Edición Impresa, Mundo

Acto de apoyo al juez italiano condenado a muerte por la mafia

Por Paulo Menotti. El sábado pasado se realizó un abrazo solidario frente al Consulado de Italia en Rosario, en solidaridad con Nino Di Matteo.


“El juez fiscal Antonino Di Matteo es en este momento el símbolo de la lucha antimafia en Sicilia y fue condenado a muerte por todos los capos de la mafia”, afirmó Giorgio Bongiovanni, el director de la revista Antimafia Duemila. En apoyo al magistrado, Bongiovanni y el juez santafesino Juan Alberto Rembaldo convocaron a un abrazo solidario, que se realizó el sábado pasado, frente al Consulado de ese país en Rosario. El acto contó con la participación de personas de Santa Fe, Buenos Aires y Córdoba, así como también de Uruguay y Paraguay, quienes sostuvieron un cartel que decía: “Todos somos fiscal Di Matteo”.

“El motivo de la visita es realizar un acto para que personas de distintos lugares de América latina, Uruguay, Paraguay y Argentina, se juntaran frente al Consulado Italiano en Rosario para hacer una manifestación en apoyo al juez antimafia Di Matteo”, contó Bongiovanni.

El acto cívico, que se realizó en forma paralela con otras ciudades de Italia, se debió a que el juez fiscal Antonino Di Matteo fue condenado a muerte por todos los capos de la mafia siciliana que están encarcelados con penas de prisión perpetua.

“Esto significa que son miles de soldados mafiosos quienes pueden matar al magistrado en cualquier momento. Habiendo sido testigos de los estragos que produjo la mafia cuando sucedieron los asesinatos a los jueces antimafia Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, en 1992, cuando se descubrió que hombres de Estado fueron cómplices. Cuando un capo de la mafia da una orden de muerte, la van a cumplir. Por eso esta vez los ciudadanos italianos, así como gente a nivel internacional, quieren dar su solidaridad con la presencia física para proteger a este juez y a todos los jueces que luchan contra la mafia. Ese es el motivo de esta reunión”, explicó el director de la revista Antimafia Duemila.

Di Matteo está al frente del proceso “negociación Estado-mafia” que puede revelar los nexos que sostienen desde los distintos gobiernos e instituciones a la Cosa Nostra.

“Hemos logrado grandes resultados pero todavía falta mucho para derrotar a la mafia. De hecho, este juez junto a otros están haciendo un juicio en el que por primera vez en la historia de la República Italiana los imputados ante la Corte no son solamente mafiosos como siempre pasaba. Esta vez hay senadores, ministros, altos jefes de policía que están involucrados con la mafia. Es por esto que este juez fue amenazado día a día, porque puede descubrir algo muy inquietante como la alianza entre el Estado italiano y la mafia”, expresó Bongiovanni.

En ese sentido, cercados los capos mafiosos como Toto “La Bestia” Riina, estos decretaron que Di Matteo debe morir.

Invitado por el juez santafesino Rambaldo, quien a su vez dirige la revista Antimafia 2000, el periodista italiano y comprometido militante en la lucha contra la mafia de su país dejó algunas impresiones del combate a la Cosa Nostra en Italia y las conexiones que van creciendo con otros lugares del mundo.

“Principalmente, en Palermo nos ocupamos de la mafia siciliana y de las mafias italianas. Acá la revista Antimafia 2000 aborda el tema del narcotráfico y de la corrupción”, afirmó Bongiovanni.

Preguntado por las conexiones de la mafia, Bongiovanni comentó: “Las conexiones sobre todo tienen que ver con el negocio, con el narcotráfico, con la venta de armas. Ese es el motivo que lleva a conectarse entre ellos con mafiosos colombianos, argentinos mexicanos, europeos, etcétera. La cuestión es que, con su poder, pueden corromper a un Estado entero. Lo que facturan en negro las mafias en Europa y en Italia, particularmente, es de 150.000 millones de euros por año. Es una cifra monstruosa, en negro, y cash. Son camiones y barcos enteros con billetes”.

Al mismo tiempo, el italiano se animó a afirmar que hay fuertes nexos mafiosos entre italianos y rosarinos, por ejemplo, a la vez que sostuvo que la mafia no debe ser tomada como una cuestión folclórica porque es un fenómeno que puede devastar a una sociedad, un país.

Además de esto, el periodista italiano detalló algunas prácticas que desarrollan los mafiosos italianos que se ramifican hacia el Estado, pero también hacia el soporte de la sociedad civil.

“Sí, hay clientelismo porque las mafias tienen ese tipo de políticas. Se meten, por ejemplo, en obras públicas. Si un gobierno quiere construir algo, si tiene un proyecto de una obra como ser construir un barrio, un hospital u otros edificios públicos, ellos se meten y coimean hasta ser ellos los dueños de la construcción. Con el poder del dinero que tienen y con la amenaza de la violencia, terminan imponiéndose. Así compran a políticos, pero también el apoyo de los ciudadanos comunes. En Sicilia, la mafia tiene un millón de votos. Entonces, un político que quiere ser elegido está forzado a hablar con el capo de la mafia”.

Bongiovanni confió que la lucha en Italia está sustentada en la labor de jueces honestos. “Honestamente, gracias a estos jueces empezamos a ganar. Para nosotros hay una guerra. Si paran nuestros generales que son los jueces honestos nuevamente empezamos a retroceder. No queremos volver hacia atrás”, declaró.

Comentarios