Edición Impresa, El Hincha

Copa Libertadores

A jugar por un sueño

El Canalla visita a Gremio en la ida de octavos.


Para muchos en octavos empieza la verdadera Copa Libertadores. Y hoy, el equipo de Eduardo Coudet irá por el primer paso para continuar con el objetivo de máxima, el de mayor complejidad, pero el de más jerarquía. No porque el torneo argentino sea para despreciar, sino porque la Copa tiene su encanto propio. La cosa no será sencilla: Gremio ya conoce de hazañas coperas e incluso la ganó en 1995. Central, en cambio, tiene la espina clavada de haber llegado a semifinal con el equipo del Patón en 2001.

Con toda la ilusión de poder hacerse grande en el continente. Con la sensación de que se puede ir por más y aprovechar el buen equipo que se logró formar el año pasado y terminó con las manos vacías.

Claro que la empresa y el escenario no asoman como sencillo. El hecho de ir a jugar un mano a mano a Brasil siempre es complicado. Es por eso que el entrenador canalla se encargó de repetir una y mil veces, en la conferencia de ayer, que lo ideal sería poder marcar como visitante. Aunque, más allá de la idea con la que viajó el Chacho también deberá tener recaudos por lo que tiene enfrente y porque todavía faltarán  90 minutos más.

Central y Gremio chocarán esta noche a partir de las 21.45 en Porto Alegre en el primer capítulo de la serie. El peruano Víctor Carrillo será el árbitro y el encuentro será televisado por Fox Sports.

La misma campaña

Central y Gremio llegaron a octavos de final con los mismos puntos. Ambos ganaron, empataron y perdieron la misma cantidad de partidos. La única diferencia, no menos, fue que el Canalla terminó como líder de su grupo y los brasileños no. Gremio se clasificó tras quedar detrás de Toluca y por encima de San Lorenzo y Liga Universitaria de Quito.

El rival del Canalla terminó con 11 unidades, producto de tres triunfos, dos empates y una derrota.

Cambios sí, confirmación no

Eduardo Coudet recién definirá hoy a los once que saldrán esta noche a jugar en el Arena Gremio. Es que para esta mañana el cuerpo técnico diagramó un ensayo táctico en Porto Alegre para repasar conceptos de pelota detenida.

Ayer los futbolistas entrenaron en el predio de Arroyo Seco, a puerta cerrada, y allí el entrenador trabajó con los jugadores que viajaron pero no con un once específico. Más allá de esto, el Chacho tiene una duda en defensa: Cristian Villagra o Esteban Burgos. Es que el marcador de punta terminó algo golpeado el Clásico y si no se recupera el ex Godoy Cruz jugará en la zaga junto a Alejandro Donatti. Los que volverán, con respecto al domingo, son Javier Pinola y José Luis Fernández. Además serían titulares Walter Montoya y Germán Herrera, quienes ingresarían por Gustavo Colman y Giovani Lo Celso.

Si esto se confirma también habrá cambio de esquema.

La delegación viajó ayer a la tarde en vuelo chárter y pasada las 21 arribaron a Porto Alegre. En total viajaron 18 futbolistas, además de los titulares y la duda de Villagra y Burgos, viajaron: Manuel García, Gustavo Colman, Gastón Gil Romero, Pablo Becker, Lo Celso y Rodrigo Migone.

“¿Si hubiese elegido qué habrían dicho?”

Desde que empezó la doble competencia más de un hincha de Central preguntaba y se contestaba a la vez sobre si el entrenador debía elegir el torneo local o la Copa Libertadores. Hoy, con la chance de llegar a jugar la final del torneo de Transición más alejada, la mayoría de los canallas no tienen dudas y dicen que Central debe dedicarse únicamente al certamen internacional.

Es por eso que El Hincha consultó a Eduardo Coudet ayer, durante la conferencia de prensa, sobre si llegó el momento de elegir o no. Y el técnico se tomó varios minutos para opinar al respecto:

“Nosotros vamos buscando el partido que se nos presente por delante. Desde un principio intentamos rotar para llegar de la mejor manera a cada partido. Pero no tuvimos suerte con las lesiones y la rotación se terminó por las bajas que tuvimos que en algunos casos fueron de un mes y en otros lo superaron como es el caso de Marcelo Larrondo, quien no estará para este partido tampoco porque no está cómodo todavía después de la lesión. Eso hizo que tengamos que afrontar la doble competencia con un solo equipo. Y prácticamente contamos con menos jugadores que el año pasado con una sola competencia. Pero es muy difícil tomar la decisión cuando venís peleando en las dos. Porque si hubiese elegido una tuviera que haber jugado varios partidos con juveniles en la otra. ¿Y qué me hubiesen dicho? Si no iba a buscar la clasificación a Uruguay, seguramente hubiéramos llegado más descanso, pero: ¿si quedábamos afuera en la Copa qué me hubiesen dicho? Luego contra San Lorenzo también tuve que poner lo mejor. Por eso mientras tengamos chances vamos a seguir intentando en los dos frentes porque ya venimos así. Pero lo que más hemos sentido fueron las ausencias. Nos costó mucho en los últimos partidos. Así y todo hemos intentando llevar una propuesta. El último partido salió muy malo. Pero en cancha pusimos a (Giovani) Lo Celso, (Franco) Cervi y (Gustavo) Colman, si salió mal no fue por lo que teníamos en cancha. No es excusa, pero sí hay una realidad: nos faltaron jugadores importantes. No es lo mismo poner jóvenes con grandes que poner a chicos solos. Pero ahora, de a poco, los vamos recuperando. Me encantaría tener a todos bien pero hoy todavía no podemos. Llegamos mejor armados a este juego porque vuelven Javier (Pinola) y José Luis (Fernández). Pero tuvimos la mala fortuna de las lesiones traumáticas, pero yo creo que manejamos muy bien la parte física. No tengo dudas que de Brasil nos vamos a traer un buen resultado”.

Comentarios