Mundo

Illinois, Estados Unidos

Acusan a unos 700 sacerdotes por abuso sexual en otro escándalo de la Iglesia

Los resultados provisorios son de una investigación que comenzó en agosto de este año con el hallazgo en las seis diócesis de Illinois donde al menos 685 curas y miembros del clero están acusados. La fiscal Lisa Madigan dijo que "ha quedado demostrado que la Iglesia no puede controlarse a si misma"


Cerca de 700 sacerdotes católicos fueron acusados de abuso sexual contra menores en las últimas décadas en la diócesis de Illinois.

Cerca de 700 sacerdotes católicos fueron acusados de abuso sexual contra menores en las últimas décadas en la diócesis de Illinois, cuya principal sede se encuentra en la ciudad de Chicago, reveló este jueves Lisa Madigan, fiscal de este estado del centro-oeste de Estados Unidos.

Las diócesis de Illinois publicaron los nombres de 185 curas involucrados en acusaciones serias, pero el examen de sus archivos reveló que habían sido notificados de “acusaciones contra al menos 500 curas más”, escribió la fiscal en un informe preliminar.

Los resultados provisorios de una investigación que comenzó en agosto encontraron que en las seis diócesis del estado habría al menos 685 sacerdotes y miembros del clero acusados.

En una declaración mordaz, la oficina de la procuradora general criticó el manejo de las acusaciones de abuso por parte de la Iglesia, diciendo que faltaban las investigaciones, y en muchos casos las autoridades policiales y de bienestar infantil ni siquiera fueron notificadas.

“Las etapas preliminares de esta investigación ya han demostrado que la Iglesia católica no puede controlarse a sí misma”, dijo Madigan.

Añadió que la iglesia no había proporcionado “un informe completo y preciso de todos los comportamientos sexuales inapropiados que involucran a los sacerdotes en Illinois”.

La investigación de Illinois fue motivada por un amplio informe del gran jurado en agosto que reveló acusaciones de pedofilia creíbles contra más de 300 sacerdotes e identificó a más de 1.000 víctimas de agresiones sexuales infantiles encubiertas durante décadas por la Iglesia católica en el estado de Pensilvania.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios