Política

Santa Fe

La oposición pone reparos a la reforma constitucional

El PRO niega la reelección del gobernador, el perottismo pide una consulta popular y la UCR llegar a un consenso previo


El gobernador Miguel Lifschitz reinstaló el debate por la reforma de la Constitución provincial y consiguió que el socialismo cierre filas detrás del proyecto. Ahuyentado el fantasma de una interna en el partido de gobierno, que podría trabar todo el proceso, ahora el resto de las fuerzas políticas de la provincia comienzan a definir sus posiciones.

Para avanzar hacia la reforma, el Poder Ejecutivo necesita de un acuerdo político con sus aliados y con la oposición. La actualización de la Carta Magna debe ser votada primero por las dos cámaras legislativas con mayoría especial de dos tercios. El socialismo no cuenta con esos números propios, por eso buscará realizar acuerdos partidarios para poder lograr el objetivo.

En el radicalismo no hay un criterio unificado y cada sector interno tiene una mirada diferente. Algunos dirigentes, como José Corral –líder de la UCR macrista– sostienen que este “no es el momento” de la reforma ya que hay otras urgencias a resolver; otros, como los dirigentes del grupo NEO, consideran que hay que definir la reforma, con reelección del gobernador incluida, durante 2018.

El presidente de la UCR provincial, Julián Galdeano –del sector conocido como MAR–, se mueve entre ambos polos. Según Galdeano, es necesario lograr “consenso” entre todas las fuerzas políticas para definir los temas de la reforma: “El radicalismo tiene vocación reformista, pero el alcance y el contenido de la reforma hay que acordarlo entre las fuerzas políticas mayoritarias para que esto no sea una caja de pandora”.

Galdeano piensa que para que no fracase el proceso solo se debe avanzar en aquellos temas en los que haya un consenso amplio: la duración de los mandatos comunales, las mayorías parlamentarias, los mecanismos para analizar los vetos del Poder Ejecutivo y el Consejo de la Magistratura, entre otros. “Son cuestiones que tienen que ver con una actualización necesaria de nuestra Constitución y que son los consensos básicos en los que podemos coincidir la mayoría de las fuerzas políticas”, señaló el líder de la UCR.

—¿Y la reelección del gobernador?

—Si es un obstáculo para que se logre un acuerdo político, es importante que haya una autoexclusión expresa del actual gobernador; si no es un obstáculo, se puede discutir.

—¿Es posible que la reforma se concrete este año?

—Siempre hay tiempo, depende de la celeridad y de la capacidad de síntesis política que tengamos los dirigentes de cada partido.

Sin reelección

El diputado provincial y presidente del PRO santafesino, Federico Angelini, entiende que “primero hay que leer el borrador y ver si realmente el gobierno envía el proyecto a la Legislatura. Segundo, nosotros ya tenemos una posición: creemos que 2018 es un año de gestión y tenemos que enfocarnos en darles soluciones a la gente. Ya venimos de un año electoral”.

Igual que Corral, Angelini piensa que hay que dejar el debate para 2019, año en que habrá elecciones provinciales y nacionales en forma desdoblada: “En ese proceso tenemos que incorporar la reforma constitucional”.

De todos modos, el presidente del PRO no da por cerrado el tema: “Si el gobierno envía el proyecto, desde nuestro bloque lo vamos a discutir internamente. Estamos de acuerdo en algunas cuestiones que se pueden modificar de la Constitución, como la duración de los mandatos y las reelecciones indefinidas”.

En cambio, el diputado macrista considera que no se debe incluir la reelección del gobernador: “Así como el resto de las provincias está con una situación institucional que generan liderazgos como el de Alperovich en Tucumán (fue gobernador durante 12 años consecutivos) o Gildo Insfrán en Formosa (gobierna en forma ininterrumpida desde 1995), nosotros estamos al tope de la calidad institucional. No veo motivos para bajar de nivel en cuanto a calidad institucional”.

—La posición del partido, ¿la van a consultar con el gobierno nacional?

—Tenemos permanente relación con la Casa Rosada, pero de ninguna manera tenemos una bajada de línea. Este tema es inherente 100% a la provincia de Santa Fe.

Consulta popular

Roberto Mirabella, diputado provincial del PJ que responde políticamente a Omar Perotti, propone una consulta popular en 2019 para que la ciudadanía defina si hay que avanzar o no hacia la reforma constitucional: “La consulta popular es el mejor canal para poder conocer de forma efectiva cuál es la opinión de los santafesinos. Entendemos que la decisión de reformar o no la Constitución debe ser tomada por la gente y no por los dirigentes”.

Mirabella ingresó a la Legislatura un proyecto de consulta popular vinculante a realizar en conjunto con las elecciones de 2019. La iniciativa establece que el electorado deberá expresarse por sí o por no, resultando triunfante la categoría que obtenga mayoría simple de los votos emitidos.

Según el legislador peronista, antes de que la Legislatura decida sobre la reforma es necesario que se expidan los ciudadanos. “Estos temas de semejante relevancia para los santafesinos necesitan de un consenso mayoritario que garantice y respalde las decisiones que a posteriori tomarán sus representantes”.

“Con este proyecto no pretendemos rehuir a la discusión sobre la reforma de la Constitución de la provincia, pero consideramos que con todas las dificultades que hoy tienen los santafesinos, convocar este año a una elección de convencionales constituyentes reformadores es un error”, opinó Mirabella.

La postura de los aliados

Los socios minoritarios del Frente Progresista cerraron filas y apoyarán al socialismo en su intento de actualizar la Constitución. Desde la Coalición Cívica-ARI, el diputado Ariel Bermúdez señaló que ya “transcurrió más de medio siglo desde la última convención provincial constituyente (1962) y tenemos ahora la oportunidad para no solo debatir qué derechos queremos incorporar sino qué modelo de estado diseñamos en diálogo horizontal con la sociedad”.

En tanto, desde el GEN sostuvieron que “nuestra Constitución pide a gritos ser reformada”, según opinó su presidente Fabián Peralta. “Siempre este tipo de debates encuentran obstáculos en los sectores de privilegios y conservadores que temen perder sus posiciones. Acá es donde claramente se ve quiénes de verdad son progresistas y quienes pretenden perpetuar el status quo y se niegan a consagrar derechos en una nueva Constitución”, agregó.

Si te gustó esta nota, compartila