Espectáculos

Aniversario

A cien años del nacimiento de Astor Piazzolla, un artista revolucionario

En el marco de una innumerable lista de actividades que se desarrollan por estos días en el país y en el mundo al cumplirse este jueves cien años del nacimiento del músico, la TV Pública, Contar, Encuentro y Volver rendirán tributo al creador de “Balada para un loco” con una programación especial


En el marco de una innumerable lista de actividades que se desarrollan por estos días en el país y en el mundo al cumplirse este jueves cien años del nacimiento del músico Astor Piazzolla, a todas luces la gran bisagra en la historia del tango y su proyección internacional como una música con identidad propia, la TV Pública, Contar, Encuentro y Volver rendirán tributo al creador de “Balada para un loco” con una programación especial.

Al mismo tiempo, ya funciona en todo su esplendor la plataforma conmemorativa Piazzolla100 como gran disparador de contenidos y homenajes, creada por la Fundación Astor Piazzolla y convertida en el espacio oficial para festejar el centenario del genial artista, con contenidos y eventos creados para la ocasión, a lo que se suman una serie de galas en el porteño Teatro Colón, una muestra inmersiva que estará disponible en el Centro Cultural Kirchner (CCK) y un cierre musical, gratuito y multitudinario, en el Obelisco porteño, entre otras propuestas.

En las pantallas

El cumpleaños número 100 de Piazzolla tendrá este jueves su celebración televisiva con la transmisión de la apertura del concierto de homenaje en el CCK a través de Contar y la Televisión Pública, la emisión de micros y especiales acerca de su obra en la pantalla de Encuentro y un documental nocturno que se verá a través del canal de cable Volver.

Concierto Piazzolla 100 desde el Auditorio Nacional del CCK podrá verse en la plataforma Contar desde las 21 y a través de la Televisión Pública a partir de las 23, con la conducción de Víctor Hugo Morales y las performances musicales de Amelita Baltar y José Ángel Trelles, dos de los vocalistas que cantaron con Piazzolla, y otras grandes figuras de la música popular argentina como Luis Salinas, Franco Luciani, Néstor Marconi, Pepe Colángelo, Sexteto Mayor, Paralelo 33° y Matías Sagreras.

Además, Contar también anunció que desde este jueves tendrá disponibles los films documentales en torno al universo piazzolliano Tango nuevo y Descartes, y el viernes a las 19 ofrecerá el concierto desde Tecnópolis animado por Julia Zenko, Horacio Lavandera, el Quinteto Centenario y el percusionista Horacio Cacoliris.

En Encuentro, su programación de este jueves estará impregnada del sonido del genial compositor y bandoneonista, y además se estrenarán microprogramas especiales y dos ciclos: Tango nuevo (a las 9, 14 y 21) y Calle Descartes, número 16 (a las 7 y 17).

A su tiempo, el tributo Volver Tango X 2 podrá verse también este jueves por la señal de clásicos de la tevé desde las 22 y se extenderá hasta la medianoche reuniendo testimonios de personalidades del mundo de la música, familiares y amigos, donde se podrán apreciar videos con parte de sus reconocidas creaciones musicales.

Astor, el gran innovador

 

Astor Pantaleón Piazzolla nació en Mar del Plata el 11 de marzo de 1921. Sus abuelos eran inmigrantes italianos. Vicente Piazzolla y Asunta Manetti, los padres de Astor, eran argentinos pero se mudaron a Nueva York cuando él tenía cuatro años. Fue así que se crió en Manhattan, escuchando los discos de Carlos Gardel y Julio de Caro pero también a los grandes músicos de jazz.

El padre de Astor tocaba el acordeón y la guitarra y fue quien le transmitió su amor por la música. Cuando cumplió 8 años, Astor pidió de regalo un bate de baseball, pero su papá se apareció con un bandoneón usado.

Por aquel entonces, Astor ya estudiaba música con Andrés D’Aquila, pianista argentino, y unos meses después con Terig Tucci, bandoneonista y arreglador.

Las influencias en el desarrollo musical de Piazzolla fueron de lo más variadas. Desde Gardel (con quien compartió pantalla en El día que me quieras, donde un pequeño Astor interpretó a un vendedor de periódicos) hasta Bach y Chopin, pasando por la música klezmer.

La familia Piazzolla volvió a Mar del Plata en 1937. Allí, continuó sus estudios de piano hasta los 18 años, y luego se fue a Buenos Aires, donde fue bandoneonista de varias orquestas de tango.

En 1946, formó su primer conjunto musical. En 1954, Astor y Dedé, su mujer, se mudaron a Francia, luego de que el músico compitiera por el premio Fabien Sevitsky y se ganara una beca para estudiar durante un año con Nadia Boulanger en París.

Astor era un revolucionario del tango: además de usar tonalidades, colores y ritmos novedosos, así como armonías disonantes, amplió el clásico sexteto de tango, incorporando un violoncello y una guitarra eléctrica.

En 1955 fundó el Octeto Buenos Aires. A finales de 1959, Piazzolla recibió la noticia de que su padre había muerto en la ciudad de Mar del Plata. De su tristeza, surgió “Adiós, Nonino”, una de sus obras más conocidas. A lo largo de su vida, Piazzolla escribió no menos de veinte arreglos de esta pieza.

En 1976, el día en que cumplió 55 años, Piazzolla conoció a Laura Escalada, una mujer con quien iba a compartir el resto de su vida.

Por esos años, ya estaba preparado para emprender innumerables giras internacionales por Europa, Japón y América.

La salud del músico empezó a menguar, y como consecuencia disolvió el quinteto. En 1988, fue operado de un cuádruple bypass. Con el alta médica, en 1989 formó un sexteto con dos bandoneones, piano, contrabajo, guitarra y violoncello. Sin embargo, se lo notaba fatigado y se cansaba con facilidad.

El 5 de agosto de 1990, Astor sufrió una hemorragia cerebral en París. Su familia decidió llevarlo de regreso a Buenos Aires, donde tuvo que atravesar una dura experiencia de 23 meses que terminó con su muerte el 4 de julio de 1992.

Comentarios