Edición Impresa, Política

Elecciones 2011

Bonfatti: “Nuestra responsabilidad es no terminar en una fractura”

El candidato a gobernador Bonfatti dijo que Giustiniani, su rival interno, tuvo “actitudes intempestivas” y tomó “un camino alocado, sin pensar”. El radical Henn cuestionó a Barletta: "Si soplan vientos de derecha, iría a pedir un lugar"

“Ha habido actitudes intempestivas de tomar un camino alocadamente sin pensar, y nuestra responsabilidad es que quienes tomaron un camino que no es el correcto –sin habernos sentado en una mesa para dialogar–, no terminen siendo nuestra ruptura o fractura”, aseguró el ministro de Gobierno y precandidato a gobernador del Frente Progresista, Antonio Bonfatti, durante una cena del sector del radicalismo rosarino que lo acompaña en su postulación, organizada por el presidente del directorio del Enapro, Ángel Elías, quien a la vez preside el Instituto de Formación Política (Ifpo).

El compañero de fórmula de Bonfatti, el radical santafesino Jorge Henn, también fustigó a un competidor, en su caso el intendente de Santa Fe Mario Barletta, el precandidato de la UCR a la gobernación. “Yo vengo de una ciudad que tiene un intendente que puede estar un momento con (el vicepresidente Julio) Cobos, después con (el senador nacional) Ernesto Sanz, después puede estar con (el diputado Ricardo) Alfonsín y, si soplan vientos de derecha, estaría dispuesto a pedir más que un lugar”, cuestionó.

Con una concurrencia de unas 300 personas en el club Atlantic Sportsmen, el martes último se reunió el costado más progresista de la UCR y los oradores Elías y Henn apelaron a la identidad política y la ideología socialdemócrata para explicarles a sus correligionarios por qué apoyan al binnerismo.

Bonfatti expresó la necesidad de preservar el frente de partidos que gobierna la provincia de Santa Fe y sus críticas estuvieron centradas, aunque sin nombrarlos, en Rubén Giustiniani. “Ha habido actitudes intempestivas de tomar un camino alocadamente sin pensar, y nuestra responsabilidad es que quienes tomaron un camino que no es el correcto –sin habernos sentado en una mesa (para dialogar)–, no terminen siendo nuestra ruptura o fractura”, dijo.

“Nuestra gran responsabilidad es que no se desvirtúe la esencia de lo que es el Frente Progresista. Porque la esencia es deponer las mínimas diferencias y en las coincidencias empujar todos el carro para el mismo lado”, continuó.

Haciendo un repaso por lo logros de la administración provincial, Bonfatti llegó a la conclusión de que: “Lo fundamental era respetar ese trípode de solidaridad, participación y transparencia. Sin estos tres principios nos equivocamos en cuanto a la construcción de los valores en los cuales debe fundarse un programa de gobierno”.

Bonfatti pidió por cuatro años más de su sector al frente de la Casa Gris ya que entiende que: “Los cambios que propiciamos son culturales, un cambio de cultura en la construcción política. Esto se logra habiendo generado en esto tres años un capital muy importante que es la confianza”.

Por otra parte, Henn exhibió una exposición cargada de un tinte ideológico y sus dardos estuvieron centrados en los “jugadores de ajedrez” que especulan con el armado de listas para su beneficio personal. El concejal santafesino largó una consigna: “Que la derecha no vuelva nunca más al radicalismo”. El candidato a vicegobernador explicó: “Fue Raúl Alfonsín el que nos dijo a todos los radicales que teníamos que seguir ideas, no personas. Eso fue un mandato que tenemos que seguir a la hora de analizar la coyuntura política”.

“Tenemos a los jugadores de ajedrez, son aquellas personas que mientras nosotros estamos preocupados por las políticas públicas, muy tranquilamente en un café están sentados moviendo las fichas y viendo cómo hacer para lograr algún beneficio personal”, lanzó Henn.

“Yo vengo de una ciudad que tiene un intendente que puede estar un momento con Cobos, después con Sanz, después puede estar con Alfonsín y si soplan vientos de derecha estaría dispuesto a pedir más que un lugar”, dijo Henn, y afirmó: “La política se construye con contenido político, no existen los partidos políticos si no hay contenido”.

A su turno, Elías afirmó: “Nos sumamos desde el inicio al Frente Progresista, nunca lo hicimos porque nos cortábamos solos, un frente no se puede pensar siempre como una conveniencia para ganar la elección”.

“Encontramos que la constitución de un frente político que fuera más abarcativo que el propio radicalismo era la única herramienta para no hacer política testimonial, para poder gestionar y consolidar los cambios”, indicó el titular del Enapro. Y agregó: “Tomamos esta decisión sin culpas y la exhibimos de la mejor manera posible frente a todos los correligionarios”.

Para Elías “el FP es una herramienta absolutamente imprescindible de preservar”. “A los radicales les tenemos que transmitir que este es un cambio profundo que conviene seguir apoyando y empujando de todas las manera que la política democrática permita”, culminó.

Comentarios