País, Últimas

A 18 años del atentado a la Embajada de Israel

Desde las 14.15, se llevará a cabo un acto recordatorio donde fuera la sede de la entidad, en la esquina de Arroyo y Suipacha, con la participación de familiares de víctimas y sobrevivientes.

La embajada de Israel en la Argentina y el grupo de familiares de las víctimas del atentado que sufrió esa delegación diplomática el 17 de marzo de 1992, convocó a partir de las 14.15 a un acto recordatorio donde fuera su sede, en la esquina de Arroyo y Suipacha.

Los disertantes de la ceremonia son Mauricio Klein, hijo de dos sobrevivientes, Mirta y Enrique; Maxi Lanzzieri, hijo de Miguel Ángel Lancieri Lomazzi, un instalador de equipos de aire acondicionado que estaba trabajando en la refacción en la sede diplomática; y el embajador israelí Daniel Gazit, que cierra el acto que se organiza bajo la consigna: “El tiempo pasa, el dolor sigue presente, nosotros también”.

El ataque terrorista que destruyó completamente la Embajada de Israel en Argentina fue perpetrado el 17 de marzo de 1992 y causó 29 muertos y 242 heridos. A las 14.42 de ese día, un furgón Ford F-100 conducido por un suicida fue cargado con explosivos y estrellado contra el frente del edificio, causando la destrucción de la embajada, y daños a una iglesia católica y una escuela ubicada en un edificio cercano.

Fue el peor ataque terrorista en la historia de Argentina hasta el atentado terrorista contra la AMIA en 1994, y el peor ataque contra una misión diplomática israelí. El grupo terrorista Jihad Islámica se adjudico la autoría de los ataques. Dos años después, el 18 de julio de 1994, un coche bomba estalló frente a la AMIA, la organización mutual judía más importante del país, también en Buenos Aires, asesinando otras 85 personas.

Comentarios