Policiales

Maximiliano Pullaro

“A los malos policías siempre los corremos de la fuerza”

El ministro de Seguridad de Santa Fe se refirió al caso de una suboficial de 29 años que denunció por abuso a su superior, el jefe de comisaría 14ª, quien fue separado del cargo. Y habló del caso del hombre baleado con perdigones de goma cuando intentó que la Policía no secuestrara su moto


El ministro de Seguridad de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, brindó una conferencia de prensa este mediodía con motivo de la graduación de 660 policías del Instituto de Seguridad Pública de la Provincia de Santa Fe (Isep). Se trata de la primera promoción que posee una formación de más de dos años. “Entendimos que no podíamos seguir formándolos en tres o cuatro meses. Muchos quedaron en el camino pero llegamos a un número óptimo”, exaltó el funcionario. De la totalidad, “prácticamente la mitad” de los graduados en la escuela de Alem al 2000 quedará en la ciudad de Rosario y se incorporará a Unidad Regional II, Policía de Investigaciones, Policía de Acción Táctica y de Seguridad Vial, adelantó Pullaro. “Hubo 6.700 inscriptos. A pedido del gobernador Miguel Lifschitz hubo una formación intensa, una capacitación permanente con un umbral muy alto”, analizó.

A raíz de las preguntas de periodistas, Pullaro se refirió a temas de la agenda policial y de seguridad que marcaron la semana, a saber: el caso de una efectiva que denunció por abuso sexual al comisario de la seccional 14ª, en barrio Belgrano; el suceso del fin de semana en que un hombre resultó baleado con perdigones de goma cuando intentó que la Policía no secuestrara una moto y que incluyó agresiones a agentes; y la hermética investigación en torno a las balaceras contra ex viviendas de magistrados vinculados al juicio Monos, Ismael Manfrín y Juan Carlos Vienna, en la que la identidad de los detenidos se mantiene bajo estricto secreto a pedido de la Fiscalía de Delitos Complejos. Por último, se refirió a la epidemia de ataque a balazos contra viviendas que aqueja Rosario y pidió revisar el Código Penal: “La calificación de amenazas con arma de fuego tiene una expectativa de pena baja. Debería ser intento de homicidio o en grado de tentativa”, se quejó el funcionario provincial, en un nuevo reclamo al Poder Judicial.

Abuso en la 14ª

Pullaro se refirió al caso de una suboficial de 29 años que denunció por abuso a su superior, el jefe de comisaría 14ª. La joven se presentó el lunes en la Dirección de Asuntos Internos donde relató que hace un año es víctima de acoso sexual y hostigamiento laboral. El caso fue elevado a la Fiscalía de Violencia y Corrupción Institucional y el comisario apartado de su cargo. “A los malos policías siempre los corremos de la fuerza de seguridad. Soy el ministro que más exoneraciones hizo, por lo menos en el primer año de gestión. Actuamos rápidamente en función de un acto administrativo preventivo para saber qué es lo que sucedió”, planteó el ministro.

Motos secuestradas, balas de goma y piedrazos

El hecho ocurrió el fin de semana pero tuvo trascendencia mediática recién este miércoles. En declaraciones periodísticas, un vecino de la zona sudoeste relató que fue víctima de abuso policial en el marco de un altercado entre un amigo a quien le secuestraron una moto sin identificación durante un control policial. El hombre, Gustavo Benítez, terminó baleado por postas de goma y acusó a los efectivos de ejercer violencia y detenerlo sin razones en la seccional 19ª. La familia hizo la denuncia en Asuntos Internos y fue atendida por la fiscal de Violencia Institucional Karina Bartocci.

“Es un hecho que es sumamente complejo que, por supuesto, se investiga. Tiene que ver con el accionar de la Policía de Santa Fe. Los ciudadanos nos reclaman permanentemente que haya acciones policiales y prevención del delito. En este caso había tres motos que no tenían documentación ni patente, cuyos ocupantes fueron demorados. Como no tenían documentación y, entendiendo que las motos podían haber cometido un delito, se llamó a la Guardia Urbana para que los vehículos sean remitidos al corralón; fue allí cuando hubo resistencia a la autoridad y dos móviles fueron rotos a piedrazos por vecinos. Hubo dos policías agredidos, uno con traumatismo de cráneo que tuvo que ser derivado a un efector público de salud. La noticia que vimos llega en función de la resistencia a la autoridad”, expuso Pullaro su versión sobre el altercado en Barra y Pasaje Demestri.

“Quiero ser claro: si le pedimos a la Policía que actúe –y en este caso actuó correctamente porque detuvo a tres motos que no tenían la documentación y simplemente las iba a trasladar–, y si los dueños de estas motos tenían la documentación las hubiesen ido a buscar al corralón municipal, que era lo que correspondía, y no resistirse a la autoridad y pegarle un piedrazo en la cabeza a un policía que terminó hospitalizado. Los policías de Santa Fe tienen arman y las van a utilizar en función de la fuerza progresiva. No podemos pedirle a la Policía que tenga proactividad y después cuando actúan se cuestione siempre no se vea el contexto”, retrucó.

Balaceras a casas de magistrados

La investigación que lleva adelante la tríada de fiscales de Delitos Complejos que integran Natalia Benvenuto, David Carizza y Valeria Pedrana ha arrojado resultados “que se mantienen bajo estricta reserva”, aun a expensas de que semejante hermetismo le pese a la imagen del Ministerio de Seguridad, que no puede comunicar en forma pública los avances en la causa, sostuvo una fuente vinculada a la cartera que dirige Pullaro.

“La fiscal Benvenuto está trabajando fuertemente para dar con los responsables, hay diferentes hipótesis. Vamos a dar los con los responsables”, se esperanzó el ministro.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios