Coronavirus, País

Detenidos por jugar

A parar la pelota: cuando la caprichosa se vuelve cómplice involuntaria para romper el aislamiento

El fútbol es pasión de multitudes para verlo y para jugarlo pero todo tiene un límite. Desde que se inició la cuarentena fueron varias las postales de todo el país de jóvenes detenidos por armar un “picado”


El fútbol es pasión de multitudes. Para verlo y para jugarlo. Pero todo tiene un límite. Desde que se inició el aislamiento obligatorio, fueron varias las postales de todo el país de jóvenes detenidos por armar un “picado”. Manos contra la pared, enfundados en camisetas y shorts de diferentes equipos del mundo y la pelota allí, muda, testigo y cómplice involuntario.

En Rosario el domingo se comprobó en Nuevo Alberdi que 18 personas estaban jugando un partido, de los cuáles tres eran menores, 16 hombres y 2 mujeres. Quince de ellos fueron detenidos al violar el aislamiento social, preventivo y obligatorio determinado por el gobierno nacional por la pandemia de coronavirus covid-19.

Pero también en las últimas horas varias personas fueron dispersadas por la Policía tras ser sorprendidas mientras jugaban un partido de fútbol en un barrio de la localidad balnearia de Villa Gesell.

El hecho ocurrió el domingo en un terreno situado en 115 y 15 del barrio Monte Rincón y fue denunciado por un grupo de vecinos.

Situaciones similares de vieron en Chaco con un grupo de muchachas que estaban disputando un certamen femenino e incluso tres profesionales de Sarmiento de Resistencia fueron detenidos por jugar en la vereda.

A parar la pelota.

Insólito: rompieron la cuarentena para ir a jugar un partido de fútbol

Tres profesionales jugaron al fútbol en la vereda y los detuvieron con pelota y todo

 

Comentarios