Edición Impresa, Política

Pedido de autorización

Las obras con las que Lifschitz quiere convencer a la Legislatura

Rutas, gas, hospitales y obras hidráulicas se llevan la mayor parte de los u$s 1.000 millones de crédito que pretende obtener.


Gasoductos, hospitales, rutas, desagües y cloacas son algunas de las obras que financiará la provincia con los recursos que surjan del endeudamiento pedido a la Legislatura. El proyecto de autorización para que el Ejecutivo pueda contraer deuda pública por un monto máximo de 1.000 millones de dólares tiene preferencia para tratarse en la próxima sesión de la Cámara de Diputados. El Ciudadano accedió al anexo que acompaña el proyecto de ley donde se detallan las obras que se intentan financiar con esos recursos, clasificadas por área y montos. A decir verdad, se trata de un listado donde las obras son mencionadas de forma genérica y se estiman cifras globales.

La iniciativa propone modificar la ley de endeudamiento votada junto al presupuesto 2014, que autorizaba al ex gobernador Antonio Bonfatti a tomar deuda por un máximo de 2.200 millones de pesos. Lifschitz giró a la Cámara baja un proyecto para ampliar ese tope hasta 1.000 millones de dólares a través de créditos internos o externos con plazos de ente 5 y 12 años.

Obras viales: pavimentación, repavimentación y estabilizados en 38 rutas por un total de 490 millones de dólares. Entre esas obras se encuentra el tramo de la ruta provincial N° 26 que une la autopista a Buenos Aires con la localidad de Albarellos. Además, intercambiadores viales, accesos a pequeñas localidades y colonias, reemplazos de puentes y mejoramientos de accesos secundarios por 85 millones.

Gasoductos: construcción de doce gasoductos regionales por un total de 80 millones de dólares.

Salud: finalización de los nuevos hospitales de Reconquista y Santa Fe por 65 millones.

Seguridad: se ejecutarán  obras en la Alcaidía de Melincué, la Unidad Penitenciaria Santa Felicia y la Unidad Penitenciaria de Mujeres Rosario. Entre los tres penales se invertirán 38 millones de dólares.

Hidráulicas: obras de defensa en Cañada de Gómez, Santa Rosa de Calchines, Bustinza y Rufino, y desagues pluviales en Santa Fe y Rosario no especificadas por 40 millones de dólares. Ampliación de canales en cuencas por 27 milones. Equipamiento para comités de cuenca, 8 millones, y ampliación de redes cloacales en 13 ciudades, entre ellas Rosario, Villa Gobernador Gálvez y Bermúdez por 40 millones. Y el acueducto San Lorenzo presupuestado en 20 millones.

Educación: nueve edificios para distintos niveles (incluye el jardín y la secundaria de Zona Cero) por 40 millones.

Hábitat: infraestructura urbana por 40 millones.

Justicia: prevé la construcción del Centro de Justicia Penal en Santa Fe y la refuncionalización del Irar Rosario por 30 millones.

Convencer a la oposición

“No quedan dudas de que la provincia de Santa Fe requiere la ejecución de importantes obras de infraestructura que involucran montos de inversión pública que exceden la capacidad financiera del presupuesto para ser ejecutadas. Dichas obras poseen una gran capacidad de mejorar la calidad de vida de los habitantes de la provincia”, argumentó el gobernador en el mensaje enviado a la Cámara de Diputados.

El mecanismo propuesto por el Ejecutivo consiste en lograr aval legislativo para tomar deuda en el mercado financiero internacional, para lo cual las cámaras deben primero autorizar a la provincia a ceder, en garantía, recursos propios o provenientes de la coparticipación federal. Completado el trámite legislativo local, también la Nación debe prestar conformidad para que Santa Fue pueda salir al mercado de capitales.

La ampliación del endeudamiento avalado en 2014 –cuando Lifschitz era senador– es por “la dinámica del proceso de inversión pública provincial y demás cambios operados luego de la sanción de las leyes N° 13.404 (presupuesto 2014) y N° 13.447 (endeudamiento) tornan necesario actualizar el monto total de autorización de uso del crédito como asimismo las inversiones puntuales”, agregó el mandatario.

Los números cierran

“La provincia de Santa Fe tiene un bajo stock de deuda consolidada y los flujos anuales de los servicios de la deuda representan un porcentaje muy reducido en relación a los recursos presupuestarios provinciales”, sostiene el proyecto. La Constitución provincial establece que la totalidad de la deuda no puede comprometer más de la cuarta parte de la renta provincial: esa relación, en la actualidad, es de sólo 1,29 por ciento en el presupuesto 2016.

En tanto, el Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal, a la cual adhirió la provincia, establece que en cada ejercicio fiscal el servicio de deuda no debe superar 15 por ciento de los recursos corrientes netos de transferencias por coparticipación a municipios. En el ejercicio en curso esa relación es 1,36 por ciento.

Comentarios