningún móvil. “Si hubieran venido, mi casa no estaría así. Todavía la tendría”, dijo con lágrimas frente a la vivienda destruida.

Miriam pidió ayuda a través de los medios de comunicación este jueves, porque se quedó sin lugar donde vivir y el fuego arrasó con su casa –construída con paredes de machimbre y techo de chapa–, sus pertenencias y las de sus hijos.

“Bajé en short y ojotas. Los vecinos me dieron la ropa que tengo puesta. Mis dos hijos más chicos me pedían hoy que querían ir a la escuela pero ¿con qué van a ir si no nos quedó nada?”, lamentó la mujer.

 

Denuncias de vieja data

Miriam aseguró que hizo reiteradas denuncias en Tribunales y en la comisaría 34ª de barrio Rucci. La primera fue hace dos años, agregó. Desde Fiscalía, a media mañana de este martes, respondieron que no tenían hasta el momento las constancias de esas presentaciones.

La mujer agregó que fue blanco de otra agresión a golpes por parte de su ex hace cuatro meses, pero acusó a la Justicia de no darle un botón de pánico para defenderse. También contó que luego de radicar la denuncia en la comisaría pidió en esa ocasión que la acompañaran hasta su casa porque tenía miedo, y que los efectivos de la seccional le dijeron que no podían hacer nada y tampoco escoltarla hasta la casa porque “no tenían patrullero”.

“¿Están esperando que me mate, que nos pase algo a mí o a mis hijos?, reprochó. Y agregó: “Lamentablemente, yo no vivo sola, vivo con cinco chicos y si mis hijos estaban anoche conmigo y no hubiera estado mi tío me prende fuego adentro y me mata”.

Miriam aseguró ante los medios que su ex pareja tiene una restricción de persona desde hace cuatro meses, por la cual no puede acercarse a menos de 300 metros ni a ella ni al hijo que tienen en común.

Fiscalía sólo confirmó que recibió el aviso de una discusión y posterior incendio en el domicilio. Que intervino la Unidad de Flagrancia y que se ordenó la captura de Rodrigo R.

Allegados a Miriam difundieron un teléfono para que se comuniquen quienes puedan colaborar con ropa, alimentos, útiles y muebles para a mujer: 152252941 de Rosario.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios