Ciudad, Edición Impresa

reclamo por justicia

A cuatro años un acto recordará a las víctimas de Salta 2141

Familiares de las víctimas de la tragedia del edificio del centro rosarino renuevan el pedido de celeridad del juicio.


El 6 de agosto de 2013, a las 9.38 Rosario vivió su peor tragedia cuando, por una fuga de gas, explotó el edificio de Salta 2141. El siniestro se llevó la vida de 22 personas y hubo más de 60 heridos. Cuatro años pasaron de aquel fatídico día que marcó la historia de cientos de familias. El juicio oral y público aún no tiene fecha. Para su inicio falta una pericia que esta semana harán expertos de Córdoba. La fiscal de la causa adelantó que pedirá penas de prisión efectiva. Hoy el dolor no cesa y el pedido de justicia se renueva. Como todos los años, los familiares y amigos de las víctimas harán un homenaje que empezará a la hora exacta en que se desató la tragedia.

Cuatro años de dolor

Eleonora López es la hermana de Carlos López. Cuando murió, él tenía 40 años y estaba al frente de un reconocido bar de la zona de Pichincha. Su hija, en ese momento, tenía 12 años.

Eleonora no estará hoy en el acto. “Siempre estuve a cargo de cuestiones organizativas del homenaje pero este año se me hace muy difícil estar allí. Estoy en tratamiento con un psiquiatra y tengo fibromialgia, un dolor muscular crónico”, contó la mujer.

A Eleonora se le sumó otro sufrimiento: la reciente muerte de su otro hermano, de 46 años.

“Los familiares de las víctimas venimos en picada. El tiempo nos fue desgastando. Mi familia se destruyó. Tengo a mis dos hijos pero estoy arrasada. Necesitamos justicia ya”, dijo la mujer.

Con respecto a la nueva pericia que se hará a pedido de la Fiscalía, la hermana de Carlos está de acuerdo en que se realice.

“Estamos desanimados con el juicio. Uno entiende las cuestiones judiciales pero no sabemos si los acusados van a ser condenados a prisión efectiva. El tema de las penas me revuelve las tripas”, explicó la mujer.

En referencia a la expropiación del terreno de Salta al 2100 –que el gobernador Miguel Lifschitz tiene la intención de convertir en un espacio vinculado a la música y el arte– Eleonora sostuvo que está de acuerdo.

“Hace meses que venimos trabajando con el equipo del gobernador Lifschitz con respecto al predio. Lo que no queríamos es que se transforme una especulación inmobiliaria”, detalló.

Y agregó: “Me parece bien que en ese espacio haya vida. Muchos estaban empecinados en que sólo sea un memorial. Pero la mayoría de los familiares de las víctimas estuvimos de acuerdo. Los primeros 250 metros serán un espacio de memoria”.

Claudia Vaio es la mamá de Santiago Laguía, otra víctima de la explosión. Santiago tenía 25 años y estudiaba medicina. Quería ser deportólogo y soñaba con trabajar en Independiente, el club del que era hincha.

“No creo en la justicia de nuestro país. Es perversa y hace artimañas para defender a los delincuentes. Quiero que el juicio sea justo, no quiero venganza”, subrayó la mujer.

En referencia a la nueva pericia que realizarán expertos de Córdoba la semana próxima, la mamá de Santiago está conforme.

“Espero que llegue el día del juicio y tener frente a mi cara a todos los procesados. Quiero que se diga la verdad. Hay más de 170 testigos, entre querella y defensa. Tengo mi conciencia tranquila. No creo que a los responsables les sea fácil cargar en sus espaldas con 22 muertes”, dijo Claudia.

En relación al proyecto de traslado del Profesorado de Música provincial a los terrenos de calle Salta –hoy está en Santa Fe al 1100–, la mujer contó que en las reuniones con el equipo del gobernador de la provincia pidieron prioridad para un espacio de memoria en la planta baja y una entrada independiente.

“Le daría vida a ese lugar que hoy parece un cementerio a cielo abierto. La música es alegría, es vida. Sólo pedimos justicia. Nosotros merecemos descansar y las 22 personas que murieron también”, concluyó Claudia.

Penas efectivas

Si bien aún no hay fecha de juicio, la fiscal Graciela Argüelles sostuvo que pedirá penas efectivas de cinco años, aunque no precisó para cuáles imputado.

En la causa se encuentran procesados el gasista Carlos García y su ayudante Pablo Miño; el gasista que trabajó doce días antes de la tragedia, José Allala; y los tres integrantes de la administración del edificio siniestrado, Mariela Calvillo, Norma Bauer de Calvillo y Carlos Repupilli.

Los otros procesados por el delito de estrago culposo agravado son los inspectores de la empresa Litoral Gas Gerardo Bolaños, Guillermo Oller y Luis Curaba; el jefe de esa sección, Claudio Tonucci, y la gerenta técnica Viviana Leegstra.

Homenaje

Hoy a las 9.38 las sirenas volverán a sonar para conmemorar a los 22 fallecidos. La convocatoria es para las 9.15 en Salta y Oroño.

Estarán los familiares y amigos de las víctimas y sobrevivientes. Luego del acto cantarán Cecilia Petrocelli, Ruben Goldin, Sandra Corizzo y Espíritu Folclórico

Monseñor Eduardo Martín dará la misa y finalizado el homenaje habrá una suelta de globos.

Expropiarán el terreno para espacio de memoria

El gobernador Miguel Lifschitz enviará a la Legislatura un proyecto para expropiar el terreno que ocupara el edificio de Salta 2141. La intención de la Casa Gris es convertir el lugar donde se levantaban las tres torres demolidas, en un espacio dedicado a la música y al arte, así como también un ámbito de memoria y recuerdo de las víctimas. El mandatario tomó esta resolución tras una serie de encuentros con familiares de las personas fallecidas.

Una vez aprobado el proyecto en ambas cámaras legislativas, se realizará un concurso de carácter nacional, para construir, por un lado, el establecimiento educativo vinculado a las artes, y por otro, un espacio de encuentro para los familiares de las víctimas.

Una de las posibilidades que se analiza es que allí funcione el Instituto Superior del Profesorado de Música “Carlos Guastavino”, hoy instalado en Santa Fe al 1000, aunque la decisión final surgirá luego de una consulta abierta.

Desde la gobernación resaltaron que este perfil de uso del predio busca garantizar que el terreno se convierta en un sitio público y no en un desarrollo privado.

Se estima que la iniciativa de la Gobernación se debatirá la semana próxima con otras propuestas de diputados y senadores de distintos bloques, quienes presentaron varias mociones para que el Estado adquiera el terreno donde el 6 de agosto de 2013 se produjo la peor tragedia de la historia de Rosario.

Si te gustó esta nota, compartila