Espectáculos, Mundo

36 años después, Victor Jara puede descansar en paz

La presidenta de Chile Michelle Bachelet acudió hoy al postergado velatorio del cantautor chileno Víctor Jara, asesinado durante la dictadura de Pinochet. A 36 años de su muerte, será sepultado mañana sábado en Santiago de Chile.

victor_jara76

La presidenta Michelle Bachelet acudió hoy al histórico y postergado velatorio del cantautor chileno Víctor Jara, acribillado en los albores de

la dictadura militar de Augusto Pinochet, en septiembre de 1973.

  “Se ha demorado nuestro país 36 años en devolverle a Chile y devolverle a su familia a este Víctor que es nuestro, que es de todos nosotros y creo que es el mejor homenaje que podemos rendir”, destacó la mandataria en declaraciones reproducidas por DPA.

Bachelet además señaló que muchas otras familias chilenas desean que sus deudos descansen en paz, como ocurre con los familiares de los detenidos desaparecidos en la dictadura militar.

Por su parte, la viuda del artista, la inglesa Joan Jara, agradeció el cariño de las miles de personas que han asistido al velatorio, iniciado el jueves. 

  “Han sido tan emocionantes estos días, donde siento de verdad que se ha demostrado que Víctor vive en el corazón de todos”, confesó.

Bachelet, también prisionera política en los inicios del régimen militar, dio en la ocasión su pésame a Joan Jara, y firmó el libro de condolencias, en el interior de la Fundación Víctor Jara, sede del acto, frente a la Plaza Brasil.

El cortejo para enterrar al artista, sepultado en clandestinidad días después de su muerte, comenzará este sábado y atravesará unas 40 cuadras del centro de Santiago de Chile.

 El velorio, al que han asistido artistas, trabajadores y defensores de derechos humanos, fue organizado luego de que el cadáver de Víctor Jara fuera exhumado para realizarle peritajes judiciales que ayudaran a identificar a sus asesinos.

El acto ocurre en momentos que la Justicia aún no establece la identidad de “El Príncipe”, el oficial que jugó a la ruleta rusa con Jara, quien al recibir el primer tiro cayó convulsionando al piso.

Luego, los demás militares que presenciaban los hechos le dispararon otros 43 proyectiles de guerra, según la investigación judicial, y también lo fracturaron. (Télam).-

 

 

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios