Policiales

¿Justicia Divina?

Acusado de homicidio cayó en la peregrinación a San Nicolás

Su aprehensión ocurrió de la manera menos pensada: la hermana de la víctima es policía y este sábado la designaron para prestar servicios de seguridad en la procesión a la ciudad bonaerense, en el marco de la celebración de la Virgen. Allí reconoció al prófugo y lo hizo detener


 

Un joven de 24 años fue detenido este sábado, apuntado de ser el autor del homicidio de Nazareno Benjamín Ciorda, de 17 años, quien fue alcanzado por un plomo letal y por la espalda cuando celebraba la Navidad pasada junto con un grupo de amigos en Matienzo al 3900. Cuatro personas más resultaron heridas esa madrugada –entre ellas dos chicos de 13 años– cuando dos hombres pasaron por la esquina de la zona sudoeste y abrieron fuego.

El detenido fue identificado por los investigadores como Walter M. y contaba con pedido de captura activa desde fines de 2017 a pedido del fiscal de Homicidios Dolosos Florentino Malaponte. Su aprehensión ocurrió de la manera menos pensada: la hermana de la víctima es policía y este sábado la designaron para prestar servicios de seguridad en la peregrinación a San Nicolás, en el marco de la celebración de la Virgen, cuando una multitud de fieles iba camino al santuario de la localidad bonaerense.

Según fuentes policiales, este sábado cerca de las 16 la romería pasaba por Villa Gobernador Gálvez y, en la intersección de San Martín y Esperanza, la suboficial identificó a uno de los peregrinos como el acusado de disparar contra su hermano.

La mujer policía no intervino en la detención de Walter M. sino que avisó a sus superiores y actuó en el procedimiento personal de la comisaría 29ª, del barrio villagalvense de Villa Diego, donde hicieron las averiguaciones correspondientes y constataron que el muchacho tenía pedido de captura desde el 29 de diciembre del año pasado, a sólo días de haber ocurrido el homicidio de Nazareno.

 

Una navidad sangrienta

La Nochebuena del 2017 fue una noche mala para un grupo de adolescentes que se había juntado en la esquina de Matienzo al 3900. Según los investigadores, dos pibes pasaron en moto aquella la madrugada y abrieron fuego para luego acelerar y perderse en la oscuridad.

Una de las balas le ingresó por la espalda a Nazareno, de 17 años; los plomos también alcanzaron en la pierna y el glúteo a dos chicos de 13 años, e hirieron a una joven de 29 en el abdomen.

Los disparos se desataron alrededor de las cinco de la madrugada del 25 de diciembre cuando los chicos estaban en la esquina. Voceros del caso dijeron en la oportunidad a El Ciudadano que todos estaban en la vereda, pasaron dos jóvenes en una Honda Tornado naranja y empezaron a disparar.

Nazareno recibió un disparo que le ingresó por la espalda. Fue trasladado por sus familiares al hospital Carrasco, donde murió a los pocos minutos de llegar y ser atendido. Las heridas fueron fatales.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios