Ciudad, Edición Impresa

“Solicitamos flexibilizar las garantías para los créditos”

Carlos Garrera, titular de Fisfe, participó del almuerzo con empresarios pymes en la Quinta de Olivos.

Por: Guillermo Griecco

El presidente de la Federación de Industriales de Santa Fe (Fisfe), Carlos Garrera, participó el último jueves del almuerzo en la quinta residencial de Olivos, donde la presidenta Cristina Fernández convocó a representantes de la pequeña y mediana empresa (pyme). Según Garrera, la primera mandataria  instó a “redoblar los dispositivos del actual modelo macroeconómico para proteger la industria nacional y el mercado interno. La presidenta hizo hincapié en la participación y desarrollo de las pymes en el marco de este modelo”. Si bien la comilona no dio demasiado lugar al debate sobre algunos temas puntuales, Fisfe planteó como prioridad la reorientación del crédito a la producción y, en este sentido, quedó flotando la promesa de que el Banco Central revise el tema de las garantías a fin de facilitar el acceso a estos créditos blandos.

“En el almuerzo la presidenta anunció líneas de créditos para el sector industrial por más de 5 mil millones de pesos, fondos que serán distribuidos entre la ley de promoción de inversiones, un subsidio específico para las pymes y, el más conocido, la línea 400 del Banco Nación. Nosotros pedimos la flexibilización de las garantías para acceder al crédito y así poder invertir, porque no puede ser que el banco te pida el 300 por ciento del monto que vas a solicitar”, comentó Garrera en diálogo con El Ciudadano.  

“En un momento de su discurso la presidenta le pidió a (la titular del Banco Central) Mercedes Marcó del Pont, que estaba sentada cerca mío, que revea esta situación de las garantías que piden los bancos para los créditos. Nosotros creemos que no sólo el crédito tiene que ir al consumo, sino que debe ser redireccionado a la producción”, sostuvo el presidente de la Fisfe.

En el almuerzo con empresarios, la presidenta de la Nación arrancó su discurso con elogios al sector pyme y destacó su “notable crecimiento” desde 2003 a esta parte. Entre las cifras que dio, la jefa de Estado precisó que las pequeñas y medianas empresas “constituyen el 99,6 por ciento de las unidades económicas” del país, y que producen “el 70 por ciento de todos los puestos de trabajo de la Argentina, y el 40 por ciento del valor agregado”.

“Cristina reconoció que las pymes cumplen un rol fundamental en el desarrollo productivo y también en la generación de empleo, además de recalcar su participación en las exportaciones. Dijo que es un sector fuerte, que pese a las dificultades siempre pudo levantarse”, indicó Garrera.

Y continuó: “La presidenta mencionó los pilares fundamentales de este modelo, con los cuales coincidimos: tipos de cambio competitivo, superávit fiscal y comercial, desarrollo del mercado interno y distribución de la riqueza con movilidad ascendente de la sociedad. Instó a las pymes a participar del plan de obras públicas, y ahí defendió el pago de deuda con reservas, para liberar fondos del presupuesto y destinarlo a políticas activas”.

Después de la crisis 

Consultado sobre el actual escenario que se presenta en la provincia de Santa Fe después de un año complicado por los efectos de la crisis financiera internacional, el dirigente Garrera aseguró que “se está viendo un crecimiento sostenido en todos los sectores industriales”. 

   “Como dijo la presidenta, el problema hoy parece ser más político que económico. De todos modos la industria se va recuperando, aunque recién se está reactivando la capacidad ociosa que teníamos en las plantas fabriles”, dijo el titular de Fisfe.

—¿Esta recuperación que usted menciona también repercute en la generación de mano de obra y la restitución de puestos de empleo perdidos?

—No todavía. Calculamos que el fuerte de la recuperación de las fuentes laborales se dará recién a partir del segundo semestre del año. Aunque hay que decir que los Repro (subsidios estatales a empresas en crisis) han disminuido considerablemente en estos primeros meses del año, lo que es una buena señal.   

Garrera destacó que los sectores industriales santafesinos donde más se nota una reactivación productiva son el automotriz, la maquinaria agrícola y el sector de la construcción, uno de los más golpeados por la crisis el año pasado. El titular de Fisfe estimó que el crecimiento de la economía provincial será este año del 6 por ciento.    

“Vamos a esta por encima de la media nacional. Esto tiene que ver con el proceso de industrialización de materias primas que tenemos instalado en la provincia”, destacó Garrera. Consultado sobre las negociaciones salariales en paritaria, el presidente de Fisfe indicó: “Cada sector deberá arreglar el porcentaje de incremento, pero estoy convencido que se va a llegar a un acuerdo rápidamente”.

Comentarios