El Hincha, fpt

Rosarina

A todo o nada: se juegan las finales por el ascenso de la Rosarina

Este domingo en cancha de Banco se definen los equipos que jugarán en Primera con los duelos entre Adiur vs. Central Córdoba y El Torito vs. Gálvez


Fotos: Alejandro Guerrero.

Cuatro equipos y un objetivo: ascender. Adiur, Gálvez, El Torito y Central Córdoba fueron los mejores de la Segunda División y esta tarde, en cancha de Banco, jugarán las finales para participar en la próxima temporada en la Primera División de la Liga Rosarina.

Tres de ellos comenzaron este año a participar en el torneo femenino. El único que tiene mayor experiencia es el equipo de la vecina localidad que descendió y ahora busca volver.

Tienen mucho en común: son clubes de barrio, sus jugadoras reparten sus tiempos entre los entrenamientos – que son en su gran mayoría cuatro días a la semana y por la noche- y los trabajos por fuera. La gran mayoría, además, son madres y en el fútbol encontraron un lugar recreativo, competitivo y también de encuentros.

Todas las capitanas que se acercaron a la redacción de El Hincha, coincidieron en que la clave para hoy estar jugando la final tiene que ver con el “compañerismo”. Los grupos humanos que se forman jugando a la pelota y que hacen que adentro de la cancha se entiendan más. La mayoría de los entrenadores – todos hombres- no cobra un sueldo. Y en los entrenamientos, mientras ellas se ponen a punto, al costado de la cancha los y las hijas las acompañan. Es una imagen constante en el fútbol femenino amateur. Pagan las cuotas de los clubes, también los traslados a las canchas y los gastos extras. Muchas veces tienen que luchar contra los propios para conseguir un espacio para entrenar. Hoy todo ese esfuerzo se resume en un partido. Aunque saben que se juegan mucho, llegar hasta acá ya es un objetivo cumplido.

Para algunas jugadoras es la primera experiencia que tienen en cancha de once, para otras fue retomar un viejo amor, ese que muchas veces se les negó por ser mujeres y porque el fútbol “es cosa de hombres”. Hoy tienen revancha.
Este año se jugó por primera vez el torneo de la B. La cantidad de equipos que se sumaron al torneo local hizo que se dividieran las categorías. Y si no surgen inconvenientes, se prevé que el próximo año se forme la C.

La cancha de Banco es el escenario elegido para que este domingo ruede la ilusión. Desde las 14.30 se van a enfrentar El Torito y Gálvez. Dos horas más tarde será el turno del duelo entre Adiur y Central Córdoba. Se cierra una temporada histórica en el fútbol rosarino con dos partidos que prometen alegrías y tristezas a la vez. Y solamente dos jugarán el próximo año en la Primera A.

El Torito: debut en el torneo con final incluida

Terminó segundo en la Zona B. Después de estar a 8 puntos de Adiur al término de la primera rueda, tuvo una segunda fase en la que llegó en igualdad de puntos con el equipo naranja hasta la última fecha. Consiguió 49 unidades, producto de 16 triunfos, un empate y 3 derrotas. Suma 59 goles a favor y 12 en contra.

El Torito se sumó este año al torneo de fútbol femenino y tiene hoy la oportunidad de ascender a Primera. La dupla técnica, que comenzó a trabajar en la conformación del equipo en agosto del año pasado, está conformada por Víctor Calvo y Federico Fernández. Gimena, la hermana de Federico es la capitana, juega de volante y tiene 29 años. Es una de las 25 jugadoras que conforman el plantel del club de zona norte.

Los tres visitaron la redacción de El Hincha para analizar la dura final que tienen por delante. “El objetivo era pelear el torneo, creo que nadie se imaginaba llegar tan bien a la final. Con el correr de los partidos nos dimos cuenta para lo que estábamos y ahí le empezamos a poner fichas”, afirmó Calvo.

En tanto que Fernández, el DT, destacó que las expectativas del partido son “buenas”. Y añadió: “Costó mucho armar el plantel y confió plenamente en ellas, fue un proceso largo, le inculcamos una idea al equipo y salió bastante bien, el último esfuerzo es este domingo, va a ser un partido duro, las expectativas son buenas, no estamos confiados pero sí con ganas de ganar y ascender para poner a El Torito en Primera”, continuó.

Gimena, la capitana, destacó que “tenía plena confianza de mis compañeras”. “Trabajamos mucho, hicimos un sacrificio enorme para hoy estar en la final. Hay equipos muy bien armados con grandes jugadoras en la Zona”, confesó.

La jugadora comenzó a patear la pelota a los 13 años, luego dejó de lado el deporte para comenzar a estudiar y ahora retornó en cancha de once. Cuenta que no fue fácil encontrar un lugar dentro del club a la hora de entrenar, que “siempre somos desplazadas de todos lados”, pero que desde que asumió una nueva comisión directiva, tienen más lugar. Incluso desde hace una semana comenzaron las prácticas de la categoría Sub 15 femenina.

 

Con el objetivo de volver a Primera

Villa Gobernador Gálvez buscará volver a Primera luego de haber descendido el torneo pasado. Terminó tercero de la Zona A, por detrás de Central B y Social Lux B, que no pueden ascender por tener planteles en Primera. Fue el primero de los cuatro equipos en asegurar su lugar en la final y sumó 45 puntos (14 victorias, 3 empates y 5 derrotas). Tiene 54 goles a favor y 29 en contra.

