Ciudad, Edición Impresa

“Más demanda de bancos”

La ministra de Educación provincial, Élida Rasino, espera que la asignación universal por hijo haga que se vuelquen más niños al sistema escolar. De todos modos, no cree que con eso se termine la deserción

Calculan que habrá más chicos en el aula, pero no pueden mensurar cuántos.
Calculan que habrá más chicos en el aula, pero no pueden mensurar cuántos.

Por: Ezequiel Nieva / Corresponsal Santa Fe

Aunque admitió que no se puede suponer que por una asignación monetaria los chicos que han quedado al margen del sistema educativo van a volver masivamente a la escuela, la ministra de Educación de la provincia reconoció ayer que habrá “mayor demanda de bancos” durante 2010. Élida Rasino hizo declaraciones ayer en la emisora santafesina LT10; ahí confirmó que, para evitar irregularidades y para confeccionar lo más transparentemente posible el padrón de alumnos que recibirán la asignación universal por hijo –que entre otros requisitos obliga al menor a concurrir a la escuela–, será el Ministerio de Educación el encargado de informar a la Ansés sobre los chicos que asisten regularmente a clases y no los directores de las escuelas.

“Suponemos que vamos a tener mayor demanda de bancos, pero no podemos decir en qué medida se va a incrementar. La deserción escolar de nuestros niños se produce a una edad en la cual la reinserción es muy dificultosa. No tenemos niños desescolarizados en gran número a partir del nivel inicial o de los primeros años de primaria. Los niños que dejan la escuela aparecen en el marco de una repitencia de primero y segundo grado. Es decir, dejan la institución alrededor de los 10 años.
Muchos de ellos ya tienen varios años sin asistir y son un núcleo muy duro para reinsertarse en la escolaridad”, explicó la ministra.
Y agregó: “No se puede suponer que sólo por una asignación monetaria los niños van a volver a la escuela, porque hay muchas situaciones culturales relacionadas: falta de hábitos, dificultades de permanecer y adaptarse a las reglas escolares, lo que hace que un sector sea muy resistente a la escolarización”.

Rasino equiparó la situación actual, que a fines de 2009 hizo que a muchos padres de alumnos de escuelas periféricas a exigir el certificado de escolaridad para poder cobrar la asignación, con lo ocurrido en otros tiempos con las becas. “Nosotros celebramos la asignación”, continuó la ministra de Educación de la provincia, “pero hubiéramos preferido tener más tiempo para aceitar algunas cuestiones. Nosotros estamos trabajando para que el Ministerio (de Educación) sea quien informe a la Ansés; esta medida evitaría una situación de tensión”.

Consultada sobre el programa de escolarización que inició el gobierno provincial hace dos años, la ministra respondió: “Hemos tenido un alto grado de retención en zonas rurales donde había gran preocupación. Esto nos gratifica mucho, pero no tenemos datos concretos sobre zonas urbanas porque es una situación más tradicional, es muy numerosa la cantidad de escuelas y tenemos que tener cargado el sistema”.

Más adelante, Rasino se lamentó de los recortes que introdujo la Legislatura –a instancia de los senadores justicialistas– en el presupuesto 2010, motivo por el cual no se podrán crear la cantidad de cargos que el gobierno había planificado: “No tenemos prevista una gran cantidad de cargos docentes para este año. Sólo tenemos que cubrir la carencia histórica que tiene le sistema.
Cuando iniciamos la gestión creamos mil cargos y once mil horas cátedra. El año pasado creamos otras cinco mil horas cátedras.
Este año le hemos pedido más cargos a la Legislatura, pero lamentablemente no se aprobaron en el presupuesto”.

“El sistema educativo santafesino arrastra históricamente una deuda importante de cargos de maestros especiales. En relación a los maestros de grado, estamos bastante cubiertos”, concluyó.

Unos 3.500 jóvenes  se capacitarán

En la ciudad de Santa Fe se inscribieron 3.550 personas para el plan “Jóvenes con más y mejor empleo”, coordinado por el municipio santafesino e impulsado por el Ministerio de Trabajo de la Nación. La convocatoria estuvo destinada a jóvenes de entre 18 y 24 años que no poseen empleo ni completaron su educación formal, con el objetivo de incentivar mediante una ayuda económica la culminación de sus estudios, la capacitación para el trabajo y la concreción de emprendimientos laborales. A partir de esta inscripción, la Municipalidad hizo un análisis cualitativo de los 3.550 jóvenes y determinó que la mayoría no terminó sus estudios y tampoco recibieron capacitación laboral.

Comentarios