Edición Impresa, Policiales

Barrio Municipal

Megaoperativo en zona sur


En el marco de un megaoperativo llevado a cabo por la Policía Federal se realizaron ayer casi 20 allanamientos simultáneos, en su mayoría en barrio Municipal de zona sur, donde fueron detenidas siete personas y secuestrados alrededor de 50 celulares, además de armas de fuego y dinero en efectivo. La medida fue ordenada por cuatro fiscales de la Unidad Especial de Homicidios, quienes investigan distintos hechos sangrientos que tienen en común, además del territorio, la mención de los mismos agresores, entre ellos una persona sindicada por vecinos en distintos episodios violentos como “el hijo de un policía con protección”.

El amplio despliegue realizado ayer, que contó con helicópteros e infrarrojos, fue solicitado por los fiscales Marisol Fabbro, Ademar Bianchini, Daniel Spelta y Rafael Coria (quienes investigan de forma separada homicidios y abusos de armas) y llevado a cabo por efectivos federales.

En conferencia de prensa, Fabbro y Coria explicaron que se trató de un procedimiento “a gran escala y de magnitud importante” pero que no lograron detener a todas las personas que buscaban.

p24f1

“Quiero pedirle a la gente del barrio, que constantemente llegan a la Fiscalía, sobre todo a familiares de víctimas pidiendo seguridad para el barrio, que nosotros necesitamos testigos de los hechos, que la gente se anime a hablar. Si hay que darles protección, el Estado provincial y nacional está en condiciones de hacerlo. Necesitamos que la gente se anime”, resaltó Fabbro. Al respecto, dijo que en ese barrio de zona sur se produce un hecho violento cada 72 horas y manifestó la intención de “introducirse al barrio para llevar seguridad”.

Los 18 allanamientos tuvieron lugar en dos domicilios de Ayacucho al 4300, en Dean Funes al 100, en tres de Doctor Rivas al 100 bis, en Chacabuco y Doctor Riva, en Sánchez de Thompson al 100 bis, en Italia al 1500, en Cochabamba al 4800, en Doctor Riva al 100, en Pasaje Plano Casas al 4600, en Gaspari y Sánchez de Thompson, en Sánchez de Thompson al 200 bis, en Isola al 100 y al 100 bis, y dos en Avenida Uriburu al 200.

En total fueron secuestradas cuatro armas de fugo, 46 celulares y 15.900 pesos en efectivo. Las siete personas detenidas fueron identificadas como Érica G., de 39 años, Germán G., de 36, Héctor C., de  62, Omar S., de 42, Maximiliano T., de 30, Alberto L., de 38 y Martín L., de 23. Uno de ellos está mencionado en varios testimonios de vecinos como el hijo de un policía que actúa con total impunidad.

Uno de los crímenes que motivó la medida es el de Walter Mena, un joven que tenía 25 años y fue asesinado a comienzo de octubre pasado a la salida de un boliche céntrico. Tras el asesinato, la familia del muchacho vinculó el ataque a una banda de narcos que pretendía usurparle su vivienda de zona sur y por la cual ya habían realizado varias denuncias de amenazas y abusos de armas. Otro de los homicidios vinculado a los allanamientos de ayer tuvo lugar a fines de octubre en la zona de los Fonavis de Grandoli y Sánchez de Thompson. La víctima fue Marcelo Orlando Ponce, de 34 años, cuyo nombre integraba la lista de barrabravas del club Newell’s a los cuales desde septiembre no se les admitía el ingreso a la cancha. Según sus vecinos, Ponce era mecánico y tenía problemas con varias facciones distintas vinculadas al paravalanchas rojinegro.

Comentarios