Axel Sebastián Arguello es el entrenador del club y con 23 años, uno de los más jóvenes de todos los DT. Yamila Carranza juega de 9, es capitana y tiene 19 años. Ambos dialogaron con El Hincha sobre el partido que se avecina.
“Nos veo bien. Las jugadoras están tranquilas, concentradas y entusiasmadas”, adelantó el entrenador que cuenta que estaba confiado en que podían llegar a la final.

“Me lo imaginaba, con el equipo que teníamos, la base, ante equipos que recién se estaban armando, veníamos con otro ritmo, había jugadoras que ya se conocían y las que se sumaron se integraron bien”, afirmó.

La capitana, en tanto, afirmó: “Tenemos fe de que va a ser para nuestro lado, después puede pasar cualquier cosa, pero estamos concentradas en ganar”.

Carranza juega de centro delantera, pero al año pasado, cuando se sumó a Gálvez, era la arquera del torneo. Cuenta que fue su primera experiencia en cancha de 11 porque antes no la dejaban jugar a la pelota. “Era nena, y eso era para nenes”, confiesa al mismo tiempo que cuenta que ahora están “todos enloquecidos”.

El barrio, coinciden los dos, está revolucionado, “somos todos hinchas del club”, al que definen como una gran familia, donde lo más importante es el “compañerismo”.

 

Pelea por el ascenso y el campeonato

Terminó en el primer puesto de la Zona B, con 52 puntos. Le sacó 3 de ventaja a El Torito, segundo clasificado, en la última fecha y completó una gran campaña que incluyó 17 victorias (10 de ellas en la primera rueda), un empate y 2 derrotas. Tiene 71 goles a favor y 10 en contra. El Naranja se sumó este año a participar del torneo de Rosarina, con Nicolás De Bruno al mando del equipo, comenzó en agosto del año pasado a armar el plantel, que hoy ya tiene más de 30 jugadoras. Julieta Aguirre es una de ellas. La capitana de 31 años analizó junto con el DT el partido de esta tarde y el trabajo realizado para llegar a la final.

“Nos vemos bien, con muchas ansias, si bien es un partido de fútbol lo estábamos esperando, nos venimos preparando y pensándonos en esta final”, afirmó y dijo que cuando comenzaron los entrenamientos el año pasado jugar la final por ascender estaba en los objetivos.

“Sabíamos que era obligatorio armar el plantel femenino y sin saber cuál iba a ser la competencia ya apuntábamos a que nos vaya bien, pero para eso hay que trabajar”, dijo en sintonía De Bruno.

El entrenador, que tiene como premisa que “el fútbol es lo más importante entre lo menos importante”, destacó que la clave para luchar por el ascenso y el campeonato fue el trabajo.

“La idea de juego, en coincidencia con la del masculino del club, fue lo primero que se habló y ellas se abrazaron a esa idea que nos dio mucho resultado”, explicó. “El grupo humano también tuvo mucho que ver, superar los inconvenientes de la convivencia, la comunicación”, agregó la capitana.

Cuando era chica, Aguirre, había empezado a jugar al fútbol en Central pero después por un tema de edades (era muy chica y jugaba con mujeres más grandes) decidió volcarse al básquet, deporte que practicó durante 15 años. Aunque admite que “el deseo de jugar al fútbol siempre estuvo latente”. En Adiur, la profesora de educación física encontró además la posibilidad de jugar en cancha de once, como muchas de sus compañeras.

El último en clasificar a la final

El elenco de zona sur fue el último equipo en asegurarse su lugar entre los finalistas, luego de una lucha pareja con Morning y Oriental que terminó de definirse en la última fecha. Finalizó cuarto en la Zona B, con 40 puntos, producto de 12 victorias, 4 empates y 6 derrotas. Tiene 64 goles a favor y 34 en contra. Y si bien fue el último, su entrenador, Ángel “Beto” Monzón, que comenzó con el femenino del Charrúa en enero, afirmó que es algo que se había planteado a principios de año.

“Me presentaron un equipo que nunca había jugado en cancha de once, a ese grupo se sumaron más jugadoras y a todas les trasladé la idea de que podíamos ascender, algunas lo creyeron y otras no”, afirmó “Beto”.

María de los Ángeles Ayala, la capitana de 27 años, es una de las que se sumó hace unos meses. Juega de mediocampista y como la gran mayoría de las futbolistas es una de sus primeras experiencias en cancha de once.

“Jugaba siempre afuera de mi casa, con mis primos, pero nunca en un club, nunca me permitieron, el fútbol era hombre y nada más. Yo insistía, pero no tenía el sí, hasta que se me dio la oportunidad en Roldán y ahí me sumé a jugar”, contó.

“No sabíamos si íbamos a llegar, había muchas que recién arrancábamos a jugar en cancha de once, había muchas cosas que no sabíamos, aprendimos mucho durante el torneo” destacó y afirmó que a medida que fueron pasando las fechas se dieron cuenta para lo que estaban.

Sobre el partido de esta tarde dice que “sabemos que es un rival difícil, tienen un juego similar al nuestro” y que estuvieron entrenando “duro” para llegar a punto.

“Estamos bien, veo muy bien al grupo, muy unido. Creo que todo el esfuerzo y el sacrificio que hicimos durante todo el año, saber que se resume en un solo partido, nos da un impulso mayor”, finalizó.

Comentarios