Edición Impresa, El Hincha

“Los mejores”

El entrenador dijo que el Taladro “fue el más compacto y ganó en todas las canchas”

Loco de felicidad. Julio César Falcioni revoleó el saco y se mostró eufórico tras la consagración en la Bombonera.
Loco de felicidad. Julio César Falcioni revoleó el saco y se mostró eufórico tras la consagración en la Bombonera.

Feliz por la consagración, el entrenador Julio Falcioni aseguró que Banfield “fue el mejor de todos” al referirse a la histórica conquista del conjunto bonaerense.

 “Por suerte, pudimos cristalizarlo”, sentenció el técnico, quien además obtuvo su primer título como conductor de un equipo.

Además, resaltó que Banfield “fue el más compacto, y ganó en todas las canchas. Parecía imposible ganar el campeonato pero se nos dio”.

 “Esto es fruto de un trabajo serio, no sé si es un sueño, pero se disfruta mucho”, agregó en declaraciones a la prensa tras la derrota sufrida ante Boca por 2 a 0.

El experimentado entrenador destacó también “a todos los jugadores, quienes formaron un grupo bárbaro, a los integrantes del cuerpo técnico y también a las familias de los futbolistas”.

Con respecto a la lucha que se planteó con Newell’s, sostuvo que “los dos equipos fueron muy parejos y el título estaba para cualquiera. Por suerte se nos dio a nosotros”.

 “Quiero felicitar a la gente de Newell’s, a su entrenador (Roberto Sensini) y a sus jugadores”, concluyó.

Por otra parte, el ex defensor Javier Sanguinetti, el jugador que más veces vistió la camiseta de Banfield en la historia del club, celebró ayer la conquista “justa y merecida” del equipo dirigido por Julio César Falcioni.

 “Disfruté muchísimos momentos en mi carrera, conseguimos cosas importantes pero salir campeón en primera es lo más lindo que me podía pasar”, dijo el ex zaguero, que jugó 485 partidos entre 1993 y 2008.

El ayudante de campo de Falcioni aceptó que el gol más gritado en el torneo fue el segundo convertido por Fabián Bordagaray, de San Lorenzo, que sentenció la derrota de Newell’s.

De todas formas, Sanguinetti enumeró “la solidez, la versatilidad, el sacrificio y el gol” como los principales atributos del flamante campeón argentino.

 “El equipo sumó 41 puntos, tuvo la valla menos vencida (11) y al goleador del campeonato (Silva con 14)”, argumentó.

 

EL PRESIDENTE CARLOS PORTELL

“Este logro no tiene precio”

Fue el que apostó por Julio Falcioni y estos jugadores. Preside el club desde hace varios años y ayer se mostró más que exultante. Carlos Portell, titular del Taladro, aseguró que haber conquista el torneo Apertura, primer título del club a 113 años de su fundación, “no tiene precio”.

El dirigente calificó el logro como “impresionante” y destacó la “satisfacción” por haberle tocado presidir a la institución en su hora deportiva más gloriosa.

Portell subrayó que Banfield experimentó “un cambio muy grande” desde el comienzo del nuevo milenio, al pasar “de estar en la B Nacional en una situación complicada a tener un club sólido, en primera división y campeón”.

 “Quiero dedicarle este campeonato a toda mi familia, sobre todo a mis nietos que son los que más sufren”, dijo el directivo, antes de evocar el recuerdo de su padre del que heredó su pasión por el Taladro.

 “Cuando ascendimos a primera en el 2001 miraba al cielo y me parecía ver a mi viejo. Hoy tengo una felicidad completa”, confesó.

Portell ponderó, además, la articulación de las “tres patas” en relación al “trabajo mancomunado” de la dirigencia, el cuerpo técnico y los jugadores, luego de haber logrado el campeonato.

También destacó “la cuarta pata que fue la gente y acompañó en todo momento” al conjunto que dirige Julio César Falcioni.

Finalmente, el presidente de Banfield, con incredulidad, reveló que un amigo personal le vaticinó que su club sería campeón pero con una derrota en La Bombonera, como sucedió.

 “Van a ser campeones pero van a perder los dos me dijo. Realmente no se puede creer pero lo importante ahora es

festejar hasta la hora que sea”, concluyó el pope banfileño.

Comentarios