Edición Impresa, Política

A Cobos “nadie le dice con quién debe cenar”

Así le respondió a Aníbal, quien había criticado su presencia en reunión radical.

Los cruces entre la primera fila del Ejecutivo nacional y el vicepresidente opositor Julio César Cleto Cobos se potenciaron este fin de semana luego de que el mendocino participara de un encuentro del radicalismo en la ciudad bonaerense de San Nicolás. El sábado el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, calificó a esta última jugada como “gesto de traición contundente” contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Pero el segundo en la línea de sucesión de la Casa Rosada no se quedó atrás y le respondió ayer al ministro coordinador que él no responde “a una persona o a un partido”, y agregó: “No me va a decir con quién me junto a cenar”. Y a esto, para completar la saga se sumaron nuevas presiones del kirchnerismo para que Cobos renuncie a su cargo institucional si es que persiste en su posicionamiento como referente de la oposición de cara a los comicios generales de 2011.

“El vicepresidente es de la Nación, no de una persona o de un partido. Tiene derecho a opinar, a hacer ver la realidad. Quiero colaborar, no se confundan”, replicó ayer Cobos ante periodistas luego de presenciar un partido del seleccionado femenino de hockey sobre césped Las Leonas que se disputó en su provincia, Mendoza.

Allí mismo, el vice le pidió a los funcionarios nacionales “hablar menos de Cobos y más de las soluciones que necesita la gente”. Y calificó como “contradictoria que un ministro (por Aníbal Fernández) pida la renuncia del vicepresidente”.

Con todo, el cortocircuito entre el Ejecutivo y el segundo en la sucesión presidencial sumó otro ministro poco después de que el mendocino saliera a defenderse: el titular de la cartera de Justicia, Julio Alak, opinó que “no es ético que Julio Cobos siga en el cargo de vicepresidente y al mismo tiempo lidere la oposición política al gobierno”. El ministro abundó en los argumentos del kirchnerismo para desgastar al mendocino: “Esta actitud es un acto de altísima gravedad institucional que debilita al sistema democrático. Es un caso insólito en la historia constitucional argentina. Si uno investiga, no hay ningún antecedente nacional en 200 años de historia y tampoco hay registros de una de situación similar en el mundo”.

Ayer, y en referencia a su presencia –el jueves por la noche en San Nicolás– en la cena que cerró un encuentro de la UCR para debatir la estrategia parlamentaria 2010, Cobos primero dijo que fue en rigor a una reunión de “amigos” y después consideró que la reunión nicoleña debería ser imitada por otras fuerzas: “Todos los partidos políticos que están en tiempos de redefinición deberían hacer esto, empezar a hablar de políticas públicas y tratar de dar respuestas a la gente”.

Comentarios