Ciudad

La robaron siete veces

Abrazo solidario a una escuela con muchas necesidades

Lo llevó adelante la comunidad educativa de la institución N° 133, de barrio Nuevo Alberdi, tras los asaltos. La crisis económica también sacude al establecimiento, que tiene comedor y copa de leche: de los 832 alumnos del nivel primario, más de 430 reciben asistencia alimentaria


“Cuidemos la escuela pública”, “No roben más”, “Lo público es del pueblo”, eran algunos de los carteles que sostenían alumnos de la escuela N° 133 “20 de Junio” de Vieytes 2953, en barrio Nuevo Alberdi, donde este viernes la comunidad educativa hizo un abrazo solidario. La movida ocurrió después de que el fin de semana robaran por séptima vez en menos de un año. La protesta buscó visibilizar la tarea que lleva adelante la institución, “defenderla e invitar a los vecinos a que la cuiden”. La crisis social y económica también pisa fuerte en el establecimiento, que tiene comedor y copa de leche: de los 832 alumnos del nivel primario, más de 430 reciben asistencia alimentaria.

“El primer turno de la copa de leche es a las 8.30, pero los chicos no pueden esperar, vienen con hambre, les duele la panza y los labios se le ponen blancos. Después de izar la bandera van corriendo a tomarla”, contó Cintia Pérez, una de las docentes.

Pérez además es delegada de Amsafé y explicó a El Ciudadano que la mayoría de los robos ocurren los fines de semana, cuando la institución está vacía. “En el último robo rompieron las dos aulas móviles donde sólo hay útiles escolares. Es un container que necesita aire acondicionado frío-calor, y se lo llevaron. Sino es imposible dar clases. Lo sustrajeron a pesar de que estaba protegido por una reja”, se lamentó la docente.

La maestra contó que participaron varios actores en el abrazo solidario: instituciones barriales, merenderos de otros barrios, vecinos, madres y padres, delegados de otras escuelas e integrantes de la vecinal del barrio. “No estamos solos. Pero en vez de destinar dinero para proyectos escolares tenemos que invertirlo en medidas de seguridad”, explicó.

 

Otros dos robos

La escuela N° 133 no es la única que sufrió robos en el último tiempo. Hace poco más de 10 días la N° 1080 Gabriela Mistral también fue blanco de otro hecho delictivo. Y en total suma cuatro en el año: en el último se llevaron 3 mil pesos y destrozaron parte del establecimiento, de San Lorenzo 8854.

Dos días después, la escuela N° 6018 Victoriano Montes de Larralde al 3300 tuvo que suspender las clases por varios días porque sustrajeron inodoros, dañaron los baños y se llevaron hasta el metegol con el que jugaban los chicos en el recreo.

 

La triste realidad

Las escuelas funcionan como termómetro de las problemáticas sociales, y la “20 de Junio” no es la excepción: asiste, contiene y se involucra con las problemáticas intrafamiliares. Además de enseñar brinda asistencia alimentaria: tiene comedor y copa de leche.

La escuela de Nuevo Alberdi tiene 832 alumnos de nivel primario, de los cuales más de 430 reciben asistencia alimentaria. “Para algunos es la única comida. Los chicos entran a la escuela a las 7.45 pero muchos no aguantan hasta las 8.30 para recibir la copa de leche. Vienen con la panza vacía y después de izar la bandera van directo al comedor”, expresó Perez con dolor.

Y agregó: “Entendemos las necesidades. Es un barrio donde hay muchas carencias y hoy en día falta hasta la changa. Muchos padres vivían de eso y ahora no la tienen”.

Pérez contó que con un grupo de docentes de distintas escuelas tratan de conseguir donaciones y hacen actividades para recaudar fondos y, de esa manera, lograr que todos tengan su copa de leche.

La docente dijo que algunas de las madres de los alumnos comen una vez al día para poder darle algo a sus hijos. “Cada mañana nos encontramos con esta triste situación. El hambre repercute en el desarrollo y en el rendimiento escolar. Muchas veces los docentes sacan algo de sus bolsos para darles de comer a los chicos”, se lamentó la docente.
Y concluyó: “Entre todos tenemos que salir porque solos no nos salvamos. Tenemos que cuidar la escuela que es el barrio. Esto es un parche a la realidad, no la solución”.

 

Respuesta oficial

El Ministerio de Seguridad de la provincia dispuso la diagramación de un servicio especial de patrullaje preventivo en la zona de la escuela N° 133 tras los hechos. Las autoridades de la Secretaría de Seguridad Comunitaria, dependiente de esa cartera, se reunieron con referentes del establecimiento este martes después del último robo. Desde la Unidad Regional II dijeron que dispondrán de un móvil policial en el radio de la escuela para controlar.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios