El Hincha

Los Pumas

Abrir la puerta a los europeos o morir con las botas puestas

La dirigencia de la Unión Argentina decidió que para la ventana de junio Daniel Hourcade no podrá convocar a los europeos. La salida para 2019 de Nicolás Sánchez a Francia encendió las alarmas en la entidad madre del rugby argentino, que hoy por hoy no encuentra como resolver el tema


El rugby es profesional en el mundo desde 1995. En Argentina llegó veinte años después con la creación de los Jaguares. Con el objetivo de desarrollar en el país a Los Pumas, tras la Copa del Mundo 2015 que se desarrolló en Inglaterra, se instauró la regla que para representar al seleccionado mayor hay que jugar en el Hemisferio Sur. Tras un 2016-17 flojo en materia de resultados, cambio de autoridades en la UAR mediante, se empezó a analizar la posibilidad de levantar esa veda.

Sin embargo, la falta de jugadores de jerarquía en determinados puestos, generó un disparador: ¿porqué no han surgido nuevos valores? En el puesto de apertura, por citar un ejemplo, estaban Nicolás Sánchez y Juan Martín Hernández (éste último en el final de su carrera); se lo dejó ir a Patricio Fernández y no se trabajó dentro del sistema para poder formar un reemplazante para el tucumano, quien partirá el año próximo al rugby francés. La opción más simple es levantar la restricción y citar al ex Tucumán Lawn Tennis, pero nadie se hizo cargo de por qué se dejó ir a Fernández o por qué no se detectó otro jugador para ese puesto.

Hay que entender que el rugby es profesional y los jugadores argentinos tienen muy claro que cuentan con un lapso específico de tiempo para hacer una diferencia económica y por más que jugar en Los Pumas sea motivo de orgullo, no existe en la Argentina rugbiers que jueguen por la camiseta en el ámbito profesional.

Es que por un lado a los jugadores se les exige como profesionales, pero por el otro desde la UAR se pretende que firmen contratos por menos dinero tentados con la posibilidad de poder jugar en Los Pumas. La UAR no tuvo una buena política en cuanto a los contratos, pues se eligieron cinco jugadores a los cuales se les hicieron muy buenos vínculos contractuales y a la mayoría de los jóvenes valores que son los que llevan adelante el recambio se les ofreció un contrato menor, que ante las ofertas tentadores de Europa no dudan en marcharse.

Todos tenían muy claro las reglas post Mundial 2015, incluso los dirigentes sabían muy bien que la cantidad de jugadores que se podían generar para suplir ausencias iba a ser muy arriesgado. Argentina no tiene la cantidad de jugadores que posee Nueva Zelanda (junto a Inglaterra, los únicos que tienen la veda para aquellos que militan en el exterior); hoy en día Sudáfrica tuvo que abrir la puerta y darle la chance al head coach Rassie Erasmus de poder citar a los europeos; mientras que Australia tiene el límite de 50 test para poder jugar en el exterior y ser elegible.

Con este escenario planteado, o se busca una salida elegante, consensuada, en donde se puedan llamar a determinados jugadores por un motivo justificable (tal como esgrimió Daniel Hourcade) o se continúa de la misma manera y se llega hasta las últimas instancias con los jugadores que hoy por hoy cuenta la UAR (Jaguares tiene un presente prometedor). Hay que hacerse cargo de la situación y contar con un plan B si el éxodo post Japón es masivo.

La palabra de Daniel Hourcade, head coach de Los Pumas

“Es todo un tema, siempre hablamos, como entrenador de Los Pumas, siempre queremos tener el mejor equipo, ahora los escenarios de las convocatorias son distintos, cuando se tomó la decisión inicial tenía un motivo claro que era el éxodo, que era evitarlo. Tratar de que venga la mayor cantidad de jugadores, y durante dos años no hubo resultados y eso hizo que se replanteara el tema, no podemos seguir perdiendo pero ahora esta realidad cambia el escenario”, expresó ante las cámaras de Espn el entrenador tucumano que además dijo: “Aun así creo que en algunas posiciones estamos o justos o cortos, muy justos y muy cortos. Entonces pero así vienen y vamos a seguir. Pero si hay una baja o lo que fuere, se complica porque lo viene es de otro nivel, me parece que ahí está el dialogo con la dirigencia, y si hay una real necesidad pienso que lo van a reanalizar y podría haber novedades. Hoy la dirigencia me dijo que no, y tienen su fundamento, creen que en este momento Jaguares están demostrando que están en condiciones, y siempre fue la idea”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios