El Hincha, Rugby

Championship

Gloria o abismo: Springboks, por la hazaña y All Blacks, por la redención

Sudáfrica buscará ratificar su buen momento y recuperar de a poco el liderazgo en el ranking mundial. Mientras que Nueva Zelanda intentará salir de la grave crisis que atraviesa y tiene a su entrenador en la cuerda floja. El partido se jugará en Johannesburgo el sábado a las 12 y se verá por Star+


Después de las críticas tras las series internacionales con British & Irish Lions en 2021 y con Gales este año, los Springboks atraviesan una de las mejores semanas de los últimos tiempos. Los últimos campeones del Mundo le ganaron con autoridad a los All Blacks y el próximo sábado tienen la oportunidad reivindicar que son el mejor seleccionado del planeta al derrotar en partidos consecutivos a Nueva Zelanda. Además, un traspié más del equipo de negro puede poner de rodillas el futuro de Ian Foster al frente del seleccionado oceánico.

Sudáfrica busca repetir lo hecho en 2009, año en el que ganaron tres duelos seguidos ante los Kiwis. Los Springboks se despidieron del Cuatro Naciones en 2021 con un triunfo sobre los neozelandeses, con lo cual ahora acumularían tres victorias seguidas y dos serían consecutivos.

Para tamaña hazaña Jacques Nienaber dispuso cinco variantes respecto del equipo que triunfo en Nelspruit el pasado sábado. En Johannesburgo estarán: Duane Vermeulen, Bongi Mbonambi y Ox Nche en los forwards reemplazando a Jasper Wiese (lesionado), Malcolm Marx y Trevor Nyakane. Mientras que en los backs, las dos modificaciones son obligadas, Faf de Klerk (debe descansar por protocolo de conmoción) y el suspendido Kurt-Lee Arendse, los elegidos son: Jaden Hendrikse y Jesse Kriel.

Jacques Nienaber, head coach de los Springboks, mete cinco cambios para buscar repetir el triunfo sobre los All Blacks.

“Hicimos algunos cambios en el equipo, pero Duane, Jesse y Herschel son todos jugadores experimentados que conocen bien nuestros sistemas y han sido incondicionales para los Boks”, dijo Nienaber, head coach de los Springboks y además expresó: “Duane tiene una gran presencia dentro de la cancha y no hay mejor partido para él para regresar de una lesión que enfrentarse a los All Blacks”.

Sí Sudáfrica triunfa el sábado sobre los All Blacks en Johannesburgo igualarán lo hecho por Irlanda en julio pasado y así serán los dos seleccionados que derrotaron a Nueva Zelanda en partidos consecutivos. Bajo esa posible situación el duelo entre sudafricanos e irlandeses del próximo sábado 5 de noviembre en Dublín se convertiría en una gran final. Hoy el Trébol lidera el ranking de World Rugby, mientras que los Boks son terceros, pero al finalizar el Rugby Championship podrían escalar al segundo o quizás volver al primer lugar, con lo cual sería un gran agregado para el partido en la gira de Otoño por el Viejo Continente.

Ian Foster contra las cuerdas

Las críticas a Ian Foster no comenzaron en 2022 con las derrotas ante Irlanda, ya en 2020 cuando se cayeron con Los Pumas en Australia, fueron duramente criticados, luego tras ganar el Championship las aguas se calmaron. Pero no sólo los resultados en 2021 en la gira por Europa fueron determinantes para que en Nueva Zelanda comenzaran a mirar con otros ojos a los All Blacks.

El bajo rendimiento del equipo es un hecho que hace que en tierras maoríes las críticas afloren, para entender y comprender, el rugby en Nueva Zelanda se vive de la misma manera que el fútbol en Argentina.

Ian Foster, head coach de los All Blacks, se encuentra contra las cuerdas, de perder el sábado podría ser despedido. Crédito: Siphiwe Sibeko

Tras la serie de julio hubo cambios en el staff técnico liderado por Ian Foster, despidieron a dos hombres de su extrema confianza.

No jugar bien y no ganar el Championship podrían ser los motivos para la salida de Foster como head coach. A Foster le falta espalda para soportar la presión y las críticas, Graham Henry soportó la eliminación en Francia 2007 y los cinco partidos perdidos seguidos en el Tres Naciones en 2009. Son momentos distintos pero el actual entrenador no cuenta con respaldo propio y en Nueva Zelanda a menos de un año del Mundial en Francia, no quieren perder tiempo y cuando algo no funciona en el mundo profesional se cambia.

Comentarios