País

Legal, gratuito y seguro

Aborto: otra jornada de debate con presencia rosarina

Referentes del feminismo local expusieron este martes en el Congreso de la Nación a favor de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. “Promovemos la autonomía de las mujeres a decidir”, dijeron frente al plenario de comisiones


La diputada provincial Augsburger centró su argumentación en el recorrido que hizo la despenalización social del aborto.

Las referentes del feminismo de la ciudad Viviana Dellasiega y Silvia Augsburger expusieron este martes en el Congreso de la Nación a favor del proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Las integrantes de la mesa de Rosario de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, participaron de la quinta jornada de exposiciones ante el plenario de comisiones

La diputada provincial Augsburger centró su argumentación en el recorrido que hizo la despenalización social del aborto y los cambios que se sucedieron desde que en el año 2008 ingresara en el Congreso Nacional el primer proyecto de legalización del aborto. “Desde aquel mayo de 2008 en que presentamos por primera vez el proyecto de la Campaña, hasta hoy, lo que ha cambiado radicalmente es la conciencia social acerca de la necesidad de legalizar el aborto. Ese es el cambio, es la fuerza social que empuja en la calle, en los debates de las familias en las mesas de los domingos, en las expresiones de adhesión desde distintos ámbitos que se multiplican con el transcurrir del debate: artistas, escritoras, colegios profesionales, gremios. Una conciencia social construida con tesón, con convicción, con compromiso a lo largo y a lo ancho de todo nuestro país”.

Además, la legisladora remarcó la importancia que tuvieron las masivas movilizaciones de mujeres en las calles en el desarrollo del debate por la legalización del aborto, que tuvieron como puntapié inicial el Ni Una Menos: “Las multitudinarias movilizaciones producidas en nuestro país el 3 de junio de 2015, nos mostraron una sociedad harta y asqueada de la violencia sexista, una sociedad decidida a decir basta al grito del NiUnaMenos. Y ahora ese grito ha mutado a una marea verde imparable”.

Dellasiega, parte del Instituto de Género, Derecho y Desarrollo, conocido como a Insgenar, destacó que quienes están a favor de la despenalización no promueven el aborto. “Promovemos la autonomía de las mujeres a decidir porque es la única forma de pensarnos como ciudadanas de primera. ¿Si no tenemos derecho a decidir sobre nuestro cuerpo que es lo más personal e íntimo que tiene una persona sobre qué decidimos?”.

En su exposición en el Congreso, se centró en los instrumentos internacionales de derechos humanos, en concreto de Naciones Unidas. “Desde 1997 las observaciones generales sobre los derechos humanos que hacen los distintos comités de la ONU recomiendan a la Argentina avanzar en derechos sexuales y reproductivos y no criminalizar a las mujeres por abortar”, explicó.

Para ella, las voces en contra de la despenalización son los mismos que se opusieron a la ley de matrimonio igualitario, al divorcio y la identidad de género: “Son los sectores conservadores y del patriciado que ha apoyado la dictadura militar. En la marcha del niño por nacer estaba Cecilia Pando y el partido nazi. Son los que no dudaron en avalar un genocidio donde mataron adolescentes, robaron bebés, asesinaron a mujeres embarazadas o les robaron a sus hijos. En ellos hay una continuidad que se opone a todo lo que sea ampliación de derechos y sobre todo los derechos humanos de las mujeres”.

El testimonio de Norma Cuevas

Entre las exposiciones de ayer, también habló Norma Cuevas, la mamá de Ana Acevedo, que  murió en 2007 porque le negaron el derecho a decidir sobre su vida. Tenía 19 años y tres hijos cuando le diagnosticaron cáncer de mandíbula. Durante los 13 meses que duró la enfermedad los médicos del hospital Iturraspe de la ciudad de Santa Fe no atacaron el cáncer, porque Ana estaba embarazada de dos semanas y le prohibieron la quimoterapia para proteger al feto.

Su mamá, Norma Cuevas explicó ayer que pidió un aborto terapéutico para salvar a su hija que los médicos le negaron, para no poner en riesgo al feto. La beba murió al día siguiente del parto y Ana una semana después. Nadie fue preso ni condenado. El Estado provincial pidió disculpas a la familia. El caso de Ana fue un emblema que cambió las normas y logró que Santa Fe sea la única provincia donde hoy ninguna mujer muere por aborto.

Amenazaron a periodista e integrante de Ni Una Menos

La militante por los derechos de la mujer Itatí Schvartzman, que es periodista y escritora, recibió una amenaza en las redes sociales de su hija. “No sé ni cómo empezar este posteo. Sólo sé que quiero mostrar esto. Porque esta vez no se metieron sólo conmigo, como siempre. Esta vez se lo enviaron a mi hija. Sí, a mi hija le enviaron este “regalito”, desde un facebook trucho que se llama Ángeles María DL Paz “desde la impunidad, desde la cobardía de las redes, claro”, sostiene Schvartzman.

“Falleció esta mañana en la ciudad de Rosario, a su pedido no se efectuará velatorio, sus restos serán cremados, Q.U.E.P.D.”, decía la nota, que estaba encabezada por una estrella de David y la leyenda “Una menos”.

“Sí, soy mujer y soy judía. Y me amenazan por eso. Parece mentira, estamos en 2018”.

Las amenazas contra Itatí Schvartzman tienen como antecedente cercano los amedrentamientos que vienen sufriendo referentes de organizaciones de Derechos Humanos; dirigentes sociales, sindicales y políticos; y legisladores y concejales a través de grupos de WhatsApp.

Este hecho es investigado por el fiscal Gustavo Ponce Asahad que realizó allanamientos en Rosario y Buenos Aires y detuvo a un agente de la Policía Federal.

Si te gustó esta nota, compartila