Ciudad, Edición Impresa, Últimas

A Barcelona y por la paz

Por Santiago Baraldi.- Ocho chicos rosarinos de entre 13 y 14 años viajarán a la ciudad española para participar de un singular campamento con otros 80 adolescentes de 10 países. Talleres, charlas y experiencia.

Melody, Axel, Mariana, Gabriel, Vanesa, Andrés, Lucio y Magali son chicos de Rosario entre 13 y 14 años que el próximo viernes viajaran a Barcelona a participar del Campamento de la Paz, invitados por la Fundación Forum de la ciudad española, organizadora del evento. Los adolescentes participarán junto a otros 80 chicos de 10 países, de talleres y diálogos con ponentes invitados, hablarán y reflexionarán sobre la igualdad, los derechos y deberes, la sostenibilidad, la inmigración, la participación, el Sida, entre otros temas; aprendiendo a utilizar el diálogo y la creatividad en la resolución de conflictos. El miércoles a las 19, en la Isla de los Inventos, los chicos serán agasajados por sus familiares, el intendente Miguel Lifschitz, y el grupo que trabajó junto a los pibes para que el viaje sea una realidad. Hasta la fecha se han vinculado al proyecto del Campamento de la Paz más de dos mil jóvenes de cincuenta ciudades de todos los continentes con un objetivo común: construir un mundo más justo, más equitativo y más pacífico desde sus propias experiencias y anhelos.

Melody, Axel, Mariana y Gabriel pertenecen a la Orquesta del Ludueña; Vanesa y Andrés, del Programa Municipal de Ajedrez, mientras que Lucio y Magali integran las Bandas de Villa Hortensia y Distrito Sur respectivamente e irán acompañados por María de los Ángeles Carmona.

La fundación Forum se hace cargo de la estadía y traslado de los chicos y la mitad del costo de los pasajes; la Municipalidad consiguió que instituciones no gubernamentales, fundaciones y empresas a que el viaje sea posible. Desde la misma Municipalidad de la mano de Graciela Semorile, Analía Abate, Meria Franchino quienes se ocuparon de organizarle a los chicos encuentros, talleres, recorrieron los principales lugares de la ciudad que incluso los chicos no conocían como el Planetario, los museos, el Puente Rosario – Victoria, el tríptico de la Infancia, que además fortaleció el vínculo entre ellos antes de emprender el viaje

La ciudades participantes del encuentro que será entre el 17 y 28 de este mes son Amman, Jordania; Dakar, Senegal; Dhaka, Bangladesh; Ho Chi Minh, Vietnam; Maputo, Mozambique; Monterrey, México; Nápoles, Italia, Salvador de Bahía, Brasil; además de Rosario y Barcelona. “Los chicos de cada ciudad exponen cuáles son sus realidades, qué les preocupa de su barrio, de su entorno. El de Dakar contará el problema del arsénico en el agua, el de Monterrey la violencia por el narcotráfico, el de Ho Chi Minh los trastornos que ocasiona la radiación luego de lo que ocurrió en Japón, y los chicos de Rosario contarán sin ningún filtro cómo es su barrio, su familia, su escuela. La experiencia de la Orquesta o los talleres de ajedrez y el rol que cumple con los chicos, el vínculo de los chicos con su familia y la escuela”, señaló Horacio Ríos responsable de la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad. “Los chicos reconocen el esfuerzo del Estado y también el de sus padres, el de su propia participación en los proyectos y programas. Es una reivindicación al trabajo que se hace conjuntamente a los clubes de barrios, vecinales, bibliotecas populares que hacen mucho y no tiene la difusión que merecen”, agregó Ríos.

Cada Campamento se articula en torno a diez días de actividades, debates con expertos locales, talleres, juegos y presentaciones relacionados con los Objetivos del Milenio. Se trabajan conceptos como el desarrollo sostenible, la igualdad, el respeto, la democracia participativa y la cooperación. El criterio de la selección de ciudades que establece la Fundación Forum es aquellas que ciudades que hayan actuado como motores de cooperación y solidaridad al desarrollo; que hayan sufrido o sufran las consecuencias de conflictos armados, catástrofes climáticas, medioambientales o pobreza extrema.

Por la paz

El Campamento de la Paz nació en Barcelona el 2004 en el Forum Universal de las Culturas, con el patrocinio de la Unesco. “El Campamento a través de la creatividad, el sentido común, las técnicas de comunicación y la gestión de la información; introduce a los campistas al desarrollo sostenible, la participación y la cooperación. Desde su llegada los campistas se encuentran inmersos en un espacio donde el diálogo y el respeto son las bases sobre el que se desarrolla la vida en el Campamento y las actividades que en él se realizan, fomentando así la cultura de la igualdad y la cooperación mutua”, agregó Ríos.

Los contenidos del Campamento de la Paz son trabajados a través de distintos formatos de actividades como las dinámicas de grupo: destinadas a fortalecer la relación y el conocimiento mutuo y potenciar las virtudes y capacidades de los distintos participantes. Incentivando la participación en las distintas actividades del Campamento. Y fortaleciendo los grupos de trabajo con tal de que cada miembro aporte sus capacidades en el trabajo en común. Fomentando la cooperación, y la colaboración así como el trabajo en equipo como las herramientas esenciales para la construcción de un mundo mejor. Las rutinas como conjunto de actividades que aseguran el buen funcionamiento del campamento, incluyen tanto las actividades de higiene, salubridad, y orden del campamento, así como las de higiene personal, comidas, descanso, y tiempo libre. Actividades Educativas: el campamento programa una serie de actividades centradas en los distintos temas donde un especialista introduce el tema y posteriormente se debate con los campistas. Estas sesiones están acompañadas de talleres específicos.

Desde la Secretaria de Cultura explicaron que otra de las actividades que realizarán es lo que se denomina Bazar: “un espacio expositivo donde las delegaciones exponen los objetos y los rasgos que identifican a su ciudad y su cultura. Se exponen, mapas, imágenes, objetos, murales informativos o descriptivos realizados por las delegaciones, etc., que acercan la singularidad de la ciudad a las otra delegaciones. El Bazar permanece montado todo el Campamento y finalmente el Baúl, que son los deseos que los campistas tienen para las futuras generaciones, estos quedan en custodia de la Fundación Fórum Universal de las Culturas. El Baúl es el contenedor donde cada delegación deposita sus deseos para el 2015, año en el que se habrán de haber cumplido los Objetivos de Desarrollo del Milenio. En el Baúl también queda depositado el legado del Campamento, el diario del campamento, objetos del bazar, y una selección de proyectos, trabajos realizados durante el campamento, etc. Los deseos se depositan en el Baúl el ultimo día del Campamento en un acto solemne de compromiso responsable delate de los participantes y la sociedad en general. Los baúles de cada Campamento se abrirán en el Fórum Universal de las Culturas de 2016”.

Comentarios