Economía, Política

Contra todo riesgo

A la espera de la retracción de precios, algunos productos llegaron al 55% de aumento en marzo

Entre tensiones internacionales y factores locales, la harina lideró las remarcaciones. También se anotaron aceite, bebidas y lácteos. Incluso con retrotraerse al 10 de marzo, las proveedoras obtendrán una diferencia a favor a merced del bolsillo de consumidores  


De los anuncios a la concreción habrá todo un proceso. Es lo que anticipan desde el sector supermercadista en referencia a la retracción de precios en 580 productos básicos, medida dispuesta por el gobierno nacional en el intento por contener aumentos que no ceden desde los primeros días de marzo. “Hay tiempo hasta el lunes para retrotraer los precios”, advirtió el jueves pasado al hacer el anuncio el secretario de Comercio Interior Roberto Feletti.

Si bien la tendencia de reajustes semanales se viene consolidando desde hace tiempo, el contexto global y la inestabilidad económica local posibilitaron incrementos que ya llegaron hasta el 55% en la harina, en el acumulado de un mes al que todavía le queda una semana.

Con aumentos que no llegan a esas cifras, pero que también resultan significativos, aceite, bebidas y lácteos también se anotan con hasta un 20% acumulado en marzo, e incluso acatando el pedido de retrotraer valores al 10 de marzo esas proveedoras obtendrán una diferencia a favor a merced de los bolsillos de los consumidores.

Por rezago o por expectativa, siempre parece haber un motivo para volver a recalcular precios. Desde la propia secretaría de Comercio Interior de la Nación, alertaron que uno de los momentos en que se dieron los mayores reajustes fue entre el miércoles 16 y el viernes 18 de marzo. Coincide con la ventana que dejó abierta el presidente Alberto Fernández entre su anticipo del inicio de una etapa de “guerra contra la inflación” y el intento de concreción que dio aquel viernes con una conferencia grabada.

En diálogo con El Ciudadano, el titular de la Cámara de Supermercadistas de Rosario, Sergio López, ratificó que si ya desde el vamos había demoras para la concreción de medidas, todavía habrá que esperar un poco más para ver su impacto en las góndolas.

Es que todavía no hay una resolución oficial que convalide la posibilidad de retrotraer al 10 de marzo los precios de 580 productos que registraron aumentos excesivos. Recién cuando esté el ok a través del Boletín Oficial, las industrias deberían ajustarse a derecho y recién ahí los supermercados podrían comenzar con el traslado al público.

A la espera de la implementación, el secretario de Comercio Feletti, salió al cruce de los grandes formadores de precios y aseguró que durante los últimos días se dieron “ataques especulativos infundados, no tolerables porque son contra los argentinos”, y brindó un listado de proveedores que incurrieron en importantes aumentos.

Advertencia de supermercadistas

Consultado por El Ciudadano, Sergio López de la Cámara de supermercadistas locales aseguró que durante los últimos días fueron reportando distintos aumentos a la secretaría de Comercio y aclaró: “Lo que pagamos con aumento, vamos a venderlo con aumento. Lo que venga con precio anterior al 10 de marzo, lo vamos a vender a ese precio”.

La postura del sector supermercadista expone a un grupo concentrado de proveedores que abastecen el porcentaje mayoritario de comercios y ratifica en parte la posición de Feletti. En la lista de incumplidores que dio a conocer el funcionario nacional aparecen Coca Cola y Granix con un 11% de aumento en los últimos días, Mondelez con el 22% y Quilmes con el 18%, entre otras.

“Ahora no solo hay faltante sino que hubo aumentos exponenciales en casos como la harina y el aceite”, agregó López. En el primer caso detectaron incrementos de hasta el 55% y en el segundo de hasta el 15%. En estos casos, se suma la presión por el contexto internacional.

En algunos casos, hubo faltante de estos productos y lo que llegó, fue con aumento, según reconció el referente supermercadista, quien explicó: “Marzo arrastró todo. La figura representativa fueron la harina y el aceite, atrás de eso, aumentó todo”.

Para los proveedores de bebidas (como el caso de Coca Cola que expuso Feletti) y lácteos, las demoras, primero en los anuncios y ahora en la resolución, posibilitaron una ventana para seguir avanzando con aumentos. El sector ya naturalizó actualizaciones que rondan el 1,5% semanal. Los comercios, pueden denunciar, pero hasta entonces, los traslados son inevitables.

Por último, respecto a la retracción de precios, Sergio López avisó: “Por mas resolución que haya, el consumidor no va a conseguir los precios urgente, va a ser un proceso”.

La Copal se desentiende

Desde la Coordinara de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal) acusaron recibo de las alusiones y salieron a contestar a la secretaría de Comercio pero también a los sectores supermercadistas.

Interpretando que los señalaron como únicos culpables, desde la entidad difundieron un comunicado dirigido a ambos sectores. En primero lugar, en relación a los supermercados, manifestaron: “Contrariamente a lo que se afirmó, los incumplimientos mencionados no son responsabilidad de las empresas proveedoras dado que la evidencia indica que los aumentos del sector fueron mayores en el canal comercial que en el precio de salida de fábrica”.

A la hora de responder a la secretaría de Comercio, agregaron: “El camino comprometido era que los supermercados retrotraigan sus listas y que las empresas amplíen con información determinada. Las acusaciones emitidas por el secretario de Comercio Interior no se condicen con el compromiso acordado entre las partes ni con la realidad del sector”.

A juzgar por los descargos, ningún sector parece ser el responsable de lo que se traduce en las góndolas, pero hasta el momento en que se llegue a un acuerdo, en caso de que se logre, todos están convalidando aumentos que llegan hasta el 55% en menos de un mes, y que poco lograrán recortar por más retorno que haya al 10 de marzo.

Comentarios