Edición Impresa, El Hincha

“Ojalá se arregle ya”

El deseo de Figueroa sobre la situación que están atravesando Guillermo Burdisso y Diego Braghieri.

Luciano Figueroa habló ayer después del entrenamiento en Arroyo Seco. El delantero canalla expresó sus sensaciones con respecto a la situación que atraviesan Guillermo Burdisso y Diego Braghieri. Además, uno de los referentes del Central de Reinaldo Merlo dejó bien en claro cuál es su deseo. “Ojalá se arregle toda rápido y que puedan venir los refuerzos. Todos juntos vamos a tener que estar para sacar a Central adelante”.

Figueroa reconoció que ya mantuvo una reunión con el presidente Speciale, pero también destacó que tendrán que sentarse a hablar nuevamente “para arreglar lo nuestro”. Más allá de esto, Lucho expresó en el comienzo de la pretemporada su intención de seguir jugando en el club.

“Siempre el jugador piensa en lo económico, pero esta es una situación difícil”, se sinceró el delantero.

— ¿Cómo está el grupo con respecto a la situación de Guillermo Burdisso y Diego Braghieri?

—El grupo está bien. Estamos trabajando muy bien. Esas son cosas que la van a tener que arreglar ellos con los directivos. Son cosas que por ahí uno no se quiere meter mucho.

—¿Pudiste hablar con ellos?

—Siempre hay concejos. Pero estas son cosas que la manejan los jugadores con su representante y con la dirigencia. Se pude dar uno u otro concejo pero son decisiones personales de cada jugador.

—¿Es normal que sucedan estas cosas?

—Sí. Son cosas que pasan, jugadores que le quedan un año. Son cosas normales. En el caso de ellos viene desde hace rato. Si los dirigentes anteriores sabían que le quedaba un año, pudieran haber hecho algo antes.

—¿Lográs entender las dos posturas: la de tus compañeros y la de los dirigentes?

—Se entiende, son cosas difíciles. A mí ninguno de los chicos me ha dicho que se quieren ir del club. Pero te reitero, no te puedo decir mucho porque no se lo que sucede en las reuniones con los dirigentes.

—Más allá de cómo termine esta historia, está claro que para el hincha es una situación atípica.

—Para la gente es algo doloroso. Son jugadores importantes y si le toca irse ojalá que les vaya bien. Y si le toca quedarse a nosotros nos va a servir mucho, porque son grandes jugadores.

—¿Vos por qué te querés quedar?

—Yo dije desde un principio que la idea mía es quedarme. Quiero revertir esto y ponerle el pecho a la situación mala que nos ha tocado vivir. Lo escuché al presidente decir que había hablado conmigo y es verdad. Hablamos tranquilos y sin problemas. No tocamos ningún tema profundo pero él sabe que la idea mía es quedarme acá. Obviamente que cuando él tenga ganas nos sentaremos a hablar para arreglar lo nuestro. Pero lo primero que tiene que pensar él es en los refuerzos y en poner bien al plantel para afrontar el campeonato que va a hacer muy duro. Porque en un año Central tiene que volver a primera.

—¿Y qué falta para que se confirme tu continuidad?

—La idea mía es quedarme. Obvio que me voy a tener que sentar a hablar. Después de una pérdida de la categoría es normal que esto ocurra.

—¿Seguís afectado por el descenso?

—Por más que por ahí alguno lo pongan en duda yo soy hincha de Central. A mí me tocó vivir el descenso desde adentro. Son decisiones que uno toma. Siempre el jugador piensa en lo económico, pero ésta es una situación difícil. Ojalá que rápidamente saquemos a Central.

—¿Necesitan refuerzos para esta temporada?

—Si, seguro. Siempre son importantes los jugadores que llegan para sumar.

—¿Qué tanto te hacía falta realizar una pretemporada?

—La verdad que hacía mucho que no hacía una pretemporada así de fuerte. Sin haber perdido un día. No tuve ninguna lesión que me haya retrasado. Esto es muy importante.

—¿Hay ansiedad para que empiece el campeonato?

—Hay que pensar que nos hace bien para ponernos a punto y llegar de la mejor manera. El Kily, yo y los más jóvenes. Todos juntos vamos a sacar a Central adelante.

—¿Creés que el campeonato de la B Nacional es más complicado que el de primera división?

—No es fácil. No me tocó nunca jugar en la B Nacional. Pero por lo que uno escucha de las canchas, de las distancias va a ser complicado. Pero es lo que nos tocó y hay que ponerle el pecho.

—¿Son concientes que van a tener el “mote” de candidato?

—Vamos a tener esa presión. Es mejor que esto suceda, porque nosotros lo sentimos así. El objetivo es que cuando termine el campeonato seamos nosotros uno de los que ascienda. Sabemos que es un año.

Comentarios