Edición Impresa, Política

Nueva planta

Acería que creará 100 empleos se apresta a iniciar producción

La concreción del proyecto de Gerdau está en un 90%, aseguró el responsable en la Argentina de la multinacional.


La multinacional del acero Gerdau se prepara para la puesta en marcha de su acería ubicada en la ruta 33, entre las localidades de Pérez y Zavalla, la cual demandó una inversión de 231 millones de dólares y creará unos 100 puestos de trabajo directos y otros 700 indirectos.

La empresa abrió ayer las puertas de su impresionante planta a la prensa y allí el director ejecutivo de Gerdau Argentina, Fernando Lombardo, aseguró que la construcción se encuentra en su etapa final. “Estamos en un 90% y dentro del 10% restante se encuentran las operaciones de puesta en marcha, que comenzarán en diciembre. O sea que para marzo ya estará operando”, señaló.

Gerdau es líder en el segmento de aceros largos en América y una de las principales proveedoras de aceros especiales del mundo. La empresa de capitales brasileños tiene una planta laminadora en Pérez, la cual se abastece actualmente de palanquilla (materia prima) importada.

Esta nueva inversión, permite sustituir importaciones por 100 millones de dólares anuales, produciendo la palanquilla a partir de chatarra. La nueva acería reciclará aproximadamente 260 mil toneladas de chatarra al año.

La sustitución de la importación de palanquilla representa el 100% de la utilizada por la planta laminadora de Pérez. La nueva acería tiene capacidad para producir 650 mil toneladas anuales.

“Además de generar empleo en la zona, esta inversión es económicamente favorable para la empresa, porque el costo de producir la palanquilla acá es mucho menor que el flete para importarla”, analizó Lombardo. Y agregó que los nuevos trabajadores fueron altamente capacitados por la misma empresa para desempeñarse en la acería.

El responsable de la firma en la Argentina destacó la rapidez con la que el proyecto se transformó en realidad al recordar: “En febrero de 2014 se anunció y tres años después la estamos terminando. Esto es un orgullo para nosotros”.

Ecológicamente avanzada

Del monto total de la inversión, 20 millones de dólares están destinados a las mejoras tecnológicas de producción limpia. En la planta, se instaló un moderno sistema de captación de polvos derivados de la fusión de chatarra ferrosa, que cumple con los más altos estándares internacionales en cuanto a la calidad del aire. “El típico humo de las fábricas no se verá en nuestra chimenea, será imperceptible”, expresó Lombardo.

También se incorporó una planta de tratamiento de agua, diseñada para minimizar su uso, permitiendo alcanzar un índice de reutilización del 99% (sólo se repone lo que se evapora). Además, se implementará un sistema de recuperación de agua de lluvia que se incorpora al circuito de enfriamiento y recirculación en el proceso industrial.

Estas infraestructuras se complementan con instalaciones de reciclado de residuos sólidos que permiten transformarlos en productos y reutilizarlos como materia prima en otros procesos industriales y aplicaciones para construcción civil.

Por otra parte, Lombardo destacó que durante la construcción de la planta, en la que trabajaron más de 900 personas, no registró ningún accidente laboral en más de un año.

China mete miedo

China produce más de la mitad del acero del mundo. La entrada de importaciones de ese país es algo que preocupa a los directivos de Gerdau Argentina y a sus trabajadores. Según Lombardo, “China no es una economía de mercado, por lo que países como la Argentina no pueden competir y se necesitan políticas antidumping”. Pese a que la preocupación está, el ejecutivo confía en que el gobierno de Mauricio Macri tomará cartas en el asunto: “Creo que el gobierno está haciendo lo que corresponde”.

Por otra parte, se refirió a la caída de la construcción, que “generó una recesión en la producción de acero a mediados de 2016, pero ahora se empiezan a ver signos de recuperación y las perspectivas para el año que viene son buenas”.

Comentarios