Edición Impresa, El Hincha

“Veo las cosas con optimismo”

“Todo me ilusiona, pero tampoco debemos pensar en forma desmedida”, dijo el experimentado volante

“Obviamente queda la tristeza por haber quedado tan cerca”, dijo sobre el Apertura.(Foto: Leonardo Vincenti)
“Obviamente queda la tristeza por haber quedado tan cerca”, dijo sobre el Apertura.(Foto: Leonardo Vincenti)

 Por: José Odisio (desde Mar del plata)

La incertidumbre pasó. Hace un año, Lucas Bernardi regresaba al Parque con la alegría de saber que iba a ponerse otra vez la camiseta de sus amores, aunque por su cabeza rondaba la idea de estar más cerca del retiro que de pelear un título siendo una de las figuras del equipo. Hoy, más sereno, el ex Mónaco se animó a contarle a El Hincha que sus sensaciones son totalmente distintas y hasta se animó a bromear: “Estoy un poquito más lejos de ser un ex jugador”.

—¿Se te fue la bronca?

—¿Qué bronca?

—La del título que se les escapó de las manos.

—Sí, ya pasó. Obviamente me queda la tristeza de haber estado cerca, muy cerca. Todos saben las ganas que teníamos de conseguir el título, pero estamos tranquilos porque dimos todo lo que teníamos, más allá de lo que sucedió en el último partido. Pero no se puede pensar todo el tiempo en lo que pasó, hay que mirar lo que viene. Es la única manera de que la bronca se transforme en nueva ilusión.

—Como jugador e hincha leproso ese día estabas muy dolido, pero también fuiste uno de los pocos que quiso dar la cara y no esconderse tras la bronca…

—No tenía porqué esconderme. Me parece que en ese partido no estuvimos a la altura de las circunstancias, pero hicimos un gran torneo y no había razón que justificara no salir con la frente en alto. Este es un grupo que da todo, no se guarda nada. Entonces, salir a contar las sensaciones que nos embargaban ese día me pareció algo necesario.

—Hace un año llegaste al club con pocas expectativas de tu parte y con muchas dudas sobre cómo podías rendir, ¿te sorprendió el
nivel que alcanzaste durante 2009?

—Tenía la esperanza y la ilusión. Pero por ahí no sabía bien si iba a jugar o cómo podía rendir. La verdad es que tenía muchas dudas y me costó mucho al principio. Venía de un año sin jugar, sin saber cómo me iba a responder la rodilla tras la operación y en mi cabeza rondaba la idea de dejar el fútbol. Por suerte todo cambió, hoy veo las cosas con optimismo, me siento cómodo fuera y dentro de la cancha, en un club donde me quieren mucho. Sinceramente estoy muy feliz.

—Hoy ya ves el retiro como algo lejano.

—(se ríe) No sé si tanto. Diría que el retiro está un poquito más lejos. Pero soy consciente que no me puedo quedar con esto y tengo que trabajar cada día para seguir creyendo en que puedo jugar y serle útil al equipo.

—¿Cómo hace un tipo como vos que jugó en Europa, en la selección, que estuvo en una final de la Liga de Campeones para motivarse y arrancar cada día de la pretemporada con el mejor ánimo?

—(se ríe) La verdad es que me está costando. No debería decirlo, pero no todo lo que ven es real. Uno la motivación la encuentra justamente mirando hacia atrás. Hace un año me creía un ex jugador y hoy me encuentro bien, con la idea de seguir creciendo, con muchas ganas de jugar la Copa Libertadores y con la expectativa de que el equipo siga siendo protagonista.

—Cuando analizás lo que viene, con mucha competencia, partidos entre semana y un gran desgaste, ¿cómo te ves?

—Muy bien. Es lo mejor que hay para un jugador. ¿Quién no quiere jugar dos o tres veces por semana? Lo que sí creo es que hay que ser inteligente y tener mucho cuidado.

—¿A qué te referís cuando decís hay que ser inteligente?

—Hoy, para ser competitivo y estar a la altura de los mejores, tenés que trabajar mucho, entrenar cada día con la misma intensidad y cuidarte mucho, no sólo en los entrenamientos, sino en la vida personal. Cuando te vas a tu casa tenés que cuidar la alimentación y también tu cuerpo. Si no cumplís con esas premisas, no podés jugar. 

—¿Te ilusiona lo que pueda hacer el equipo en la Libertadores?

—Sí, todo me ilusiona. Pero tampoco debemos pensar en forma desmedida. Este equipo está en formación, el club mismo recién está enderezándose, y hay equipos que invierten 5 o 6 millones para jugar la Copa. Yo creo que hay que ir con calma y no descuidar el torneo local, donde sí creo que debemos estar otra vez en los puestos de arriba.

—Verón lo hizo en Estudiantes, ¿no te ves consiguiendo lo mismo en Newell’s?

—No me puedo comparar con (Juan Sebastián) Verón. Me encantaría, pero las cosas son diferentes. Desde lo futbolístico y también desde la estructura del club. Ojalá me tocara salir campeón de todo como él, pero creo que por cuestiones lógicas, Newell’s recién en cinco años puede pensar en acercarse a lo que hoy es Estudiantes en lo institucional y deportivo. Si yo digo algo distinto, a los hinchas le va a encantar, pero sería irresponsable de mi parte. Hoy lo único que puedo decir que vamos a dar el máximo, pero dentro de nuestras condiciones.

—¿Cómo ves este 2010?

—Lo veo bien, con más tranquilidad. Tenemos un grupo que me genera mucha confianza y eso permite que sea positivo en mis pensamientos.

—¿Creés en las revanchas?

—No hace falta creer. Y mucho menos salir a buscarlas. Si trabajas con humildad y con inteligencia, el fútbol siempre te da revancha.

“Voy a seguir en mi Newell’s”

Lucas Bernardi apostó a pleno a esta nueva dirigencia, dentro y fuera de la cancha. En un primer momento el volante tuvo que lidiar con los comentarios que lo ponían como titular debido a este apoyo que le había brindado en las elecciones a la actual comisión directiva.

“Hay un compromiso y no lo voy a negar. Yo estoy acá por ellos, pero no porque los apoyé, sino porque creyeron que era un buen ejemplo para promover el regreso al club de muchos ex jugadores que estaban alejados. Y creo que les respondí y ayudé para que muchos jugadores hoy piensen en volver”, aseguró Bernardi.

El volante se mostró feliz por esta recuperación institucional, aunque aclaró que todavía falta. “Me encanta que mi familia, mis amigos y todos los hinchas puedan volver al club. También veo que todo se está ordenando, Bella Vista es otra cosa, las inferiores están mejorando, pero falta. Hoy estaremos cinco o seis puntos, pero es un arranque”, señaló.

El mediocampista destacó que una vez que se retire tiene pensado seguir dentro del club. “No digo que vaya a ser técnico de Newell’s, para eso falta. Pero me gustaría mucho seguir dentro del club ayudando y participando. Hoy, mañana o cuando sea, cuando me retire, voy a seguir en mi Newell’s”, concluyó.

Comentarios