Edición Impresa, Política, Últimas

“Santa Fe avanzó poco en violencia de género”

El kirchnerismo criticó al gobierno provincial por no adherir a Ley nacional a favor de mujeres.

Fuertes críticas del rossismo al gobierno del Frente Progresista por la política de género. El vicepresidente del PJ provincial y precandidato a senador por el departamento La Capital, Jorge Fernández, opinó que “Santa Fe avanzó muy poco en materia de violencia de género”. El diputado nacional y precandidato a gobernador Agustín Rossi le pidió al gobernador Hermes Binner que envíe un mensaje a la Legislatura para que la provincia adhiera a la ley nacional contra la violencia familiar, reglamentada en julio del año pasado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Las declaraciones de los dirigentes kirchneristas fueron tras una jornada sobre violencia de género que se realizó en Santa Fe organizada por el Inadi y las Mujeres del Movimiento Santafesino por la Justicia Social. Allí Rossi dijo: “Santa Fe tiene que adherir inmediatamente a la ley nacional de violencia familiar. La provincia tiene una deuda. Tiene que adherir a la ley nacional porque ahora no se puede aplicar”. La ley 26.485 fue sancionada en 2009 y rige desde el año pasado.

El legislador planteó los ejes de trabajo que propone su espacio para evitar o mitigar las situaciones de violencia de género e hizo especial hincapié en aquellos casos que tienen como escenario la administración pública. Para Rossi, es necesario que haya “mayor rigidez con las situaciones de acoso o violencia laboral en el ámbito del Estado, ya que se trata de servidores públicos, por lo que no puede haber ninguna contemplación en situaciones de estas características”.

El precandidato kirchnerista consideró que es urgente que el Ejecutivo envíe un proyecto a la Legislatura para que la provincia adhiera a la ley nacional y “para que se puedan activar hacia el interior todos los mecanismos procedimentales que se necesiten”.

Rossi también planteó la posibilidad de “generar la unidad de acción entre los municipios y la provincia, para que actúen preventivamente”, y puso como ejemplo la experiencia del gobierno nacional en la ciudad de Buenos Aires, a cargo de la psicóloga y docente Eva Giberti.

“Allí la denuncia se puede hacer antes o durante el hecho de violencia y se disparan una serie de mecanismos desde la Policía Federal y desde la Justicia, con grupos interdisciplinarios, que está destinada a evitar hechos de violencia”, explicó el jefe del bloque del Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados de la Nación.

El precandidato a gobernador propuso generar un programa de incentivo para la incorporación, en el mundo del trabajo, de las mujeres víctimas de la violencia familiar: “Las situaciones más graves surgen de la dependencia económica de la mujer por sobre el hombre, por lo que tendremos un plan para las mujeres que sean víctimas de violencia familiar con un incentivo para las empresas que las incluyan en su planta laboral. Así daríamos un paso importante en la igualdad entre hombres y mujeres en Santa Fe”.

Por su parte, Jorge Fernández opinó que bajo el mandato de Binner la provincia “avanzó muy poco en materia de violencia de género”. “Este es uno de los temas que no aparecía en el imaginario colectivo del peronismo tradicional, pero que el kirchnerismo priorizó en su agenda desde el gobierno nacional y que nosotros continuamos desde nuestro espacio en Santa Fe”, indicó el precandidato a senador por La Capital.

Preocupado por la ola de femicidios –en los dos primeros meses de 2011 se registraron 50 casos de mujeres asesinadas–, Fernández señaló: “No es un problema que pueda ser dilatado: hay que dotar de recursos a la Dirección Provincial de la Mujer y Santa Fe debe adherir a la ley nacional de violencia familiar”. Otra propuesta del vicepresidente del PJ: impulsar una reforma a la ley de la Defensoría del Pueblo para que, por lo menos uno de los tres cargos directivos, esté obligatoriamente ocupado por una mujer.

Comentarios