Ciudad, Edición Impresa

Aconsejan no adelantarse en las compras de Pascua

La Oficina del Consumidor recomienda caminar, comparar y esperar ofertas para ahorrar hasta la mitad.

En el marco de la proximidad de Semana Santa, la Oficina Municipal de Consumidor, que depende del Concejo, emitió un informe sobre los porcentuales de variación de los precios de dos productos de gran consumo para esta época del año como son pescados y huevos de pascua.

En cuanto al precio del pescado, los incrementos rondan el 30 por ciento. En tanto, los aumentos en huevos de pascua fluctúan entre 15 y 30 por ciento comparados con 2009. A la vez, desde el organismo recomendaron a los consumidores “no apresurarse” en comprar y esperar que se acerque la festividad para adquirirlos. Es que presuponen que entonces se ampliarán las ofertas y, si se camina y compara, se podrán conseguir en algunos casos ahorros de hasta el 50 por ciento.

El organismo municipal de defensa de los consumidores confeccionó un cuadro de valores tanto de la oferta de pescados como de huevos de pascua del que se desprenden los porcentuales de variación de precios y las diferencias entre las distintas marcas en el caso de la golosina, y de las distintas especies de río y de mar en las pescaderías de la ciudad.

En estos últimos productos, el incremento orilla el 30 por ciento en la merluza y supera el 35 en las distintas variedades (de salmón rosado, blanco, filet), al igual que el calamar.

Según el informe, para aquellos que gusten del salmón rosado y puedan pagarlo, las diferencias son notorias según dónde se vaya a comprar.

En otros pescados de mar como la merluza “casi no existe diferencia y los precios son similares”.

Así, para pescados frescos de mar, el relevamiento arroja el valor de la merluza entre 23 y 25 pesos el kilogramo; el calamar (entero) 10,50 pesos; salmón blanco fileteado 25; salmón blanco entero19 pesos; salmón rosado entero entre 50 y 75 pesos, y el salmón rosado fileteado entre 65 y 99 pesos.

En tanto, para los pescados de río, el sondeo expresa que “se reflejan los valores promedios porque la diferencia no es apreciable en los distintos puestos donde se adquieren frescos”.

En este sentido, el cuadro contiene los precios por kilo fresco de patí, sábalo y armado en 7,50 pesos; boga en 15 y dorado y surubí en 20 pesos.

En cuanto a huevos de pascua, las variaciones en productos de primera marca oscilan entre 15 y 20 por ciento con excepción de algunos casos que superan ese nivel, pero que en definitiva emparejan los guarismos finales, ya que en marcas no reconocidas los precios prácticamente se asemejan a los de 2009.

Desde la Oficina del Consumidor  recordaron que en las Pascuas del año pasado el incremento fue de un 30 por ciento promedio a raíz de que por entonces se registró un importante aumento del precio del cacao.

Así, el costo actual por kilogramo de los huevos de pascua de primeras marcas es de 158 pesos para las más caras y de 107,05  pesos para las más económicas.

En tanto, los huevos de pascua de segunda marca arrojaron un precio promedio de 72,15 pesos.

El trabajo fue realizado sobre la base de un relevamiento de productos que incluyeron  marcas reconocidas y también marcas con escaso valor agregado publicitario e inferior presentación, envoltorio y decoración, y que se ofertan al público en góndolas de distintas empresas de la ciudad.

En tanto, más allá de esta evaluación actual de precios, desde el organismo municipal recomendaron a los consumidores que no adelanten compras para esperar ofertas.

“Para aquellos que, asumiendo su condición de consumidores, buscan pagar un precio justo que relacione y armonice necesidad con posibilidades, se desprende una sugerencia: las ofertas se harán sentir con más intensidad a medida que se acerque la Pascua, por lo que no hay que apresurarse”, dijeron desde el organismo municipal.

“Entretanto, como siempre: en temporada o fuera de ella, hay que decidir caminando y comparando, precios y calidades porque, como se desprende del análisis que hace la Oficina, la disyuntiva es gastar el doble o ahorrar la mitad”, concluyeron.

Comentarios