País

Justicia

Actrices Argentinas exige “fallo contundente” contra el actor Juan Darthés

Este martes comenzó en Brasil el juicio oral contra el actor acusado de abusar sexualmente a Thelma Fardin durante una gira en 2009. “Abrazamos a Thelma, pedimos que se condene a su abusador”, dijeron las actrices en un comunicado


El colectivo Actrices Argentinas pidió esta tarde “un fallo contundente” contra el actor Juan Darthés, en el juicio que comenzó este martes por abuso sexual contra Thelma Fardin, y advirtió que “este camino no tiene vuelta atrás para las mujeres y diversidades de América Latina”.

“Sea cual sea el fallo, el juicio oral a Darthés constituye un triunfo y es en sí mismo reparador. Abrazamos a Thelma, pedimos que se condene a su abusador”, dijeron las actrices en un comunicado leído en las puertas de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM), donde a las 14 comenzó a declarar Fardin.

Destacaron que “se cierra así un ciclo de tres años para la causa, que siguió adelante por el coraje de nuestra compañera, un recorrido que sienta jurisprudencia internacional: tres ministerios públicos fiscales de países diferentes (Argentina, Nicaragua y Brasil- adonde el denunciado se fugó para eludir su responsabilidad-), consideraron que había pruebas más que suficientes para acusarlo penalmente”.

“No dejaremos de señalar la crueldad que debe sufrir la víctima en el orden judicial actual. En lugar de legitimarla se la pone en duda; debe afrontar la disección de su vida privada y la prueba constante de lo que una ‘buena víctima’ debe ser”, sostuvieron.

Con un cartel con la leyenda “Acción contra el abuso”, estuvieron presentes una gran cantidad de actrices como Julieta Ortega, Melania Buero, Soledad Villamil y Mirtha Busnelli, entre otras, para acompañar a la denuncia en la primera jornada del juicio contra Darthés que se sustanciará en Brasil.

“Esperamos un fallo contundente”, aseveraron, mientras gritaban “No nos callamos más” en las puertas de la UFEM.

Y remarcaron: “Este caso es solo uno entre infinidad de historias. Su enorme repercusión y efecto lo demuestran: Después de la denuncia pública de Thelma, las llamadas a las líneas para víctimas de violencia de género aumentaron un 1.240% en solo 24 horas y se sumaron al registro de miles de casos de abuso sexual por año, de los que el 65% son menores de edad”.

“Este camino no tiene vuelta atrás para las mujeres y diversidades de América Latina”, agregaron.

Además, reclamaron “mecanismos de reparación efectivos para que las personas que sufren este tipo de delitos no se sientan re victimizadas” y prometieron que seguirán “dando batallas para que ninguna persona más sea abusada”.

“Es urgente que se proteja a las infancias, que el Estado dé mayor presupuesto para atender a las víctimas, y nos convocamos para decir basta porque el tiempo del silencio y la impunidad terminó”, enfatizaron.

También criticaron el rol de los medios de comunicación que sostienen que “publican su nombre, rostro, cuerpo, costumbres” y “se buscan sus faltas pero de los violadores, nada. Silencio”.

“Frente a un sistema penal patriarcal que una y otra vez intenta disciplinar a quienes denuncian y a quienes se atreven a testificar en su favor, insistimos: se hace urgente una reforma judicial con perspectiva de género y respetuosa de los derechos humanos”, reclamaron.

En el documento, cuestionaron que “aquí y en todo el mundo éste es el único delito que perita a la víctima y no al victimario: es a ella a quien se somete a innumerables pericias” y manifestaron que “en las audiencias del juicio le dieron lugar a una psicóloga de parte del acusado para que evalúe y haga un informe sobre Thelma”.

“Basta de someter a la víctima a declarar seis veces lo mismo”, exigieron y advirtieron que “la inmensa mayoría de las causas por violación quedan impunes; de hecho, sólo el 1% obtiene una condena”.

Finalmente, manifestaron: “Donde la Justicia del Estado obstaculiza, desestima, estigmatiza a las víctimas o falla en forma aberrante a favor de los victimarios, nos convocamos para decir basta. Porque el tiempo del silencio y la impunidad se terminó. Tenemos la obligación histórica, política y social de que así sea. Con la certeza de que a la injusticia se la enfrenta juntas y organizadas, nuestra unión ya es un triunfo”.

Comentarios