Edición Impresa, Policiales, Últimas

“Pido la pena máxima”

El viudo de Carola Bruzzoni, asesinada de un mazazo en la cabeza por su amiga Silvia Luna en General Las Heras, Buenos Aires, dice que todavía no puede entender lo que pasó. En pocas semanas empieza el juicio.

El viudo de Carola Bruzzoni, la mujer asesinada de un mazazo en la cabeza en 2010 en un bar de la localidad bonaerense de General Las Heras, pidió que se condene “a la pena máxima” a la detenida por el crimen, Silvia Luna, y negó haber protagonizado un video erótico con ella. “Pido que la justicia condene a la culpable con la pena máxima”, dijo Ricardo Robledo, quien agregó que “ninguna condena va a devolver a la vida a Carola” y que su mujer “no tuvo maneras de defenderse porque la atacaron por la espalda y de manera muy violenta”.

Ricardo Robledo recibió a Télam en el bar Greco de General Las Heras, a dos cuadras de la confitería Matute, donde su esposa trabajaba como camarera y fue asesinada de un mazazo en la cabeza. Por momentos quebrado, explicó que “no había motivos para que Carola (40) sufriera tal agresión, para que existiera una reacción como ésa y para que alguien pudiera quitarle la vida de esa manera”.

Robledo, quien trabaja en la Dirección de Prensa del municipio local, dijo respecto a Luna que no se explica “de dónde se cargó con tanta ira como para hacer lo que hizo” y aseguró que “aún” no puede entender “qué fue lo que la llevó a atacarla”.

La hipótesis que maneja el fiscal que instruyó la causa, Guillermo Massaroni, es que Carola tenía en su poder un video erótico en su teléfono celular en el cual se la veía a Luna manteniendo relaciones sexuales con un hombre que no era su futuro marido, y que con esto quería frustrarle el inminente casamiento.

Juan Burgueño se había enterado de la existencia del video y le había adelantado a Luna que había decidido suspender la boda prevista para 24 de abril, dos días después de ocurrido el crimen, indicaron voceros del caso.

Robledo desmintió haber sido el protagonista del video erótico, tal como lo aseguraban algunos vecinos para explicar por qué Carola quería frustrarle el casamiento a su compañera de trabajo.

“Yo no era el del video. Nada era verdad de los rumores que circulaban por todo el pueblo. Yo no era el del video y es lo que declaré ante la Justicia. Hasta hoy, ni la propia Luna acusó que era yo”, dijo el hombre.

El juicio por este crimen estará a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal 3 de Mercedes, que se presume comenzará a fines del mes próximo.

En la actualidad, Luna (32) está detenida en el Unidad Penal 28 de Florencio Varela acusada del delito de homicidio simple, por el cual podría recibir una pena máxima de 25 años de prisión.

El hecho ocurrió a las 8 del sábado 17 de abril en el patio del bar Matute, ubicado frente a la estación de trenes de Las Heras. Ese día, Bruzzoni se hallaba trabajando, cuando sorpresivamente llegó a bordo de una moto su compañera y amiga Silvia Luna.

Los investigadores determinaron que, mientras Carola hablaba por celular y casi sin mediar palabra, Luna la atacó con “una maza utilizada en la cocina para machacar carne, compuesta con un mango de madera y una cabeza de metal macizo”.

De acuerdo con el relato de testigos, Luna le aplicó a Bruzzoni un golpe en la región frontal izquierda del cráneo, lo que le ocasionó una fractura y hemorragias.

La mujer permaneció internada varios días, fue operada tres veces y finalmente murió el 26 de abril del mismo año.

Luna fue detenida por el crimen y admitió ante la Justicia haber atacado a Bruzzoni.

El abogado de la familia de la víctima, Cristian Pérez Solís, aseguró que en el debate solicitará que la acusada sea condenada “a la pena máxima”.

Comentarios