Policiales

Clan Funes

A Chipi Selerpe le negaron domiciliaria y seguirá detenida

Sus defensores habían pedido prisión domiciliaria porque tiene un bebé de 10 meses. La Fiscalía se opuso y sostuvo que hay peligro procesal en la investigación. El juez a cargo de la audiencia le dio la razón a la acusación


Chipi es el sobrenombre de Jorgelina Selerpe. La joven es pareja de Alan Funes y está detenida desde enero pasado por el crimen de Marcela Díaz. La víctima es hermana de Tubi Segovia, un archienemigo de los Funes. Además de este homicidio, fue imputada por asociación ilícita y tenencia de arma de guerra. Tiene una criatura de 10 meses y sus defensores fueron a la Cámara Penal para tratar de alivianar la medida cautelar que pesa sobre la chica de 24 años. Pero la vocal Gabriela Sansó hizo caso omiso y confirmó la prisión preventiva contra Chipi que seguirá tras las rejas.

Durante enero el recrudecimiento de la violencia entre bandas no se hizo esperar, incluso generó cortocircuitos entre el Ministerio de Seguridad y el Poder Judicial. Los Funes -a quienes se los vincula con René Ungaro- es la familia a la que pertenece Alan, la pareja de Chipi. Ellos tienen un fuerte enfrentamiento con Alexis Caminos y Tubi Segovia. Pero todos los hechos de sangre que se conocieron en el último tiempo, dejaron en desgracia a los Funes.

Si bien los enfrentamientos venían desde hace tiempo, el crimen de Mariela Miranda – la madre de los Funes–, en marzo de 2016 fue un punto de inflexión. Durante este año y el siguiente los cruces entre bandas no pararon y la lucha por el territorio era un hecho.

En 2016 cayeron presos Ariel “Tubi” Segovia y Alexis Caminos. Pero no tardaron en caer Sebastián “Teletubi” Acosta, amigo de Lamparita y Pocha, otro de los miembros del grupo.

En mayo de 2016 mataron a Eugenio Pupi Solano en Ayacucho al 4200. Por este crimen, Alan Funes terminó en el Irar ya que al momento del hecho tenía 17 años. Luego obtuvo una domiciliaria cuyo quebrantamiento quedó registrado en una filmación que se hizo viral donde se lo vio disparando tiros con una ametralladora.

 

Los miserables

En mayo de 2017 se hizo un procedimiento por parte de la Policía Federal conocido como “Los Miserables” que detuvo a gran parte de la banda de Lautaro “Lamparita” Funes, se los sindicaba de organizarse para cometer diversos delitos. En esa oportunidad, se detuvo cerca de una decena de personas, entre ellas Jorgelina Selerpe y su madre. La chica estaba embarazada y dio a luz a su hijo en esas circunstancias. Luego fue imputada por asociación ilícita. También su madre, además ambas enfrentaron una causa en el fuero federal porque en el allanamiento encontraron drogas.
Estas mujeres pertenecen a la familia Selerpe, conocida en las crónicas policiales. Su más célebre integrante fue Domingo Selerpe, un hombre vinculado a la venta de drogas en barrio Tablada. Era tío de Chipi, una chica que se crió entre violentas disputas por la lucha territorial.

Antes de Alan, Chipi estuvo 5 años en pareja con el Negro Matías, un pibe con varias causas penales al que mataron en la puerta de su casa en Ayacucho al 4100.

 

Los Funes

Lautaro Funes cayó en septiembre y desde entonces está preso como organizador de la banda y por el crimen de Cristian Ferreyra ocurrido en mayo de 2017 en Colón y Biedma. Desde la cárcel se enteró que el 1º de enero balearon a su padre en Alvear aunque logró salvarse. Una semana después mataron a su hermano Ulises.

El 14 de enero de este año Marcela Díaz, hermana de Tubi Segovia, fue asesinada. Para la Fiscalía, Alan Funes iba de acompañante y disparó con un arma 9 milímetros y Chipi iba al volante. Ambos fueron detenidos nueve días después. En su poder se encontró un arma de grueso calibre.

Chipi fue imputada por el homicidio y tenencia. Su pareja también aunque se le sumó la participación en la asociación ilícita que hasta el momento no había sido imputada.

El 5 de febrero mataron a Jonatan “Bam Bam” Funes. Por este hecho, el crimen de Ulises y el ataque a Jorge, el padre de los Funes, fue imputado Enrique Adrián S., alias Cable.

Desde entonces ambos están presos. Este jueves sus defensores cuestionaron la medida cautelar respecto a la chica ante la Cámara Penal. Le explicaron a la vocal Gabriela Sansó que Chipi tiene un bebé de 10 meses. A pesar de ello no le otorgaron un arresto domiciliario que reclamó en esta instancia.

El juez anterior afirmó que el niño puede estar con su madre en la cárcel pero la defensa estima que hay que preservar el estado de salud física y mental del niño, tener en cuenta el interés superior de éste. El hecho de permanecer junto a su madre en un instituto carcelario no garantiza su desarrollo. Para los abogados Juan Pablo Audisio y Federico Laurito están dadas las garantías para una domiciliaria. A lo que sumaron que en la puerta del domicilio que ofrecieron para cumplir el arresto hay un domo y dos cámaras de seguridad a unos 25 metros. A su vez ofrecieron 25 mil pesos de fianza.

Los fiscales Ademar Bianchini y Gisela Paolicelli expusieron la saga de hechos violentos que se vienen dando entre dos grupos enfrentados, Para Bianchini el hecho de tener un hijo menor no habilita a cometer cualquier tipo de crimen sin padecer consecuencias y estimó que a los fines de garantizar la investigación es necesario mantener la cautelar ya que existe un riesgo procesal concreto.

La vocal resolvió sostener los argumentos de la Fiscalía y confirmar la medida cautelar por lo que Jorgelina Selerpe permanecerá tras las rejas.

Si te gustó esta nota, compartila