Ciudad

No quedó ahí

A juicio: el turista que agredió a Felipe Solá, de vacaciones en Costa Rica, es un rugbier rosarino

El ex canciller Felipe Solá inició un proceso de identificación del joven que lo interceptó para reprocharle en duros términos su presencia en el exterior. Lo denunciará en la Justicia penal por calumnias e injurias


El ex canciller Felipe Solá inició un proceso de identificación del turista argentino que lo interceptó en Costa Rica para reprocharle en duros términos su presencia en el exterior. Y según información que surgió en medios de comunicación de la ciudad de Buenos Aires, se trata de un rugbier rosarino, a quien el ex funcionario denunciará en la Justicia penal por calumnias e injurias.

Si bien desde el entorno de Solá no brindaron mayores precisiones en torno a la identidad del deportista, confirmaron la determinación de avanzar con la decisión de llevar el caso ante la Justicia penal, y que en la presentación dejará constancia que el turista rosarino lo hizo de manera deliberada porque iba con un grupo y lo encaró con el celular para filmar el hecho.

Como el hecho ocurrió en Costa Rica, deberá comenzar la causa en dicho país, y luego buscará judicializarlo en Argentina aludiendo que los efectos de los dichos llegaron a nuestro país.

No obstante, vale aclarar que no hubo agresiones físicas ni amenazas, sino que solamente utilizó una palabra que puede considerarse injuriosa, que fue “ladrón”.

En Costa Rica el código penal establece una pena de 10 a 50 días multa al que “ofendiere de palabra o de hecho en su dignidad o decoro, a una persona, sea en su presencia, sea por medio de una comunicación dirigida a ella”. Y amplía que el castigo será de 15 a 75 días multa si la ofensa fuere inferida en público.

El hecho, que ocurrió hace una semana, comenzó cuando en la vía pública costarricense el turista argentino se acercó a Solá, quien iba acompañado por su mujer, para decirle mientras filmaba: “Disculpá, te hago una pregunta, ¿vos sos Felipe Solá?”.

El ex funcionario, vestido con malla y un bolso playero, respondió afirmativamente sorprendido. Y allí se desencadenó el cruce:

-“¿Cómo duerme tranquila la gente como usted?”, lo consultó el deportista rosarino.

-“¿Por qué no voy a dormir tranquilo?”, le respondió Solá ya con un rostro adusto, mientras empezaba a alejarse.

-“Porque pasaste 30 años robándole la plata a la gente y estás acá”, insistió el turista.

-“¿Me decís ladrón? Andate a la puta que te parió”, fue la contestación dura del ex canciller. Y como para que no queden dudas, reiteró: “Andate a la puta madre que te parió”.

-Y al tiempo que Solá empezaba a retirarse, el turista lo despidió: “Chorro, chorro”.

Comentarios