Edición Impresa, El Hincha

“Que los rosarinos se vayan al carajo”

Por Lisandro Olearo. Lo dijo Tato Imhoff luego del triunfo del Ñandú el sábado ante la falta de apoyo que tuvo el seleccionado.

Después del claro triunfo de Rosario sobre Santa Fe por la 2ª fecha del Campeonato Argentino, El Hincha dialogó con Ricardo Imhoff, máximo responsable del seleccionado mayor de la URR, y el head coach muy emocionado por todo lo que sus dirigidos dieron dentro del campo de juego, luego de darles una emotiva charla post partido, fue directo al grano y le apuntó a la falta de apoyo que recibe el combinado por parte de los clubes. 

“El partido se hubiese cerrado antes a nuestro favor pero hay que tener una cosa muy importante en cuenta, vinimos a jugar de visitante, con Santa Fe que nos conoce de memoria, empezamos perdiendo 12 a 3 por dos errores grotescos nuestros, la verdad que el equipo tiene una hombría tremenda. Pero me impresionó la hinchada de Rosario, creo que eran tres, que los rosarinos se vayan al carajo, lo único que valen acá son los jugadores, que han dejado todo adentro de la cancha, todo el mundo llamando por teléfono para ver cómo íbamos, hubieran venido a apoyarnos porque lo necesitábamos, de acuerdo”, expresó Imhoff, en total había 10 rosarinos además de la delegación, 4 dirigentes, 3 personas de Duendes y 3 periodistas, sin dudas para los clubes fue más importante jugar el Apertura”, dijo Tato Imhoff.

—Se viene Córdoba y el equipo ya dio un paso adelante. ¿Cuál es el otro?

—Sinceramente pienso que Tucumán, Buenos Aires y Córdoba son mejores que Rosario, han hecho muchos más cosas que nosotros y principalmente en el Pladar, sobre todo Tucumán y Córdoba, a Buenos Aires le crecen los jugadores debajo de los árboles y no tienen problemas. En Tucumán y Córdoba los clubes le han dado mucha importancia al seleccionado, han logrado un buen equipo. Pero este grupo de jugadores que me toca entrenar está para hacer una hazaña, porque para nosotros sería una hazaña ganarle a Córdoba, después hay que ver bien cómo se define la historia, si no estoy errado se define por tries entre los que empatan, por suerte nosotros le hicimos dos tries a Buenos Aires. Si es así, primero hay que ganarle a Córdoba y después el que más complicado queda es Buenos Aires.

—A este equipo primero le gusta sufrir y después renacer.

—Esto les parece a ustedes, yo cada vez estoy peor, me quedé sin pelo, decí que tengo una mujer, Gabriela, que me banca y me ayuda porque si no estaría en un manicomio, no es lindo esto.

—Si Tucumán, Buenos Aires y Córdoba son superiores, ¿qué herramientas tiene Rosario para superarlos?

—El orgullo y las ganas, estratégicamente jugar un partido inteligente. Nos hemos quedado sin el apertura, aparte de lo que hemos perdido, nos quedamos sin Mateo (Escalante), está Francisco Carrió que hacía un año que no jugaba de apertura, pero hoy se tuvo que hacer cargo, venimos con un sinfín de complicaciones pero los jugadores quieren ganar, estuve hablando con ellos y ya están pensando en el partido con Córdoba, el año pasado perdimos dos veces muy fácil con ellos, hay muchas ganas de revancha.

—¿Rosario cuando agota el ancho de la cancha hace mucho daño?

—Hoy (por el sábado) por jugar en todo el ancho de la cancha nos hicieron dos tries, empezamos a atacar con el eje y con el medioscrum, y ahí empezamos a generar el espacio afuera, el ancho de la cancha se usa cuando primero hiciste mucho esfuerzo por el eje para que ellos se cierren, nosotros hacíamos una fase y tirábamos la pelota afuera y no encontrábamos mucha ventaja.

—¿Preferís jugar en Jockey o Duendes?

—Vamos a jugar en Jockey, porque en Duendes sembraron la cancha, no tengo mucha elección.  Yo preferiría que al seleccionado de Rosario alguna vez alguien le dé un poco de bola, no van ni los jugadores a ver los partidos.

—La Unión santafesina organiza un torneo en un club para juntar a todos sus equipos antes que juegue el seleccionado y la URR programa la fecha en el mismo horario y hace que no pueda viajar nadie.

—Hoy mi hijo está en San Nicolás, yo sé que hubiera venido, por eso lo digo. Yo me hago una mala sangre, ustedes no saben cómo estoy, no se justifica. Elijo estar porque hay jugadores como Alejo (Fradua), Tito (Amelong), Pablo (Bouza), Pablo Iguri y te puedo nombrar a más de veinte jugadores que para mí son como mis hijos, son de mi sangre, y quiero hacer todo lo posible para ver si puedo ganar el Campeonato Argentino. No creo que lo logre, no quisiera rendirme, éste es mi último año y además quiero ganarle a Córdoba.

—¿Qué significa para vos ganar el Argentino?

—Sacarme un gusto, no se vayan a creer que va a cambiar mucho mi vida, yo ya gané el torneo del Interior y el Nacional de Clubes, no es un galardón más, es una promesa que nos hemos hecho con un grupo de gente, es como ir caminando hasta la Virgen de San Nicolás, vas y volves y ya está, no creo que nadie me de nada por eso, ni creo que merezca nada. Y voy a dormir más tranquilo, esto es rugby amateur, no se hace por beneficios, hace del año 1989 que estoy ligado al seleccionado. Por suerte, tenemos 4 jugadores jugando en un gran nivel y a Pacu (Francisco Cuneo) jugando en el seven. Muchas de esas cosas la han logrado en el seleccionado, el año pasado Juan hizo dos tries en la final contra Tucumán, y eso lo ven los entrenadores, espero que alguien reconozca eso, mucha gente cree que los jugadores llegan porque juegan bien en sus clubes o porque algún dirigente los apoya.

Comentarios