Edición Impresa, El Hincha

“No pongo plazos”

“Estaba muy ansioso por usar nuevamente la ropa con estos colores”, reconoció Lucho.

luchooo

Y un día volvió. Luciano Figueroa se entrenó ayer por primera vez con sus nuevos compañeros de Rosario Central en el country de Arroyo Seco.

Salió del vestuario poco después que el resto de sus compañeros vestido de blanco y con el número nueve en azul impreso en el pantalón. Realizó una caminata y algunos trotes junto con el kinesiólogo Mauricio Ojeda y se lo vio bien físicamente. Tanto que se animó a patear la nueva pelota que se usará en el Mundial.

Los 50 hinchas (en su mayoría chicos) esperaron ansiosos la finalización de la práctica para pedirle algún autógrafo, una foto o simplemente ver más de cerca a la flamante incorporación.

Una vez concluida la jornada, Figueroa se mostró muy feliz con esta vuelta a casa. “Es la primera vez que vengo a Arroyo así que me van a tener que guiar para salir”, bromeó con los periodistas.

Además, contó cuáles fueron sus sensaciones al ponerse la ropa auriazul nuevamente. “La verdad que estaba muy ansioso, con ganas, vi un grupo joven con hambre de triunfos y eso me entusiasma más para ponerme bien”. Justamente, cuando se lo consultó por su recuperación, fue contundente: “No me pongo plazos para no equivocarme, me falta pero me siento bien”.

Por último, en el cuerpo médico canalla consideran que el delantero necesita dos semanas de trabajos físicos antes de hacer fútbol.

Por otra parte, en las últimas horas a Cuffaro Russo le acercaron varios nombres como posibles refuerzos y uno que le interesaría sería el de un joven volante extranjero que jugó en la selección de su país y pasó por equipo de Europa y América. ¿Quién será?

Comentarios