Política

Radicales en disputa

Acusan a Franja Morada por agresión en un Congreso

La Agrupación 1983 los apuntó por golpear a sus consejeros durante el Congreso de la Federación Universitaria Argentina, cuya conducción está en manos de la UCR macristas, la facción denunciada.


Una bochornosa agresión empañó el Congreso que se llevó a cabo entre el viernes y el sábado para elegir al presidente de la Federación Universitaria Argentina (FUA) en el ex predio de la Sociedad Rural de Rosario, con la participación de distintas agrupaciones políticas que llegaron desde distintos puntos del país, de acuerdo con lo que denunció una los grupos de la UCR.

El viernes, los radicales de la Agrupación 1983 ingresaron al predio de la Rural para participar del Congreso. Según denunciaron, en forma fueron rodeados por militantes de la agrupación Franja Morada que agredieron a los golpes a seis integrantes, entre ellos los consejeros directivos Vanesa Di Bene, Julián Renzi y el candidato a secretario general, Matías Vedrovnik.

La consejera Vanesa Di Bene explicó los hechos. “Nos presentamos cerca de las 18.30 (del viernes) en la ex Rural, nos acreditamos, nos dieron una pulsera identificatoria y unos tickets para la comida. Cuando habíamos caminado unos 50 metros dentro del predio un grupo de militantes de la Franja Morada de la Facultad de Derecho comenzaron a golpearnos y darnos empujones invitándonos a retirarnos del lugar”. La integrante de la Agrupación 1983 indicó que los agresores les gritaban: “Son unos traidores”. Y agregó: “Nos decían que no teníamos que estar ahí, que nadie nos había invitado”.

Di Bene sostuvo: “La mayoría de los estudiantes entiende el disenso. Sólo unos pocos emplean la violencia artera y cobarde. Les pedimos que debatan con los estudiantes, que abandonen la violencia y que ayuden a construir una Facultad mejor. Nos duele más la estupidez que los golpes”.

Finalmente la consejera reclamó que se tomen cartas sobre el asunto institucionalmente para que estas conductas no se vuelvan a repetir en ningún orden y sean repudiadas por toda la comunidad universitaria.

Quien se mostró molesto por lo sucedido fue Marcelo Vedrovnik, decano de la Facultad de Derecho. “No estuve en el lugar, después de lo que pasó no iba a ir, ni al acto de asunción ni a la cena a avalar con mi presencia lo que había pasado”, aclaró.

El decano indicó con respecto a lo acontecido: “Tengo cierta subjetividad en el asunto porque uno de los chicos agredidos es mi hijo, que es militante de la 1983. Mi hijo me llamó para contarme, ellos quisieron ingresar, son alumnos de la facultad de la otra agrupación radical, y tenían en su poder la pulsera por la cual los habilitaron para entrar. Otros alumnos les dijeron que se fueran, que era un congreso de la Franja Morada, no para otras agrupaciones del radicalismo, los agredieron y se fueron del lugar antes que pasara a mayores”, sintetizó.

El Congreso, en el marco del centenario de la Reforma Universitaria, definía en las últimas horas de la tarde de este sábado si la conducción de la FUA continuaba en manos de la Franja Morada, que se identifica con la alianza Cambiemos. La otra agrupación radical y el resto de los grupos que integran la federación son opositores al macrismo y buscaban aglutinarse para quedarse con la presidencia.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios